Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burgos-UD Las Palmas (6ª jornada)

La UD colecciona otro empate y vuelve a defraudar en El Plantío

El cuadro amarillo firma la cuarta igualada del curso ante el Burgos tras un dominio insultante (0-0) sin un gramo de precisión -Viera y Jesé malogran las más claras

31

Burgos CF - UD Las Palmas LOF

El Ferrari parece un Panda. Siete puntos de 18. Una victoria de seis duelos oficiales. La UD patentó este lunes por la noche un método válido bajo el baile eterno de partituras de Mel en este inicio liguero y perdió dos puntos por su falta de pegada (0-0) ante un Burgos miedoso. De punto a punto y el orgullo sin barrer. Otra ocasión malograda. 

Domino insultante, control del partido y nula eficacia en El Plantío. Se patentó la manera pero falta autoridad en el área rival. Viera y Jesé se apiadaron del Burgos tras malograr sendos tiros a boca de gol. Lo nunca visto, galácticos de rodillas. Un escenario que se ha convertido en rutina tras lo acontecido ante el CD Mirandés (4-2), Ibiza (1-1) y ahora en la tierra del Cid Campeador (0-0). Llamen a emergencias. Avanza la UD pero faltan resultados urgentes y el sábado llega el líder Ponferradina con Dani Ojeda y Edu Espiau sedientos de venganza. Hay que abrocharse el cinturón del Binter y llamar al psicólogo. Cuesta comprender los vaivenes de esta versión de Las Palmas bipolar de día y de noche. Tras seis jornadas, baila el triunfo ante el Huesca fundamento en la furia y en el trabajo sin balón. La antítesis de la versión actual que reclama el novelista, la misma que no pudo rematar a un Burgos encorsetado en su pánico, herido en el orgullo.

Retrato de la impotencia. Dominio absolutista sin recompensa en noventa minutos para la reflexión. Un querer y no poder. El Belén de la frustración. Un tiro cruzado del ‘21’ y otro de ‘Jey M’. Los méritos acumulados en un primer acto con etiqueta de cascos azules de Manos Unidas. Así no se puede gobernar una categoría, con esa fragilidad pasmosa ante el arco del modesto. Lanzamiento a las nubes de Pejiño y otro de Álvaro Lemos que se estrella en una butaca de El Plantío como aperitivo en una contienda con un monarca.

Lanzamiento de Andy y atrapa Raúl en una respuesta tímida. Primero Pejiño, con otro lanzamiento ajustado y una mano milagrosa de Raúl Fernández (42’) a remate a bocajarro de Alegría. El guion de un duelo de partitura de gofio pero con guadaña burgalesa. Brillaba y maravillaba la UD, de una orilla a otra, con Enzo y Nuke en la medular, pero los locales parecían pirañas con sus salidas a la contra. 

Curbelo presiona a Alegría. LFP.es

Eficiente Curbelo 

Ante la falta de mordiente, resaltar el hundimiento con los cambios. Peñaranda, Pinchi -que se marchó lesionado-, Clemente y Clau Mendes -aparición residual- no terminaron por firmar el jaque mate a un rival sobre el larguero. Fue el anochecer del sinsentido.

En busca de la precisión y de la bendición del gol, un proyectil sin convicción de Peñaranda y más movimientos a la desesperada como la apuesta por Clau Mendes sobre la bocina. Atajos para para abonarse al 0-0 en un elemento evidente de retroceso. Siguen bailando las jornadas y el Ferrari no arranca. Si el clímax fue el triunfo ante el Huesca de Ambriz, con un sello táctico reconocible, el resto es una búsqueda del empate perfecto. La UD completó méritos para ganar y aplastar al cuadro del río Arlanzón. Pero no materializó lo obvio y terminó en un laberinto de desconcierto mayúsculo. En rueda de prensa, ya faltó la autocrítica incendiaria de Anduva. 

Todo comenzó con un taconazo de Viera. El arte por el arte. Moleiro cayó a banda izquierda y JV-21 se quedó como enganche con Jesé. Por detrás, músculo y dirección con Enzo y Nuke. Una combinación Jesé-Pejiño forzó la primera llegada (5’). Rugían los motores del Ferrari. Lanzamiento de Jonathan Viera, sonaron las campanas y llegaba la música celestial.

Bajo un manto de miedo, el Burgos se limitó a contener, a destruir cualquier estracto de fantasía, y ante ese intercambio inicial de roles, la UD se sintió exultante. Gobernaba la contienda, el 0-1 era cuestión de segundos, minutos...Acabó siendo el dilema de las horas. Lluvia de lanzamientos y un arquero Herrero imperturbable. En el latifundio del Cid Campeador, cuando la ocasión invitaba a festión atómico, acabó en pesadilla. Hay un Ferrari en el diván. Jesé no aniquila, Viera pierde su condición de desborde...

Otro proyectil de Viera e irrupción portentosa de Cardona. Robo Jesé y el balón de Viera termina en córner (13’). Soberbia acción de Pejiño y congela el envío Herrero (17’). Se atasca la UD en el caudal ofensivo y genial pase aéreo de Viera a Álvaro. Nuevo lanzamiento de ‘JV-21’. Sustitución en la formación del Burgos a la media hora de la contienda que invitó al desconcierto -se marchaba Ernesto y entraba el músculo de Memo-. 

Se encargó Calero de fortalecer la medular y la UD optó por el envío en largo. No terminó de explotar la sociedad Moleiro-Viera. Parecían perjudicarse. Caían los minutos, dominio amarillo y el gol qeu no terminó de aparecer. En esa espera agonizó la UD. Esperar, esperar y esperar. De matar y aplastar al rival no había noticias. La arista cándida del Ferrari fue agonizando con el caer de los minutos. No hubo manera,en el banco se quedó Sadiku, el ariete que venía a emular a Marko Livaja. 

Excelente Curbelo y disparo de Viera en el área pequeña. El pase del ‘21’ a Jesé fue de oro (42’) pero se llegó al descanso con el 0-0. La inclusión de Peñaranda no aceleró el pulso del encuentro. Escorado a la izquierda, individualista, con otro huso horario...La nada. 

Mel retiró a Viera y a Moleiro. El diabólico peaje de las rotaciones. La UD terminó por devorarse a sí misma. Engullida por la desesperación de un escudo sin rumbo. Una victoria en seis partidos oficiales. Credenciales para la permanencia cuando la meta era besar la gloria. Viera no es Viera. Y el Ferrari pierde fuelle. «Hay que estar bien en marzo», advierte el novelista. La liturgia del escudo no tolera más gatillazos. El homenaje a los damnificados por el volcán de La Palma acabó en un acto de historia. Gritos hacia ninguna parte. Había que encender la luz. No habló Viera, disertó el desastre. 

FICHA TÉCNICA:

BURGOS CF:Herrero; Navarro, Córdoba, Rubio, Matos (Álvaro, 71'); Ernesto (Mumo, 36'),  Elgezabal (Antón, 89'), Andy, Saúl Berjón; Juanma García (Riki, 88')y Alegría (Guillermo, 68'). 

UD LAS PALMAS: Raúl Fernández; Álvaro Lemos, Ferigra, Eric Curbelo, Cardona; Nuke, Enzo; Pejiño (Peñaranda, 60'), Viera (Clemente, 69'), Moleiro (Pinchi, 70'); Jesé Rodríguez (Clau Mendes, 90')

ÁRBITRO:García Andreu. Amarillas para Matos, Lemos y Peñaranda.

INCIDENCIAS: El Plantío, 5.418 espectadores. 

Compartir el artículo

stats