Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La depresión aleja a Sergio Ruiz del fútbol

El centrocampista atraviesa un proceso depresivo desde hace meses y se marcha a Cantabria para recuperarse tras despedirse de la familia amarilla. Termina contrato a final de año y no volverá a jugar con la UD

Sergio Ruiz, en acción durante el partido del Huesca esta temporada.

Sergio Ruiz se toma un respiro. El cántabro, que cumplirá 27 años en diciembre, atraviesa desde hace meses un proceso depresivo que le impide desarrollar su vida con normalidad. También la profesional, por lo que no jugará más con la UD Las Palmas. De hecho, el centrocampista se despidió este jueves por la mañana de los compañeros, del cuerpo técnico y de la directiva en Barranco Seco antes de poner rumbo a Cantabria, su región natal, para continuar con su proceso de recuperación.

"Sergio Ruiz sigue el tratamiento recomendado por los especialistas que han diagnosticado su estado psicológico, y la UD Las Palmas valora el esfuerzo que ha hecho por reintegrarse en el trabajo con el grupo, además de trasladarle todo el cariño, comprensión y apoyo de la entidad amarilla, a la que tan buen servicio presta", comunica la entidad amarilla.

El de Astillero, que termina su contrato de cesión con la UD el próximo 31 de diciembre, cuando debería incorporarse a las filas del Charlotte FC de Estados Unidos, trató de sumarse al resto de sus compañeros varias veces, sin embargo, los intentos no dieron resultado. Sin ir más lejos, el martes pasado participó con total normalidad en el entrenamiento, pero el miércoles ya no lo hizo porque no se encontraba en condiciones.

Antes, el mediocentro llegó a participar, de mutuo acuerdo con Pepe Mel, en los últimos 10 minutos del partido que la UD Las Palmas ganó al FC Fuenlabrada (2-1) el miércoles de la semana pasada. El objetivo era testar la respuesta del jugador después de casi dos meses sin jugar, pero los resultados no fueron los esperados. La prueba, en definitiva, salió mal. Dos días después, el técnico amarillo, por orden del club, tapó la ausencia del cántabro en la convocatoria de Oviedo alegando que sufría "un proceso vírico" que nunca existió.

El miércoles, un informe psicológico encargado por la entidad confirmó este jueves lo que todos en el seno de la UD Las Palmas ya intuían, que Sergio Ruiz sufre un proceso depresivo desde hace tiempo y que debe recuperarse antes de seguir con su actividad normal. Lo hará rodeado de los suyos en Astillero.

Aunque el comunicado de la UD Las Palmas señala que su "reincorporación es indefinida", lo cierto es que el centrocampista no volverá a jugar con el cuadro amarillo. Quedaban seis partidos (Zaragoza, Málaga, Leganés, Sporting, Amorebieta y Eibar) antes de la finalización de su contrato, pero ya no estará en ninguno. Se despide de Las Palmas con seis participaciones este curso, las cinco primeras como titular. En el partido frente al Ibiza sufrió una fractura en el pie que le apartó de los campos durante casi dos meses. Ya recuperado del percance, la depresión es la que le aleja ahora del fútbol.

Incorporado a las filas de la UD Las Palmas en el verano de 2020 de la mano del director deportivo Luis Helguera por una temporada y media, siempre fue indiscutible para Pepe Mel, quien le eligió incluso como uno de los capitanes para el presente curso. En la campaña de su estreno participó en 37 de los 42 partidos, en los que marcó cinco goles y dio otros seis. Más allá de sus buenos números, fue el mejor jugador de Las Palmas.

Compartir el artículo

stats