Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘Puretisky’, eterno en la Curva

La peña Sentimiento Amarillo y la murga Los Chacho Tú homenajean a Manolo Yánez, miembro de ambas asociaciones, fallecido a los 60 años unos días antes del derbi canario

Manolo Yánez 'Puretisky', con sombrero, junto a otros miembros de Sentimiento Amarillo

«Siempre se dice que se van los mejores, los más buenos, pero con él es real al 100%. Era una persona que vivía para hacer feliz al resto». Juan García, presidente de la murga Los Chacho Tú, al que todos conocen como Upi, habla con devoción de Manolo Yánez, para ellos Puretisky. Hace un mes que su vida se apagó a los 60 años, víctima de una grave enfermedad que le atosigó durante sus últimos meses.Un hecho que no impidió que hiciera lo que hacía siempre cuando jugaba la UD Las Palmas: izar la bandera azul y amarilla en la azotea de su casa en Schamann. Era su ritual.

Puretisky, un apodo que le cayó por ser uno de los más veteranos de la murga, era un fijo en la Grada Curva del Estadio de Gran Canaria junto a sus compañeros de la peña Sentimiento Amarillo.De esa hermandad entre ambas asociaciones nació una idea: homenajear a Manolo Yánez Puretisky con una canción compuesta por sus compañeros murgueros que se cantera desde el sector donde daba voces por la UDLas Palmas. Un gesto que ha volado entre perfiles de las redes sociales.

«Muchos de los miembros de Los Chacho Tú también somos aficionados de la UD Las Palmas y estamos en Sentimiento Amarillo», explica Mamé Ramírez, presidente de la peña. «Como somos una hermandad, la murga lo propuso y se hizo. Nos dejó unos días antes del derbi y con esto queríamos recordarle para siempre», prosigue Ramírez.

Los Chacho Tú se pusieron manos a la obra. Solicitaron los permisos a la UD Las Palmas y al Cabildo de Gran Canaria, propietario de la instalación, para dejar ese testimonio eterno en honor a Puretisky. «Se portaron a la perfección, accedieron sin problemas y nos abrieron el campo. Tuvieron un gran gesto», relata Juan Upi . Dicho y hecho.

«Durante los últimos años hemos tenido la desgracia de que hemos perdido ya a varios compañeros de la murga a los que siempre recordamos con una canción. Ahora con él quisimos unir esas dos grandes pasiones que tenía», recalca Upi sobre Puretisky.

Y es que Manolo Yánez era una de esas personas que «gusta tener cerca». «Era humilde, trabajador, divertido, generoso... Intentaba llegar a cosas que hasta se le escapaban, que no estaban en su mano, pero siempre lo intentaba. Se prestaba a todo con devoción», apunta Upi. Y es que Puretisky estaba siempre: «en las buenas y en las malas». «En la murga era todo: padre, amigo y hasta psicólogo», recuerda. Porque Manolo Yánez compartió escenario con su hijo Víctor dentro de Los Chacho Tú.

El 47 está reservado

El día del derbi canario contra el Tenerife, su peña también tuvo un recuerdo con él: camiseta especial y minuto de silencio para recordar el ánimo que Puretisky dejaba en la Grada Curva, donde su recuerdo entre sus amigos sigue más que vivo. «Era socio desde el primer día y respetaremos su número 47 del carné. Ese no se lo vamos a dar a nadie. Será para él para siempre», apunta Mamé Ramírez. Como su estampa vestido de payaso en la murga, su bandera izada en una azotea de Schamann o su apoyo incondicional a la UD Las Palmas.

Compartir el artículo

stats