Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viera, el gran reclamo para el renacer

El mediapunta busca su tercera vuelta tras Vitoria (2015), con gol, y en Girona (2019)

Jonathan Viera Ramos, el pasado 24 de agosto, en Barranco Seco. | | ANDRÉS CRUZ

Aferrados al divino. El esperpento se enmienda con el ‘21’. Del patinazo en el cementerio de Anduva al tercer regreso de amarillo del genio Jonathan Viera Ramos. El mediapunta de 31 años, que hoy cumple dos semanas de trabajo físico, acelera para escenificar el inicio del cuarto periplo con la UD Las Palmas ante el Ibiza -sábado, 17.15 horas, Gran Canaria y televisado por Movistar-.

Tras debutar ante el Nàstic de Tarragona en Siete Palmas (28 de agosto de 2010), sería ante el Deportivo Alavés en Mendizorroza cuando alzó el telón de su segunda etapa. Lo hizo con tablas (1-1) y un tanto capital desde el punto de penalti (83’). 28 días después del anuncio de su cesión, y con el ‘20’, el de La Feria ya comenzaba a rentabilizar su talento.

Viera firmó 21 partidos en la 2014-15 para convertirse en el rostro ascensor tras poner fin a su aventura en el Standard de Lieja. La UD pagó un millón de euros al conjunto de la máxima categoría de Bélgica en junio y en Primera se desató la versión imperial del atacante -21 tantos en la máxima categoría en tres campañas-.

De Pekín a Montilivi. El segundo regreso de ‘JV-21’ aconteció en el feudo del Girona y con derrota (1-0). A préstamo por el Beijing, corría la séptima jornada de la 2019-20 y José Mel Pérez dispuso del grancanario durante 50 minutos. Superada la lesión en la costilla, la explosión del isleño fue majestuosa: 10 goles en trece encuentros. Dejó al club en posiciones de promoción de ascenso -enero de 2020-. La UD no ha vuelto a pisar la zona noble.

Brazalete y un amistoso

La evolución del atacante, ya como jugador en propiedad de la UD -dejando atrás su percance en la rodilla-, resulta alentador. El estratega Mel se mostró conservador en sala de prensa y en la previa del duelo ante el CD Mirandés. «Veremos si juega», avanzó el madrileño. El esmero del ‘21’ es el de brindar un señor espectáculo. «Os debo una y no lo he olvidado», aseveró el activo franquicia del proyecto en el acto de presentación y en el Gran Canaria.

En estos días de aterrizaje, Maikel Mesa le hizo entrega del brazalete al Maradona de La Feria del brazalete. Viera, ya como capitán, agradeció el gesto del tinerfeño. «Fue algo que me impresionó, para mí es un honor». Junto al lagunero, otros rostros como Jesé Rodríguez o Sergio Ruiz han portado la prenda del máximo rango. Respeto y una evolución física que impresiona. Mel elogió la recuperación del exjugador del Beijing, que superó la prueba de un amistoso en Barranco Seco de 80 minutos ante el equipo Esperanza -integrado por futbolistas del filial, Regional y Juvenil-.

En Vitoria, ante el Alavés en su carta de presentación, tardó 23 minutos en batir a Manu Fernández. Por su parte, en la 2019-20, precisó de 81’ para estrenarse como realizador. Lo hizo ante el Albacete Balompié por partida doble. Vio puerta en siete de los trece pulsos de su tercera aventura. Ahora apunta a Parreño para cautivar ante el Ibiza de Carcedo.

Con el reto de coronarse con el segundo ascenso y superar los registros goleadores de Germán Dévora (118 dianas por las 53 del genio de La Feria), Viera ultima su tercer renacer. Vitoria, Girona y Siete Palmas. Tras el deshonroso bofetón del Mirandés, se avecina un terremoto. Ciclón Romario. La medicina para recuperar el delirio y olvidar la maldición.

Compartir el artículo

stats