Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LaLiga SmartBank. Jornada 17

Málaga CF - UD Las Palmas: Orgullo en la crueldad (2-1)

La UD, mejor que el Málaga antes y después de la injusta expulsión de Loiodice (51’), cae con un gol en el 86’ por otro despiste. Con uno menos, Benito logra la igualada v Las Palmas vuelve a perdonar

27

Partido Málaga CF - UD Las Palmas

El fútbol fue cruel con la UD en La Rosaleda. Las Palmas hizo más méritos suficientes como para al menos no perder (2-1) frente al Málaga CF. Incluso, fue mejor, antes y después de verse por debajo en el marcador en la primera aproximación del rival y de jugar con uno menos desde el 51' por una expulsión injusta de Loiodice, que no hizo nada para recibir la segunda amarilla. Con todo en contra, en un alarde de juego y de orgullo, el equipo de Pepe Mel logró empatar el duelo gracias a un gol de Benito lleno de picardía, pero Sekou Gassama surgiría por lo cielos de Martiricos, casi sin oposición, para rematar a una UD ya muy reventada a muy poco de llegar a la meta.

De nada sirvió al cuadro de Pepe Mel, una semana más, tener más el balón que el rival y crear más ocasiones de gol. Todo eso lo hizo bien porque sabe como hacerlo y, sobre todo, cree en esa manera para alcanzar el éxito, pero como lo único que cuenta son los goles, como manda uno de los viejos tópicos del balompié, los amarillos se fueron de vacío y sumaron su segunda derrota consecutiva por primera vez en la temporada. No hay drama, porque la renta conseguido anteriormente le permite estar arriba y no hay dudas en cuanto a la idea, pero sí debiera solucionar cuanto antes su falta de puntería y su endeblez en algunos momentos decidivos.

De nada sirvió al cuadro de Pepe Mel, una semana más, tener más el balón que el rival y crear más ocasiones de gol

decoration

Lemos y Curbelo fueron las únicas novedades en el equipo titular de Pepe Mel, que prefirió guardarse a Moleiro en el banquillo en busca de una reacción si fuera necesaria, como así fue. El guion del partido transcurrió como estaba previsto: la UD gobernó la posesión de balón y el Málaga esperó para salir a la contra. El plan habría salido bien a Las Palmas de no haber sido porque no marcó. En cambio, perdonó tres ocasiones de gol claras en la primera parte y lo pagó muy caro, porque el rival, en la primera oportunidad que tuvo, no falló.

Con Enzo Liodice y Jonathan Viera supremos en el centro del campo, el cuadro islaño bailó al conjunto de José Alberto López casi desde el principio. Movió la pelota de un lado para otro con eficiencia, porque el abuso lo concretó en ocasiones, pero la falta de eficacia volvió a lastrarle. Las jugadas de peligro, sin embargo, tardaron en llegar, porque primero había que adaptarse al césped mojado por la lluvia fina constante que cayó sobre La Rosaleda. En 20 minutos, un tiro del mediocentro francés con la derecha desde la frontal y otro de Escassi de falta directa, fueron las únicas aproximaciones a las porterías.

Pero a partir de ahí el mando de Jonathan Viera se hizo mayor y la UD comenzó a amenazar de verdad. Como en el 21', cuando una acción de billar en la que participaron varios jugadores acabó con un tiró de Clemente al palo. El protagonista principal de la jugada fue Cardona, muy bien una vez más. Primero hizo una pared con Viera, luego con Kirian y finalmente devolvió la pelota al tinerfeño para que este abriera a Óscar, que con todo a favor para marcar, perdió unas milésimas de segundo en el control y acabó por tirar algo forzado al poste izquierdo de Dani.

Antes de la media hora sería el propio Jonathan Viera el que desperdiciara una ocasión todavía más clara después de quedarse solo frente al guardameta producto de una acción que él mismo fabricó, aunque tuvo que contar con la ayuda de Fabio, que le devolvió la pelota de manera exquisita. Pero el '21' disparó con el interior y facilitó a Dani la parada. Más bien, el paradón (27'). Dos ocasiones en seis minutos falladas y con los fantasmas del Zaragoza al acecho.

Aparecieron, porque en su primera llegada con peligro, el Málaga marcó el primero. Víctor Gómez, el lateral derecho, encontró por el centro a Brandón, que entró como una bala en el área ante la oposición blanda de Loiodice, que ya tenía una tarjeta amarilla, y cruzó la pelota para que pasara por delante de las narices de Raúl Fernández y llegara a Antoñín, que sólo tuvo que empujarla hacia dentro de la portería (30'). 1-0 y bofetada inmerecida.

