Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bautismo de Viera con once mil aficionados

El club amarillo confía en superar los 9.840 espectadores del encuentro ante el Huesca

Jonathan Viera Ramos se refresca la cabeza, el pasado 7 de septiembre, antes del inicio del entrenamiento.

Jonathan Viera Ramos se refresca la cabeza, el pasado 7 de septiembre, antes del inicio del entrenamiento. José Carlos Guerra

Afluencia prepandémica. El efecto Viera podría citar en la jornada de hoy en el Gran Canaria ante la UD Ibiza a más de 11.000 espectadores. Desde la entidad amarilla, confían en pulverizar el último registro de 9.840 aficionados, que se marcó en la visita de la SD Huesca en la disputa de la tercera jornada de la competición y así besar un nuevo récord. El estreno del ‘21’ de titular se conforma en el gran atractivo para el sufridor ‘pío pío’. La última aparición del genio de La Feria en Siete Palmas aconteció ante el Rayo Vallecano -21 de diciembre del 2019- y asistieron un total de 13.636 seguidores. El club isleño estaba en puestos de promoción de ascenso a Primera.

Cabe reseñar que antes del estallido de la pandemia -marzo del 2020-, la media de fieles en el Gran Canaria era de 8.296 en la esa edición liguera 19-20. Ante el Málaga CF, 28 de febrero del 2020, se personaron en el recinto de Siete Palmas un total de 8.799 fieles, en el último choque profesional del ciclo prepandémico.

El Gran Canaria estuvo sin público 534 días -un año, cinco meses y 16 días- por el virus. La entrada más alta fue de 21.464 ante el CD Tenerife el 25 de enero del 2020. Ver a Jesé, Peñaranda, Pejiño, Ruiz y la sobriedad de Raúl Fernández ha cautivado en la marea amarilla, que dispone de 12.000 abonados. El tope de afluencia para el pulso de hoy es del 60 % del aforo del recinto del Gran Canaria, unos 19.200.

La afluencia registrada ante el Huesca (9.840), que sirvió para presentar a Jonathan Viera en los prolegómenos y escenificar un señor partido (2-1), superó a cinco partidos del ciclo prepandémico: el UD-Sporting (7.699), UD-Albacete (9.396), UD-Alcorcón (8.991), UD-Zaragoza (9.397) y el citado UD-Málaga (8.799), que pasaría a la historia como el punto y final con el antiguo mundo.

En el último pulso liguero, la derrota (4-2) en Anduva ante el CD Mirandés, contó con la presencia de 2.513 espectadores. Y en la otra salida amarilla -la segunda jornada em Girona-, se personaron 2.163 en Montilivi. Un bautizo y cifras que invitan al triunfo de la ‘marea amarilla’ ante el virus diabólico. El gol de la pasión.

Compartir el artículo

stats