Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así se frena a la UD y a Viera: 82 faltas recibidas

El once isleño es el segundo más castigado de la competición tras el Real Valladolid (87)

Jonathan Viera Ramos es frenado de forma antirreglamentaria por Nono (Ibiza), el pasado sábado, en el Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

Jonathan Viera Ramos es frenado de forma antirreglamentaria por Nono (Ibiza), el pasado sábado, en el Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

La kryptonita de la UD.82 faltas recibidas en los 450 minutos de LaLiga SmartBank. El cuadro grancanario es el segundo que más faltas ha recibido en estas primeras cinco jornadas -ver cuadro del margen derecho. Con una media de 16,4 por encuentro, solo al Real Valladolid le han cortocircuitado en más ocasiones su capacidad de triangulación y generación de quilates (87 acciones antirreglamentarias). Frenar la fantasía del cuadro de José Mel Pérez se ha convertido en una obsesión para los rivales. Hay que parar a Viera. Al precio que sea. La UD Ibiza de Juan Carlos Carcedo cometió 23 faltas el pasado sábado (1-1), cuatro de ellas sobre Jonathan Viera -tres en el tramo final del primer acto y la cuarta en el 61’-.

La contratación del ‘Messi canario’ ha cambiado la fisionomía de un equipo que abraza la posesión (con un 52 % de media y que alcanzó el 59,2% ante la formación ibicenca). Ese dominio generó hasta siete remates a portería y que solo se pudo traducir en el tanto de Alberto Moleiro al borde del minuto 70 del encuentro. Pero fue ante el CD Mirandés en el infierno de Anduva cuando los amarillos alcanzaron el techo de la posesión: 61,5%. El pulso de menos control del cuero fue en el que se sumó la única victoria ante el Huesca de Ambria: 35,9.

El ‘21’ fue derribado en cuatro ocasiones desde el minuto 26 al 66 ante el Ibiza en su debut de amarillo

decoration

En relación al dato de las faltas recibidas, la presencia de Jonathan Viera -debutó ante el Ibiza- disparó de forma clara el número de faltas recibidas: 23. El ‘21’ fue frenado en el 26’ por Javi Pérez y luego por el exjugador del CD Tenerife Nono (32’). Cuando llegó el corte de Fran Grima (36’), el colegiado García Verdura se vio obligado a mostrar la primera cartulina a un jugador del cuadro de Carcedo. Ya en el 61’, Viera cayó en la trampa de Manu Molina. Cuatro faltas y de cuatro rostros diferentes. La fórmula para congelar al genio en el inicio de su cuarto periplo.

Si la UD del novelista Mel figura en la zona alta de las formaciones más torpedeadas por las faltas rivales, cabe resaltar que marcha tercera en la relación de los bloque más agresivos. El cuadro grancanario computa 79 faltas cometidas tras cinco jornadas, solo superado por el Tenerife (87) y Cartagena (82). De cara al próximo partido ante el Burgos Club de Fútbol en El Plantío (lunes, 20.00 horas, Movistar LaLiga), la dupla Viera-Moleiro tiene muchas papeletas para jugar de titular. Un estreno por todo lo alto. Una pareja de Armani y otro síntoma del peligro del control del esférico. Sin embargo la formación burgalesa de Julián Calero, que rompe dos décadas fuera del fútbol profesional, contabiliza 55 faltas cometidas -es el tercero menos agresivo de Segunda-.

16 cartulinas amarillas

En el apartado de las amonestaciones, los pupilos de Mel han recibido 16 y ocupan el segundo lugar de los más tarjeteados junto a Girona y Valladolid. El Oviedo lidera este apartado. Pistas sobre la búsqueda del Santo Grial y el equilibrio. El segundo que más faltas recibe y el segundo con el mayor torrente de amarillas. Viera destila pánico. Se busca la primera victoria en Burgos desde 1988. La hora del genio. Pita Caparrós Hernández en el fortín burgalés.

Compartir el artículo

stats