Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Humo, cánticos y aliento antes de la gran cita

La UD abre las puertas de Barranco Seco a Ultra Naciente para que anime al equipo

Ultra Naciente anima a la UD Las Palmas en Barranco Seco para el derbi número 66 con el CD Tenerife Ultra Naciente

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Ultra Naciente anima a la UD Las Palmas en Barranco Seco para el derbi número 66 con el CD Tenerife Pablo Fuentes

El último aliento antes del derbi. Nunca sobra. La UD Las Palmas abrió las puertas de Barranco Seco a varios miembros de la peña Ultra Naciente que se personaron al final del entrenamiento para animar a la plantilla amarilla. No es la primera vez que el grupo de aficionados más animosos acude al lugar de trabajo del equipo, pero la novedad fue que esta vez el apoyo no lo mostraron fuera de las instalaciones, sino dentro.

Los seguidores que se ubican en la grada Naciente del Estadio de Gran Canaria llegaron a Barranco Seco alrededor de la seis de la tarde –el entreno había comenzado a la cinco– y, con el consentimiento de la entidad amarilla, accedieron al recinto para alentar a los futbolistas.

Los jugadores participan del apoyo del sector más animoso de la afición en el campo Aparicio

decoration

La escena se produjo en el campo Ernesto Aparicio, desde cuyo césped el plantel amarillo observó cómo el grupo de aficionados, identificados por una pancarta, cantaron y encendieron bengalas para demostrar al equipo que no está solo de cara al duelo de máxima rivalidad de Canarias. Entre el repertorio de cánticos no faltó el himno de la UD Las Palmas.

Mientras, los Jesé, Loiodice, Vietr, Cardona y así hasta todos los miembros de la plantilla y también del cuerpo técnico aplaudían a Ultra Naciente. De alguna manera, agradecían el apoyo antes de una cita que, pese a que vale tres puntos como todas, siempre es especial por el significado que tiene para la afición.

Lejos

El aliento de ayer fue el preludio del que habrá esta tarde (17.15 horas, Movistar Vamos) en Siete Palmas, donde se espera una afluencia cercana a los 25.000 espectadores, incluidos unos 1.500 que vendrán desde Tenerife y se ubicaran en una zona entre las gradas Sur y Curva. Estarán, en todo caso, en la esquina opuesta a donde se ubica siempre Ultra Naciente, por lo que los grupos más animosos de uno y otro equipo no tendrán ningún tipo de contacto dentro del Estadio.

Cabe recordar que en los partidos anteriores la peña en cuestión ha entrado al recinto después de comenzados los encuentros en señal de protesta por la prohibición de LaLiga, fundamentada en la pandemia de coronavirus, de introducir instrumentos musicales y demás utensilios para animar al equipo.

La expectación por el gran derbi canario ha crecido con el paso de los días. El buen momento del cuadro de Pepe Mel, unido a que el choque es en sábado y por la tarde, invita a que en los alrededores de Siete Palmas y en casi toda la ciudad haya un gran ambiente, más todavía después de que el clásico de la temporada pasada, el del famoso Ortolazo –un gol en propia puerta del entonces portero del Tenerife Adrián Ortolá significó el triunfo de la UD por 1-0–, tuviera que jugarse a puerta cerrada.

Ganas

Las ganas de volver a ver un derbi las demostraron los Ultra Naciente en la previa. También lo hicieron el curso anterior, pero a distancia. Entonces, los jugadores no pudieron estar tan cerca. Un año después, ya con la pandemia en su recta final y con el acceso a los estadios nuevamente permitido en la totalidad de sus aforos, sí.

La temporada pasada, aún con restricciones por el covid, el contacto no pudo ser directo

decoration

Humo, cánticos y aliento despidieron ayer al plantel amarillo, que recibió el ánimo de una parte de los suyos. Ahora el protagonismo pasa a los jugadores, que deberán corresponder con una actuación acorde a lo que se espera de la UD en un derbi. Hay ganas de volver a vivir un Las Palmas-Tenerife sin ningún tipo de restricción y ayer ya se hizo notar. Que empiece el espectáculo.

Compartir el artículo

stats