Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una UD difícil de tumbar

Tras nueve jornadas, Las Palmas suma una derrota, su mejor dato desde el curso 2014-2015, la del último ascenso | Sporting y Oviedo, los otros clubes con un solo partido perdido

Los futbolistas de la UD celebran el gol de Jonathan Viera en Almería en el último minuto de partido, que supuso el empate amarillo. | | LOF

“Este equipo se ha acostumbrado a perder, y ahora hay que cambiar la dinámica y tener la ambición ganadora”. Esa reflexión la dejó Pepe Mel en la primera rueda de prensa tras el final de la pretemporada 2018-2019 con la UD Las Palmas. Era su primer verano completo al frente del equipo amarillo y aquella idea de enterrar una mentalidad perdedora era casi una obsesión. Una idea que ha surgido también en otras ocasiones. De momento, a esta UD en su tercera campaña de inicio al mando, le duele y le cuesta perder.

Al término de la novena joranda, la UD Las Palmas solo ha perdido un partido, el del patinazo en un clásico en el escudo amarillo: Anduva (4-2 contra el Mirandés). Su gran lastre, según como se mire, son los empates ya que acumula cinco a estas alturas del campeonato. Pero al menos no pierde. Una lectura positiva si se tiene en cuenta partidos como el del sábado frente al líder de la competición, la UD Almería.

Acostumbrarse a la derrota siempre es algo peligroso. La UD no tenía unos números como estos en el apartado de partidos perdidos en Segunda División desde la última temporada del ascenso, con Paco Herrera al mando del banquillo. En la temporada 2014-2015, la UD solo había perdido un partido en las nueve primeras jornadas. Precisamente, justo el duelo que viene ahora: el derbi canario frente al CD Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López (2-1). La historia al final de la temporada dejó al equipo en Primera División tras ganar la promoción de ascenso al Real Zaragoza.

Desde su regreso a Segunda División tras tres temporadas en la élite, la UD no registraba un solo tropiezo en las nueve primeras jornadas. Eso indica el empaque que tiene el equipo. En la temporada 2018-2019, los amarillos habían caído ya dos veces. La campaña pasada, igual. Y la anterior, acumulaba tres derrotas.

Eso de no perder tampoco se estila demasiado. Solo los dos equipos asturianos, Real Oviedo y Real Sporting acumulan una derrota. Hasta el líder Almería lleva dos, como Ponferradina, Tenerife y Eibar, todos por encima de la UD en la tabla.

Pero este arranque de temporada de la UD Las Palmas también supone la mejor puesta en escena con Pepe Mel en el banquillo. Estos 14 puntos en base a tres victoiras, cinco empates y una derrota, son el mejor arranque con el técnico madrileño en el banquillo. Una evolución progresiva de un punto por temporada: 12 en la 2019-2020, 13 en la 2020-2021 y ahora estos 14 puntos.

El partido que se avecina el fin de semana puede suponer todo un punto de inflexión para que la UD se postule para ocupar los puestos altos de la tabla, esos que todos quieren en el club, pero de los que pocos se atreven a hablar. Todo con una cara de ser un equipo que vende cara sus derrotas. Los números le dan la razón

Compartir el artículo

stats