Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eric Curbelo encuentra la paz

El defensa satauteño, camino de los cien partidos, brilló por fin en El Plantío | Ha jugado en tres demarcaciones y portó el brazalete

El zaguero Eric Curbelo, con el brazalete, al término del UD-Ibiza. | | ANDRÉS CRUZ

El zaguero Eric Curbelo, con el brazalete, al término del UD-Ibiza. | | ANDRÉS CRUZ

990 días después de su debut de amarillo ante el Rayo Majadahonda en el Cerro del Espino y de la mano de Paco Herrera, el de Santa Brígida patentó una nueva sociedad de acero con Ferigra. Mel lo utilizó de central zurdo, lateral por la izquierda y lateral diestro en el naufragio ante el CD Mirandés.

El reino de la paz y las palmeras de chocolate. Eric Curbelo de la Fe (Santa Brígida, 27 años) ilustra el éxito de la insistencia. Al filo de los cien duelos con la UD Las Palmas -suma 92 tras estrenarse ante el Rayo Majadahonda de la mano de Paco Herrera el 7 de enero de 2019 en Madrid-, el zaguero multiusos de José Mel Pérez maravilló en El Plantío desde la sobriedad. La lesión de Raúl Navas -fuera de combate en las dos últimas jornada ante la UD Ibiza y el Real Burgos- patentó una nueva sociedad. Feribra-Curbelo: 180 minutos y un tanto recibido tras un desliz de Sergio Ruiz a la hora de sacar el balón desde el jardín de Raúl Fernández. Su resurrección llega sin la compañía de Álex Suárez, su sombra en el filial y en la pasada campaña en el primer equipo.

«¿Sacar a Eric? No lo reservo, lo veo en forma. Curbelo y diez más, está con este físico por las palmeras de chocolate de Santa Brígida». La ocurrencia verbal del novelista Mel escenificó una curiosa coartada. Fue un guiño al compromiso de este marcador central por la izquierda -es diestro-, central por su costado natural, así como lateral por las dos bandas. En esta campaña, ha jugado en tres demarcaciones, lució el brazalete y no ha recibido una cartulina amarilla.

La lesión de Navas le ha convertido en una pieza fundamental y luce el mejor momento de forma de amarillo

decoration

En este curso liguero, computa 333 minutos en cinco partidos y es el cuarto defensa con mayor recorrido en las seis jornadas, superado por Erick Ferigra (540’), Álvaro Lemos (495’) y Raúl Navas (360’). El sábado, desde la 17.15 horas, afronta el desafío de congelar a los Yuri, Edu Espiau y Dani Ojeda. Llega la Ponferradina, un líder implacable. En el césped de Siete Palmas, Curbelo ya superará a Navas y se convertiré en el tercer defensa con más rodaje. No ha visto una amarilla. Ferigra ya fue amonestado y Álvaro Lemos ha visto tres cartulinas en este inicio liguero.

Anticipación, lectura del juego, sesiones de vídeo...Trucos y maneras de potenciar sus habilidades. Ningún activo de la caseta del novelista atesora esta capacidad de adaptación. Cinco partidos y tres posiciones diferentes en el verde. El retrato de la supervivencia. La fe de su segundo apellido.

En caso de emergencia

El de Santa Brígida se estrenó ante el Valladolid en un instante crítico del pulso (1-1). Había que mantener el botín, Mel modificó la línea defensiva: de dos centrales a tres. Curbelo saltó por Peñaranda y se alineó con Ferigra -a la derecha- y Navas -en el centro de la muralla-. Seis minutos después del tanto de Jesé Rodríguez, la UD era zarandeada por el cuadro de Pacheta. La expulsión de Benito (91’) forzó a Curbelo a multiplicarse en el esfuerzo. Cumplió bajo el drama.

En el segundo duelo ante el Girona en Montilivi, línea de cinco defensas -tres centrales con Álvaro Lemos y Cardona por los costados-. Con la sanción al cohete de La Aldea, el jugador del filial de Lloret de Mar quedó ubicado junto a Curbelo.La UD dejó a cero al bloque de Míchel, Stuani careció de precisión y el hombre orquesta amarillo acabó de lateral zurdo.

Las Palmas acabó con una línea de cuadro defensas -Ferigra y Navas de centrales- y Cardona dejó su puesto a la verticalidad de Pejiño -que ejerció de extremo junto a Jesé, Mesa y Clemente en la metamorfosis isleño en Montilivi tras los cambios del novelista Mel-.

De Gerona a la suplencia. En el único triunfo ante la SD Huesca (2-1), el satauteño no disputó un solo minuto. El estratega madrileño de la UD recuperó a Benito por la izquierda y mantuvo la línea de cuatro zagueros. Y llegó el desastre de Anduva. El cuadro grancanario alcanzó el descanso con un bochornoso 3-1. Benito Ramírez quedó señalado por las cabalgadas de Hassan -el galo dejó dos asistencias para los tantos de Camello (8’) e Íñigo Vicente (25’)-. Mel recurrió a Cardona en el lateral zurdo y utilizó al multiusos Curbelo en el lateral derecho -por un errático Álvaro Lemos-.

La revolución funcionó y la UD se puso 3-2 gracias al soberbio tanto de Pejiño. Pero llegó el cuarto de Rodrigo Riquelme por el carril de Curbelo, que no llegó a tiempo de cubrir la marca del jugador del Atlético de Madrid. Un saque rápido del meta Raúl Lizoain generó el desajuste. El único desliz.

Ante Ibiza y Burgos, en las dos últimas contiendas, y sin Raúl Navas, la sociedad con Ferigra luce eficiencia. Curbelo también ha jugado con Cala, Mantovani, Aythami Artiles, Álex Suárez, Mauricio Lemos, De la Bella, Dani Castellano, Deivid...Es el espejo de Saúl Coco y un maratoniano. Renovó con culebrón en julio. El reloj está de su lado. Ha encontrado la paz.

Compartir el artículo

stats