Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nafti da con la tecla en el Leganés

El técnico francés suma ocho puntos de 12 tras su llegada, pero sin ganar en casa

Mehdi Nafti, entrenador del CD Leganés, durante un entrenamiento. | | CD LEGANÉS

Mehdi Nafti tiene mano. Su última demostración está en Leganés. El técnico francés, nacido en Toulouse hace 42 años, cogió a un equipo hundido, sin un rumbo claro y con síntomas de decadencia para darle cuerpo en apenas cuatro jornadas.

Desde que Nafti llegó al banquillo del equipo madrileño, el Leganés suma ocho puntos gracias a dos victorias y un par de empates. Un botín de 8 puntos de 12 en juego que han conseguido sacar al equipo de las zonas rojas de la clasificación: tomó las riendas del equipo en el puesto 20 y ahora es decimoctavo, sin colchón con el descenso, pero con muestras de que es un equipo que está para algo más que pelear por salir de esas posiciones.

Nafti ha conseguido dos victorias y dos empates como ‘pepinero’. Los dos triunfos, por la vía difícil: lejos de Butarque. Justo ahora llega la UD Las Palmas (domingo, 13.00 horas), metida en una crisis más de resultados que de juego, con un solo punto de los últimos nueve por los que ha batallado.

Noviembre invicto

El Leganés de Nafti ha tenido un primer mes de altura. Empató con el Cartagena (1-1), venció en Huesca (0-2), igualó con el Oviedo (1-1) y acabó con el Real Zaragoza (0-2), penúltimo verdugo de la UD y que acumulaba 13 jornadas sin conocer la derrota. Lo que se desprende también de estos números es desde dónde está construyendo Nafti a su Leganés: solo dos goles recibidos en estos cuatro partidos. Conceder no es una opción para el equipo madrileño. Nafti, que llegó a Butarque para reconducir la situación que había dejado Asier Garitano tras su segunda etapa en el club, se ha caracterizado por otorgar vigor y equilibrio a los suyos desde atrás. Orden antes que desmadre. En el CD Lugo lo consiguió la temporada pasada, antes de ser destituido en febrero, en una rescisión de contrato que sorprendió en el Anxo Carro. Con los gallegos sumó 33 puntos de 66 en disputa, 27 goles a favor y 26 en contra, con un balance de ocho victorias, nueve empates y siete derrotas (LaLiga SmartBank y Copa del Rey). Esos números le valían para que el Lugo estuviera decimotercero en la tabla, seis puntos por encima del descenso.

Tumbó a la UD en Copa

Internacional con Túnez y mundialista en 2006, el exfutbolista del Racing de Santander también sufrió una destitución convulsa en su último destino antes de besar un banquillo de Segunda División. El Badajoz se cargó al entrenador francotunecino cuando estaba en la promoción de ascenso a LaLiga SmartBank.

Además de eso, su trayectoria en la Copa del Rey había sido sobresaliente. Su equipo acabó con la UD Las Palmas en el Nuevo Vivero de Badajoz en enero de 2020 por 2-1 con goles de Álex Corredera, hoy en el CD Tenerife, y Chris Ramos, hoy en el Lugo. Mal recuerdo para los amarillos, ya con Pepe Mel en el banquillo en su primera temporada completa al frente de Las Palmas. Después se cargó al Eibar, de Primera División, y sucumbió frente al Granada, que solo pudo ganarle en la prórroga.

Una buena muestra de lo que es capaz de hacer Nafti, que vive su quinta experiencia en los banquillos tras pasar por Marbella, Mérida y los citados Badajoz, Lugo y Leganés.

Compartir el artículo

stats