Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jonathan Viera, mínimo tres semanas de baja; Peñaranda, más de un mes

El de La Feria, además, puede tener afectado un dedo del pie, lo que elevaría su tiempo de ausencia a cuatro semanas. Pejiño, disponible para recibir al Alcorcón

Jonathan Viera se lleva la mano a la parte de atrás del muslo derecho en el choque ante el Lugo.

Hay algo peor para la UD Las Palmas que haber perdido en Lugo (2-0): perder a su líder. Jonathan Viera está roto. Pepe Mel le pierde, como mínimo, para las próximas tres semanas, pero podría ser un mes. El diagnóstico actual del jugador a falta de la resonancia magnética que determinará el alcance exacto de su lesión es una microrrotura de fibras en el isquiotibial derecho que se produjo al cuarto de hora del partido de anteayer en el Anxo Carro. Pero la cosa no queda ahí, porque el futbolista más determinante de los amarillos podría tener afectado también un dedo del pie izquierdo.

El capitán amarillo insistió en jugar pese a tener que hacerlo infiltrado; Pepe Mel le dejó decidir

decoration

El propio técnico madrileño reveló a la conclusión del encuentro (2-0) que el de La Feria había tenido que infiltrase para poder jugar. De hecho, se retiró del calentamiento unos 15 minutos antes que el resto para pincharse y desterrar los dolores. Y ahora en la entidad amarilla existe la preocupación de que el ‘21’ pueda tener algo más que un golpe en el dedo. Temen incluso que sea una fisura, lo que elevaría su tiempo de baja mínimo hasta las cuatro semanas. En cualquier caso, estaba tocado y tal circunstancia pudo haber facilitado que se produjera después el desgarro muscular.

Tal hipótesis la dejó caer Pepe Mel durante su comparecencia en la sala de prensa del Anxo Carro. El hecho de sentir una molestia en el pie izquierdo y, en consecuencia, no poder correr con total normalidad, pudo haber provocado la lesión muscular del futbolista, quien, por otro lado, calentó menos que el resto de sus compañeros y también pudo afectarle.

Cabe destacar que fue el propio Jonathan Viera el que insistió en participar en la cita de Lugo pese a que varios miembros de la expedición le recomendaron que no lo hiciera porque las molestias en el dedo, producto de un pisotón que se llevó en el derbi frente al CD Tenerife el pasado sábado, no habían remitido. Pepe Mel, por su parte, se limitó a escuchar al capitán: si quería jugar, lo haría. Había advertido en la previa que quería que su equipo fuera reconocible y de la necesidad de mantener un once titular en lugar de hacer rotaciones integrales y así lo hizo.

Infortunio

Al final, salió mal. Al cuarto de hora de partido Viera comenzó a conducir el balón y tuvo que parar porque notó la rotura. Automáticamente se llevó la mano a la parte de atrás del muslo derecho, al isquiotibial -imagen de la derecha-, y pidió el cambio. Salió sereno, por su propio pie y se sentó en una silla de plástico junto al banquillo, casi sin hablar, meditabundo. Allí mismo los fisioterapeutas de la UD le realizaron los primeros tratamientos, y probablemente el jugador pensó en lo que le habían recomendado.

Así pues, el mago de La Feria se perderá los encuentros ante el Alcorcón, la Real Sociedad B, el Fuenlabrada, el Oviedo y el Zaragoza. Si no tiene una fisura en el dedo, regresaría contra el Málaga el fin de semana del 20-21 de noviembre; si la tiene, lo haría la semana siguiente en Leganés. Por tanto, la UD no podrá contar con su jugador franquicia un mínimo de cinco encuentros.

La lesión de Jonathan no fue la única fatalidad que atormentó a Las Palmas en Lugo, porque el choque dejó otro lesionado más grave. Se trata de Adalberto Peñaranda, que sufre una rotura de más centímetros que la de Viera en la misma zona, el isquiotibial derecho, por lo que deberá estar fuera más de un mes, probablemente unas seis semanas, según las primeras exploraciones de los galenos amarillos. 

En todo caso, el venezolano, que abandonó el terreno de juego a 15 minutos del final -el equipo se quedó con diez porque Mel ya había realizado los cinco cambios-, también será sometido a pruebas para determinar el tamaño exacto de la misma y también el periodo de recuperación. En la previa, Pepe Mel ya había advertido que no estaba para jugar mucho tiempo después de haber participado en tres partidos con Venezuela días antes, pero tuvo que tirar de él desde la primera parte por otro inconveniente con Francisco Jesús Crespo Pejiño como protagonista.

Por fortuna para el cuadro amarillo, sólo tiene una sobrecarga y está disponible para el partido de pasado mañana (20.00 horas) frente al Alcorcón en el Estadio de Gran Canaria. El barbateño, que había asumido los galones tras la retirada de Viera, tuvo que pedir el cambio en el minuto 25 por precaución ante el temor a romperse, tal y como hiciera semanas antes en el choque contra la Ponferradina. Le salió bien.

Sin el ‘21’ ni Sergio Ruiz, que volverá ya en noviembre, la UD pierde a sus dos mejores creadores

decoration

Pejiño, por tanto, no se suma a la lista de lesionados que conforman ahora Jonathan Viera, Peñaranda y Sergio Ruiz, al que todavía le quedan un par de semanas para volver a jugar. El centrocampista, al que se le detectó con un par de semanas de retraso una fisura en el pie después de un pisotón de un jugador del Ibiza, ya ha empezado a correr en solitario y todavía siente alguna molestia, pero nada fuera de lo normal. Su incorporación al grupo aún debe esperar.

El cántabro y el grancanario son los dos jugadores con mayor capacidad de liderazgo en el juego y ninguno está. Notar lo menos posible su baja es trabajo de Mel.

Saúl Coco, citado otra vez por Guinea Ecuatorial


Saúl Coco, central de la UD Las Palmas con ficha del filial, pero en dinámica del primer equipo, fue convocado nuevamente por la selección de Guinea Ecuatorial de cara a los dos próximos partidos de clasificación para el Mundial de Catar 2022. Los encuentros serán ante Túnez, el 11 de noviembre, y Mauritania, el 15. Cabe destacar que el primero de los choques es el clave para las remotas aspiraciones de la excolonia española de participar en la cita mundialista, ya que los tunecinos, a falta de dos jornadas, lideran el grupo con 10 puntos, tres más que Guinea Ecuatorial, y sólo uno pasa a la siguiente ronda. La participación de Coco con su selección es la única manera de que pueda jugar, ya que después de once jornadas de campeonato aún no se ha estrenado con la UD en el presente curso. Varias partidos, como el del miércoles pasado en Lugo, estuvo en la convocatoria, pero todavía no ha sumado un sólo minuto. La temporada pasada debutó en marzo frente al Rayo Vallecano (45’) y no volvió a participar hasta la última jornada, en Logroño (10’). | P. F.

Compartir el artículo

stats