Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viera-Mel: la alianza del bien

El entrenador reorganiza el equipo en torno a la figura del ‘21’, que asume el protagonismo absoluto y responde con compromiso | La victoria ante la Ponferradina, punto de inflexión

Pepe Mel, técnico de la UD Las Palmas, y Jonathan Viera, charlan mientras se dirigen al vestuario en el descanso, el sábado pasado. | | ANDRÉS CRUZ

Pepe Mel y Jonathan Viera forman el binomio perfecto de la UD Las Palmas. El entrenador ha cedido el protagonismo absoluto del juego al jugador y también ha cambiado el sistema para favorecer el desempeño del ‘21’, que, por su parte, ha devuelto la fe ciega del técnico en él con un compromiso absoluto. Es, de alguna manera, la alianza del bien amarillo, que volvió a ganar un partido tres jornadas después y mira ya más hacia arriba que hacia abajo.

El triunfo isleño frente al que entonces era líder, la SD Ponferradina, coincidió con la mejor versión del de La Feria desde que debutara por cuarta vez con la UD hace algo más de dos semanas, ante el Ibiza. Se le vio por fin con chispa, eléctrico, e incluso brindó un pase de gol extraordinario a Peñaranda gracias a su precisión milimétrica. Un detalle que augura un gran futuro.

221

Minutos

  • Jonathan Viera ha sumado cada vez más minutos desde que redebutara con la UD. Ante el Ibiza jugó 66, frente al Burgos 70 y contra la Ponfe 85. Está cerca de la plenitud física.

Viera ha demostrado una progresión aritmética en los último encuentros. Si primero estuvo discreto en su redebut, luego asumió el rol de protagonista principal en Burgos –dejó solo a Jesé ante el portero rival con un pase por encima de la defensa– y finalmente dio muestras de lo que fue en su última etapa como amarillo. A cada choque, más minutos –66, 70 y 85–, y así el genio habrá salido de la lámpara definitivamente más pronto que tarde.

En el paso al frente de la UD después del triste empate en casa frente al Ibiza (1-1) en un partido que Pepe Mel planteó con Viera más el tridente, justo en el peor momento físico del grancanario, también ha influido el técnico, que al abandonar el Estadio de Gran Canaria ese día tenía claro ya que volvería al dibujo 4-2-3-1 con el que su equipo logró dos series de cuatro victorias consecutivas en 2019, con el ‘21’ en la plantilla.

1

Pase de gol

  • En sus tres apariciones hasta el momento, el ‘21’ todavía no ha marcado, pero dio una asistencia de gol a Peñaranda con un pase en profundidad extraordinario ante el cuadro berciano.

El plan, básicamente, consiste en que la forma de jugar gire en torno a la estrella, que sabe de su protagonismo, pero trabaja como el que más. Esa cualidad es la que siempre ha halagado Mel del jugador y por la que se siente legitimado para que todo el juego se mueva alrededor de lo que él designe. La UD será más vertical o más pausada cuando Viera lo crea conveniente en cada momento de los partidos.

El socio

Pero para poder ejecutar esa idea el técnico madrileño ha tenido que prescindir de inicio de un extremo para sumar un socio más al de La Feria en el centro del campo. Quería, en definitiva, ofrecerle un nuevo Pedri, y ha encontrado en Alberto Moleiro ese mediapunta con el que asociarse e intercambiarse la posición entre el centro y la banda izquierda.

Ante el Ibiza el tinerfeño sustituyó al grancanario y fue el protagonista por marcó el gol del empate. Una semana después, en Burgos, ya con el nuevo dibujo, ambos fueron titulares y mejoraron el juego amarillo, aunque la falta de puntería en la primera parte impidió que la UD se llevara el triunfo. Y el sábado pasado explotó Las Palmas con el mejor partido de la temporada en consonancia con la mejor versión de Viera.

3

Disparos

  • A pesar de que se perdió los cuatro primeros partidos del curso, Viera es ya el cuarto que más disparos suma del equipo, con tres, por detrás de Pejiño (8), Jesé (6) y Peñaranda (5).


La especie de alianza entre el técnico y el jugador dio frutos en el pasado y a eso se agarra Mel para acercarse a los puestos altos de la clasificación. Allí, en la sexta plaza, que da acceso a participar en el playoff, dejó al equipo el Jonathan Viera antes de regresar a China en enero de 2020. Luego, el cuadro amarillo se desinfló. Por eso, ahora que el ‘21’ no se marchará, el objetivo es, tal y como admitió el madrileño el viernes pasado, «como mínimo jugar la promoción para ascender.

Han cambiado los jugadores y los rivales, pero la filosofía de la nueva UD es la misma de entonces. Una forma de hacer las cosas surgida del binomio Viera-Mel.

Compartir el artículo

stats