Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cuestión de puntería

La UD, 58 remates en las tres últimas jornadas, luce un pírrico 11,36 % de efectividad ante la meta rival | Además, recibió seis tantos en el citado tramo y es el segundo más batido

José Mel Pérez, el pasado 11 de septiembre, en el Gran Canaria, da instrucciones a sus pupilos durante el UD-Ibiza. Andrés Cruz

El constipado de la UD.270 minutos minutos, cero victorias, un punto de nueve y la búsqueda obsesiva del gen depredador. El cuadro isleño de José Mel Pérez encadena 52 días en la zona de privilegio. Desde que golease al Cartagena FC en el Gran Canaria (4-1) -3 de octubre- no abandona la tierra prometida. Sin embargo, la igualada en el Carlos Tartiere (1-1) y los dos últimos deslices ante Real Zaragoza (2-3) y Málaga CF en La Rosaleda (2-1) han oscurecido el ambiente. La sonrojante expulsión que sufrió Enzo Loiodice generó la versión más victoriana que se recuerde en las últimas fechas. Un fútbol total que se quedó sin botín ante el cabezazo de Gassama. El más grande (190 centímetros) estaba libre de marca. Las consignas de la banda no llegaron a Navas.

Sexta clasificada y ante la peligrosa visita al Municipal de Butarque -domingo, 13.00 horas y televisado por Movistar LaLiga-, un cuarto tropiezo arrancaría el alma amarilla del ático de plata. El mal de la UD obedece a una cuestión de puntería. Un sello de calado ofensivo, que se ha topado con la ‘maldición del constipado’. Sobredosis de paracetamol y ‘Melina’. El técnico de la UD reclamó más concentración a los no habituales. El novelista lo tiene claro. No se modificará el rumbo. Los parámetros invitan al optimismo: 58 remates en las últimas tres contiendas.

Los amarillos tiraron 16 veces al arco del Málaga y 19 al Zaragoza para irse de vacío

decoration

Otra cuestión es el grado de precisión. En el Tartiere, trece remates y un 12,5% de precisión. Llegó el Zaragoza de Juan Ignacio Martínez: 13,3% de precisión tras 19 misiles a Cristian Fernández. Y en La Rosaleda, 16 proyectiles para sumar únicamente el tanto de Benito Ramírez y que llegó tras un error garrafal del central Mathieu Peybernes. Un 8,3% de efectividad ante el arco de Martín. Los tiros de Jesé, Álvaro Lemos, Óscar Clemente -al palo- o Viera no bastaron para desestabilizar el pulso.

Tarde genial ante el Huesca

Guarismos inapropiados.En la primera fecha liguera, la UD arrancó un punto ante el Real Valladolid de Roque Mesa (1-1) gracias a un tanto de Jesé Rodríguez. Un 20% de efectividad. El bloque de Mel completó doce remates y lució un nuevo asedio. En la segunda fecha liguera, en Montilivi (0-0), regresó la impronta sin pegada. Cuatro tiros, ninguno a puerta (0%).

El UD-Huesca (2-1), con Jesé, Pejiño y Peñaranda desatados, es la obra culmen de la precisión: 20%. Diez remates, dos a puerta y dos goles. Y eso que el de Jey-M fue de penalti. En el recital ante el Cartagena (4-1), llegó otro escándalo de rigor. Trece lanzamientos y un 33% de grado de efectividad. El más elevado de toda la campaña.

Defender con el esférico

A pesar del constipado amarillo -el punto en 270’-, las cifras ofensivas de la UD siguen siendo reseñables: es el segundo máximo realizador (25) y es el cuarto en disparos (173). Solo es batida por la aristocracia de Segunda. El líder Almería -33 tantos, 177 disparos- y Eibar -24, 182- laten en otra dimesión. El reino de pólvora.

La imagen que retrata la falta de acierto fue la rabia de Kirian Rodríguez, el representante de la segunda fila, cuando estrelló el esférico en los dos postes de la portería de la Naciente ante el Zaragoza. Primero se fue al palo derecho y luego al izquierdo, ante el baile del guardameta Cristian Álvarez.

