Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ruiz retrasa su vuelta al grupo, aunque confía en llegar a Burgos

El pie del cántabro mejora en la últimas horas, pero sigue inflamado y tampoco entrena hoy. La previsión es que sume tres sesiones y viaje

Sergio Ruiz (izquierda), en una acción de ataque de la UD ante el Ibiza.

Sergio Ruiz (izquierda), en una acción de ataque de la UD ante el Ibiza.

La incorporación de Sergio Ruiz al trabajo grupal se retrasa un par de días, sin embargo, su presencia en la cita del próximo lunes (20.00 horas, Movistar LaLiga 1) en Burgos no está ni mucho menos descartada. Si no hay contratiempos, el cántabro entrenará junto al resto de sus compañeros el viernes, el sábado y el domingo, por lo que dispondría de tres sesiones antes del choque para llegar en condiciones de poder jugar, un tiempo que tanto los servicios médicos como el cuerpo técnico consideran suficiente para que, al menos, entre en la convocatoria.

La previsión de la UD y del jugador era que el centrocampista pudiera sumarse al grupo en el entrenamiento de mañana (22.30 horas) en Barranco Seco, sin embargo, y pese a que la inflamación en el pie derecho ha bajado en las últimas horas, todavía siente molestias y tanto él como los recuperadores prefieren no correr riesgos y guardar dos días más de reposo.

Como el jueves no hay entrenamiento –el día de descanso se estableció el jueves porque el partido ante el Burgos es el lunes–, Sergio Ruiz comenzará a trabajar a partir de pasado mañana, viernes, tres días antes del encuentro en El Plantío.

Cabe recordar que el de Astillero se produjo la lesión durante el partido del sábado pasado frente a la UD Ibiza en el Estadio de Gran Canaria. Curiosamente, tal y como explicó Pepe Mel al término de la contienda, fue el rival el que pegó una patada a Ruiz y no al revés, como consideró el árbitro. En un primer momento, el jugador trató de seguir en el terreno de juego, sin embargo, el dolor que sentía era demasiado fuerte.

Primera sustitución

Por ese motivo tuvo que ser sustituido por primera vez en cinco jornadas. Al mismo tiempo, el técnico madrileño perdía al que considera su extensión en el campo, motivo por el cual le eligió como uno de los capitanes del equipo para el presente curso.

Ahora el objetivo es que llegue a Burgos. Si los dolores remiten por completo, lo más probable es que continúe como titular, si bien Mel aseguró que no forzaría con ningún jugador. Pero Sergio Ruiz puede ser la excepción.

Compartir el artículo

stats