Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel, con el crédito intacto tras ganar un partido de seis

La cúpula de mando y la dirección deportiva defienden la labor del técnico | Ponferradina y Cartagena, en el horizonte | «Paciencia, la UD está en boxes», aseveran desde la entidad

José Mel Pérez, durante la última comparecencia en el estadio Municipal El Plantío de Burgos, tras conquistar el cuarto empate del curso en seis jornadas. | | LP/DLP

Escudo vacunado a las urgencias. La UD late al margen del ruido del entorno. En este minuto, con el novelista José Mel Pérez al fin del mundo. Cierre de filas desde la zona de mando tras desfilar por El Plantío sin ver portería. Tras seis jornadas de competición -18 puntos en litigio-, el cuadro amarillo luce siete unidades en su casillero gracias al único triunfo ante la SD Huesca (2-1) y los empates con Valladolid (1-1), Girona (0-0), Ibiza (1-1) y Burgos (0-0). Ubicados en al 13ª plaza, la sexta posición queda a tres puntos, con la zona de descenso a uno (lo marca el Zaragoza con seis, junto a Leganés, Amorebieta y AD Alcorcón con cinco).

En el horizonte, dos ‘finales’ ante el líder SD Ponferradina, con los exjugadores de la UD Yuri, Edu Espiau y Dani Ojeda, y Cartagena FC, también con la cuota de mimbres de amarillo como Rubén Castro, Simón, De la Bella y Alfredo Ortuño. Los dos en el Gran Canaria -sábado y desde las 17.15 horas y luego domingo 3 de octubre). La afición amarilla ejercerá de juez sumarísimo para calibrar la reacción de un proyecto concebido para altos vuelos. El bólido de Viera no termina de despegar. Lejos de elevarse la temperatura, desde la cúpula de mando se aferran a la trayectoria del novelista -108 duelos dirigidos en el banquillo grancanario y 393 en Segunda-, así como a la situación física de Viera. El ‘21’ encadenó cuatro meses lejos de los terrenos de juego y dejó destellos ante Ibiza y Burgos. «Aún está en pretemporada», recordó el preparador madrileño en relación al rendimiento del capitán.

Con seis goles -Pejiño (3), Jesé Rodríguez (2) y Alberto Moleiro (1)-, la UD marcha undécima en la tabla de pólvora. Es la producción tras 48 lanzamientos. El Almería comanda esta categoría de la pegada con doce tantos. En lo referente al trabajo defensivo, el cuadro amarillo ha recibido siete y es el octavo más batido de la liga.

La contratación de Jonathan Viera provocó el delirio del Gran Canaria pero junto a la reconstrucción del plantel -ocho fichajes y 22 movimientos en los despachos con la apuesta por cinco rostros del vivero-, el impacto aún no se ha traducido en el verde. En busca de «una UD reconocible», desde la dirección deportiva, comandada por Luis Helguera, confían ciegamente en el arquitecto madrileño.

Con el símil automovilístico, esta versión tímida de Las Palmas afronta jornadas determinante. Toca empezar a ganar, despertar y patentar un estilo de juego que arrase en la categoría. «Aún estamos en boxes; cuando el BMW arranque con el punto preciso de potencia será la hostia», confirman desde la zona noble.

La desaparición de Maikel Mesa de la relación de convocados, así como los errores de Mel a la hora de revitalizar al equipo -los cambios ante el Burgos no funcionaron o el episodio de Pejiño ante el Ibiza- se mantienen en la atmósfera de la UD. Hay mimbres, falta precisión y vuelan las jornadas. Y llama a la puerta el líder.

Compartir el artículo

stats