No cayó la UD en el desánimo, porque este equipo no es el de años atrás y tiene una base lo suficientemente sólida como para no desmoronarse. Lejos de ello, se fue hacia arriba, sin miedo, con seguridad

decoration

No cayó la UD en el desánimo, porque este equipo no es el de años atrás y tiene una base lo suficientemente sólida como para no desmoronarse. Lejos de ello, se fue hacia arriba, sin miedo, con seguridad. Kirian probó suerte con otro tiro desde lejos que iba bien pero acabó en córner y acto seguido comenzaron los primeros minutos de protagonismo de Jesé. En el 40', cayó a la banda izquierda, buscó el disparó con la derecha y lo encontró, pero ejecutó mal, y segundos después, volvió a intentarlo, con la diferencia que en esta ocasión el chut fue entre palos, a las manos de Dani.

Pero la más clara fue justo después, cuando Jonathan Viera se asoció hasta con cuatro compañeros distintos hasta que brindó un pase genial al espacio para que el delantero se la jugara con el portero. El desenlace, el mismo de antes: sin gol, porque el chut se fue cruzado por poco. Aún habría otra acción de genio del de La Feria antes de llegar al intermedio: brindó un pase excepcional a Lemos, que se escoró demasiado y al final tuvo que ejecutar un centro-chut que desvió Dani.

Parecía increíble que Las Palmas se fuera al vestuario por debajo en el marcador. Debía afrontar una segunda parte ante un equipo sólido cuando está en ventaja y, además, con un jugador menos, porque el navarro Prieto Iglesias decidió inventarse a las primeras de cambio la segunda amarilla de Loiodice, que trató sin éxito, presa de la desesperación, de explicarle que no había tocado al rival. De nada le valió, porque ni siquiera el VAR está autorizado a entrar en las tarjetas amarillas. Un despropósito. Antes, todavía con once, Viera había recogido un regalo en forma de pase de Ramón, pero su tiro desde la frontal acabó en otra parada de Dani.

El nuevo panorama tampoco cambió a la UD, sino todo lo contrario, la hizo más fuerte, y se notó porque bailó al cuadro malacitano de la misma manera, a base de fútbol, de toques, de desmarques, de tiros y, ahora también, de mucho orgullo. Del Málaga no se supo absolutamente nada, porque decidió guardar la ropa y defender el 1-0 aun con un futbolista más.

El segundo tanto local coincidió con los minutos de más cansancio de Las Palmas, que se había desgastado en busca de la igualada

decoration

Un lanzamiento de falta de Jonathan Viera (61') y otro de Jesé después de abrirse hueco en la frontal (69') precedieron a la aparición de la justicia poética: el gol del empate de Benito, que llegó de la manera más imprevista, tras una cesión de Peybernes con el pecho a su portero que el de La Aldea intuyó para anticiparse y fusilar a Dani en su cara (77'). La UD, ya con Moleiro en el campo desde hacía un rato, acababa de empatar con todo en contra, al mismo tiempo que el Málaga se dio cuenta de que había hecho el gamba durante demasiado tiempo.

Recordó el cuadro de José Alberto López que también sabe ir hacia arriba, y su audacia tuvo un premio mucho mayor que el de la UD: el de la victoria de Sekou Gassama, que acaba de entrar al terreno de juego, gracias a un remate poderoso de cabeza a la salida de un córner. Imposible de defender para cualquiera que no fuera Raúl Navas, por altura, y de parar. Nadie se hizo cargo del hispano-senegalés. Coincidió con los minutos de más cansancio de Las Palmas, que se había desgastado en busca de la igualada.

Ficha técnica

(2) Málaga CF: Dani; Víctor Gómez, Juande, Peybernes, Javi Jiménez; Paulino (Sekou Gassama, 83'), Ramón (Ismael Gutiérrez, 72'), Escassi, Antoñín (Jozabed, 59'); Brandon y Roberto (Kevin, 72').

(1) UD Las Palmas: Raúl Fernández; Lemos, Raúl Navas, Curbelo, Cardona; Fabio, Loiodice; Clemente (Banito, 46'), Jonathan Viera (Rafa Mujica, 92'), Kirian (Moleiro, 66'); y Jesé (Sadiku, 92').

Goles: 1-0.- (30'): Antoñín; 1-1.- (77): Benito; 2-1.- (86'): Sekou Gassama

Árbitro: Prieto Iglesias (C. Navarro). Expulsó a Loiodice, mediocentro de la UD, por doble amarilla (52'). Además, amonestó a los locales Escassi y Antoñín, y al visitante Fabio.

Incidencias: partido correspondiente a la decimoséptima jornada de LaLiga SmartBank, disputado en el Estadio La Rosaleda de Málaga ante unos 20.000 espectadores.

Compartir el artículo

stats