Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramírez, con el técnico: «No se juega el puesto; es nuestra apuesta»

El presidente lanza un mensaje de tranquilidad y cierra filas en torno a Mel: «Necesita verse respaldado, reforzado y respetado por el entorno»

Miguel Ángel Ramírez

Miguel Ángel Ramírez La Provincia

No hay debate en cuanto al futuro más próximo de Pepe Mel en el banquillo de la UD Las Palmas. El presidente Miguel Ángel Ramírez cerró filas en torno al entrenador con una defensa total y absoluta pese a que el cuadro amarillo únicamente suma una victoria en seis jornadas, aunque sólo ha perdido un partido.

«La realidad es que nuestro entrenador Pepe Mel no se está jugando el futuro mañana –por hoy– sea cual sea el resultado. Pero no lo juega mañana ni se lo juega la próxima semana. Pepe Mel es nuestra apuesta, hemos configurado un equipo para que él pueda desarrollar el fútbol que conoce, confiamos muchísimo en él y no tengo que estar cada vez que los resultados no son acordes a las expectativas renombrando en el cargo a nuestro entrenador», sentenció el dirigente en los canales oficiales del club.

«Queremos que acabe la temporada y que nos lleve a una categoría superior si puede ser. Entendemos que tenemos equipo para estar en una zona cómoda de la tabla mirando hacia arriba y estamos todavía en ese inicio de temporada en el que las cosas se están ajustando. El míster, que también es persona, necesita tranquilidad, desde el club y desde la atmósfera. Necesita verse respaldado, reforzado y respetado por el entorno», agregó Ramírez.

Más allá de la defensa a ultranza al madrileño, el máximo mandatario amarillo reconoció que el arranque de campeonato de Las Palmas, con un balance de un triunfo –Huesca–, cuatro empates –Valladolid, Girona, Ibiza y Burgos– y una derrota –Mirandés–, ha sido peor del esperado.

«No hemos empezado como todos esperábamos, pero a nadie se le esconde que la UD Las Palmas tiene una gran plantilla. Hay que tener paciencia y tranquilidad. Todavía estamos empezando y confío en que el equipo vaya a más», dijo el presidente.

«Reconozco que el equipo no está cumpliendo las expectativas que todos habíamos puesto. Reconozco que pueda haber un poco de frustración por parte de la afición, pero por otro lado digo que es pronto y que queda mucho. Creo que se va notando una pequeña mejora», añadió en el mismo sentido. En todo caso, no hay historia en el banquillo de la UD.

Compartir el artículo

stats