Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Es el turno de Pinchi, Kirian, Óscar Clemente y Benito»

Mel pide la aparición de los teloneros ante las bajas | «Sería triste depender de Viera»

José Mel Pérez, durante la rueda de prensa en Barranco Seco, previa al duelo ante la AD Alcorcón. LA PROVINCIA / DLP

El novelista José Mel Pérez reclama a gritos la efectividad de los teloneros en el primer pulso sin Viera. «El fútbol es un estado de ánimo como bien dijo no se quién; hemos pasado de un subidón tremendo al bajón. Tenemos que reencontrarnos, morder, ser intensos... Es el momento de Óscar [Clemente], Pinchi, Kirian o Benito; que digan alto y claro ‘aquí estoy yo’. Que la gente vea que somos buenos sin ellos, es más, que cuando vuelva Viera, pues que le cueste entrar en el once inicial».

«Un pisotón ante el Tenerife le fracturó el dedo a ‘Jony’; pero no lo sabía ni él, ni yo, ni el médico»

decoration

El preparador madrileño repasó la capacidad de adaptarse a varias posiciones del aldeano Benito Ramírez. «Tiene la facultad de jugar de extremo diestro, lateral zurdo, lateral derecho (...) En referencia a Ale García, me gusta ubicarlo por la banda izquierda. Todos tendrán su oportunidad». Abre la puerta a un cambio de dibujo. «Un futbolista te marca la manera de hacer las cosas; ahora hay que acoplarse a lo que tenemos. Debemos jugar a otra cosa. Me acuerdo de Pinchi, Clemente, Kirian y Benito. Deben demostrar que pueden ascender con la UD y que no dependemos de un futbolista [por el ‘21’]. De ser cierto, sería muy triste».

El culebrón del dedo

Mel subraya que Jonathan viajó lastimado y se percató en el Anxo Carro de la gravedad. «Un pisotón en una jugada ante el Tenerife le fracturó el dedo meñique. Viera acabó lesionado el derbi; pero no lo sabía, ni él, ni el médico, ni yo. No tiene nada que ver con lo que sucedió Lugo (...) Existe un pisotón que le fractura el dedo meñique. Acabó, se enfrió, no le dio importancia. Se dio cuenta en Lugo de la relevancia. La única lesión [muscular] es Peñaranda. El viaje a Lugo fue tremendo [se levantaron a las 4.00]. Pero muscularmente hay una lesión; lo de Sergio es hueso y lo de Viera, de hueso».

«Ahora debemos jugar a otra cosa, debes amoldarte al tipo de jugadores que tienes»

decoration

Sobre si estaba en cuestión el trabajo de los médicos, el novelista detalló que «no soy abogado de defensor de nadie». «La labor de Diosdado Bolaños es tremenda, de madrugada está de casa en casa si es necesario. El caso de Viera es una desgracia, si entre el duelo del Tenerife y Lugo hubiese existido una semana, el martes nos percataríamos del percance. El propio chico no lo sabía...Se calzó las botas cuando empezó lo exigente [el calentamiento del Anxo Carro] y vio que no funcionaba. Si el jugador no le dice me duele, el médico no es adivino». Desecha que pase por el quirófano. «No precisa cirugía». Sobre si como entrenador y máximo responsable de la preparación del trabajo tras el derbi, se arrepentía de algo, niega la mayor. «Yo no tengo nada que ver; ni Viera sabía que tenía el dedo roto. Se le explora, entre él y el doctor...Vamos a ver, yo no sé de Medicina. Apenas sé de fútbol (...) Viera es valiente y un tío ganador, decide tirar para adelante. Se pincha y a los 12 minutos, pues no puede».

«¿Pejiño? Entrenó a la perfección...Pero lo mejor es ir a un brujo. Esto tiene mandanga»

decoration

Para Mel, ante el Tenerife tocaron el cielo y «nos quedamos sedados en Lugo». Sobre Pejiño, tiró de su humor castizo. «Nos tenemos que ir yo y él a ver a un brujo. Eso sí que tiene mandanga (...) Cada lesión es tremenda: pérdida de dinero y de potencial. Como cada pieza que pierde Madrid o Barça, te merma. Pero como de Sergio, que ya nadie se acuerda». Desecha que exista ‘Vieradependencia’. «Si dependemos de un ascenso o playoff de un jugador, es decepcionante. Toca lucir nuestro nivel».

Compartir el artículo

stats