Solo Amorebieta y Sporting, que han recibido siete dianas, encajan más que los amarillos

decoration

Más allá de la lista de ausencias -Sergio Ruiz, Pejiño, Peñaranda y Nuke Mfulu-, la UD defiende ahora desde la posesión. Al disponer del Messi canario, hay que gobernar y padecer desde el control. Jonathan Viera marca las pautas de un proyecto atractivo, que atraviesa un tramo de tinieblas. El bloque del novelista lidera la posesión (56%) en LaLiga SmartBank. El matrimonio con la pelota sin efectividad, de poco vale. El Málaga es el emperador del pragmatismo, luce el puesto 17º en la relación del dominio del cuero y solo computa un punto menos que la UD.

El cuadro de Mel encadena 52 días en la zona de ‘playoff’ y es el segundo máximo realizador

decoration

La amenaza del CD Leganés establece un dato curioso en relación a las porterías. Si Raúl Fernández ha sido batido en las cuatro últimas jornadas -ante Fuenlabrada (2-1), Oviedo (1-1), Zaragoza (2-3) y Málaga (2-1)-, en el caso del meta pepinero Asier Riesgo, llega en un momento exultante. Encadena 270 minutos sin ser batido.

Además, cabe sumar los últimos minutos 78 del empate ante el Cartagena (1-1). Desde el tanto de Alfredo Ortuño (12’), aquel 2 de noviembre, no recibe una puñalada en su corazón.SD Huesca, Oviedo y Zaragoza se estrellaron contra sus guantes de acero. En el caso del cuadro maño resulta meritorio. El ‘Lega’ de Nafti -que relevó al destituido Garitano- acabó con la racha de 83 días invicto de la formación de Juan Ignacio Martínez. No besaban la lona desde el 30 de agosto ante el Cartagena.

La otra orilla

Del exultante Leganés de Mehdi Nafti a una UD ‘blandita’ en la retaguardia desde el 6 de noviembre. Seis goles recibidos en las últimas tres jornadas. El dato deja al bloque de Mel como el tercero más batido desde la 15ª fecha liguera tras Amorebieta (7) y Sporting de Gijón (7). Cabe reseñar que en las anteriores catorce jornadas, Las Palmas encajó catorce tantos -uno por duelo- y ahora la media es de dos dianas cada 90 minutos.

El conjunto solo ha sido capaz de dejar la portería a cero en cuatro jornadas -ante Girona (0-0), Burgos (0-0), Alcorcón (3-0) y Real Sociedad B (0-1)-. Precisión y rigor. Pegada y determinación. La UD se mira al espejo en Butarque, un feudo en el no gana desde 2005 cuando lo hizo en la extinta Segunda B de la mano de Carlos Sánchez Aguiar. El regreso de Benito Ramírez al once conforma la principal novedad para revertir la situación. Un wasap a la furia.

Además, Moleiro pide paso. Es el amuleto -el tinerfeño solo perdió en La Rosaleda al no participar ante Mirandés, Lugo y Zaragoza-. Cuatro citas para echar el cierre a la primera vuelta y la sinfonía del novelista luce un déficit de puntería. La bendita inspiración. La del depredador Jonathan Viera.

El constipado en el ataque y la zaga

58 remates: 4 goles

11,3 % de efectividad

En los últimos 270 minutos de competición liguera -ante Oviedo, Zaragoza y Málaga-, el club amarillo ha completado 48 remates para firmar cuatro tantos. Solo un 11,36 % de efectividad. Los goles de Kirian, Viera de golpe franco -el acta se lo atribuyó a Raúl Navas- y Benito (2) llegaron tras un vendaval de acometidas. 48 remates, un punto.

Seis tantos encajados

El tercero más batido

En la citada franja de las tres últimas fechas ligueras, el cuadro amarillo ha recibido seis dianas. Una media de dos partido. Es el tercero más batido desde la 15ª fecha liguera, solo superado por los nefastos guarismos del Amorebieta (7) y Sporting (7).

46 faltas cometidas

15,3 por partido

De registro técnico y plástico, la UD es el cuadro con más posesión de la categoría (56%) y el que más faltas recibe (292). Es el enemigo a batir. Es el séptimo en la tabla de la agresividad (251), pero en las tres últimas fechas ligueras ha cometido 46 infracciones. Lo que deja una media de 15,3. Además, sufrió la polémica roja a Enzo Loiodice.

Compartir el artículo

stats