Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel y las rotaciones: «Se hizo lo coherente, pero todo salió mal»

El técnico de la UD confirma la lesión de Peñaranda | Lo de Pejiño, en cambio, fue una retirada «por precaución» como ante la Ponferradina

Mel y las rotaciones: «Se hizo lo coherente, pero todo salió mal» | LOF

Esclavos de la fatalidad. José Mel Pérez, entrenador de Las Palmas, defendió su gestión del patrimonio deportivo en una noche negra en el estadio Anxo Carro. «Reservamos a Jesé y en relación a Moleiro, le dimos descanso. Además, Raúl Navas venía de un percance muscular. Creo que hicimos lo coherente pero todas las circunstancias que rodeaban el partido han salido mal. Son encuentros que salen así», determina.

Además, insiste que «no voy a quitarle mérito al Lugo, pero nos salió todo al revés.Esto no deja de ser un juego y cuando las cartas no te vienen favorables tienes que intentar trabajar más y más. Empezamos con el pie cambiado y fuimos a peor. No era el día idóneo para nosotros; todo salió mal. En los últimos minutos con el 2-0, estaba deseando que acabase así».

Sobre Pejiño, avanzó que fue sustituido «por precaución» mientras que Viera sufre una microrrotura. «Tenía un dolor. Un pisotón del otro día contra el Tenerife y no le dejaba trabajar a gusto. Decidió pincharse. Tiene la desgracia del desgarro muscular». El ‘21’ será examinado en las próximas horas.

«Pejiño nos dijo lo mismo que cuando la Ponferradina, que notaba que se le cargaba y tenía miedo a romperse. Le hemos quitado por precaución. De todas maneras, es un día bastante aciago, porque el que sí se ha roto es Peñaranda».

Sobre el escaso margen de reacción del equipo, manifestó que «hay que recuperar a la gente y llegar frescos para el próximo partido ante el Alcorcón. No me voy a quejar de nada más (...) A los tres minutos nos hemos metido un gol en propia [el de Ferigra], luego a los pocos minutos se nos lesiona un futbolista, luego otro, y hemos terminado con otro con los cambios ya hechos. No hay que darle más vueltas, fue así de duro».

Desecha que la política de rotaciones fuese la causa de la derrota. «Hablamos con la gente que acumulaba más minutos y así hemos decidido los cambios, se orquestó desde ese punto». Agotó los cinco cambios y acabaron con diez.

Jonathan Viera -en la foto al retirarse con la mano en la parte posterior del muslo derecho- se infiltró por un dolor que arrastraba desde el derbi del sábado y el procedimiento médico no dio resultado. El atacante sileño, aquejado con una microrrotura muscular, será examinado. |

Compartir el artículo

stats