Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo banquillo del novelista / Cambios para El Plantío

Las cosas del Turu Flores: conversaciones con Dios y los bocadillos de La Garriga

El técnico y exjugador de la UD, fichado por tres millones por Tadeo como primer galáctico (1996), mantenía una estrecha relación con Maradona -Sus visitas al establecimiento de bocadillos junto al Insular se hicieron famosas -"Acudía gran parte del plantel; no me comí 200 como decían", matiza

Turu Flores conversa con Peñaranda.

Dialogar con el más allá y una pasión por las bocatas de La Garriga. El de tortilla se convirtió en el gran reclamo del galáctico de Tadeo al frente del galeón amarillo. Un fichaje que agitó el planeta. Estratega afamado en Argentina y que mantenía una estrecha relación con Diego Armando Maradona -en noviembre se cumple un año de su muerte-. Las cosas de José Óscar Turu Flores.

El nuevo segundo técnico de la UD Las Palmas, que reemplaza a Ángel López Ruano desde mañana en Barranco Seco, encadena tres años en el cuerpo técnico amarillo -desde Manolo Jiménez, pasando por Paco Herrera y ahora con José Mel Pérez-. Con la figura de asistente técnico y bajo el departamento de scouting, ahora se convierte en la sombra del novelista hasta el próximo 30 de junio con el cierre del curso liguero 2021-22. Completa el 'staff' la figura de Jerónimo Figueroa Cabrera 'Momo' -asistente-, así como David Gómez -preparador físico- y José Yepes -preparador de porteros-.

Con 81 partidos con la UD Las Palmas y 44 tantos, el Turu analizó para este medio en una entrevista su apego gastronómico con el estabalecimiento de La Garriga. "Íbamos todos, estábamos con los jugadores argentinos de aquella época como Walter Pico, Alejandro Simionato, Grande y se nos sumaban cuatro o cinco jugadores del plantel. Me acuerdo que también acudían Juan Carlos Valerón, Miguel Ángel Valerón, Socorro, Orlando... Acudíamos cuando terminábamos de entrenar en el antiguo Estadio Insular, no teníamos aún la vivienda y estábamos en un hotel. Pasábamos a comer allí algo rápido antes de descansar. Lo demás, hay mucho mito", aseguró el campeón con Vélez Sarsfield de la Intercontinental como jugador y del Torneo Inicial como segundo entrenador de Careca.

Está pendiente de agilizar su situación burocrática para poder sentarse en el banquillo de El Plantío. En 2019, el Turu confirmó que Maradona le quería para Boca pero se decantó por vestir de amarillo a finales de los noventa. Y vuelve a hablar de La Garriga: "No me comía 200 bocadillos".

Compartir el artículo

stats