El colegiado del encuentro Luis Mario Milla Alvéndiz decretó el fin de la primera parte entre el Girona y la UD Las Palmas. El motivo, atender a Bernardo y a Ferigra tras impactar sus cabezas en la disputa aérea por el esférico en área amarilla durante un lance del encuentro. El árbitro había decretado añadir tres a los primeros cuarenta y cinco minutos. Pero la violencia del impacto entre ambos contendientes y la magnitud de la herida del jugador canario obligó a parar el partido. Se dio por finalizada la primera parte para que fueran atendidos. El jugador amarillo recibió varios puntos en la frente. Sin embargo, reanuda su participación en el juego, con un vendaje en la cabeza.