Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Todo salió mal, pero no es un dramón»

Mel defiende su apuesta por Coco y tira de las bajas | «Aprender y pasar página», dijo

José Mel Pérez, ayer, durante el inicio del pulso ante el Leganés en Butarque. | | LOF

Retrato del desastre. José Mel Pérez, técnico de la UD, reconoció el pésimo nivel defensivo pero matizó que «no es un dramón». «No ha salido nada bien, pero hay que seguir en la lucha. Ahora la consigna es ganar al Sporting. Fue una buena lección para todos y debemos tomar nota; ser justos y sinceros con este equipo. Teníamos muchas bajas, pero esto nos puede volver a pasar. Ahora es el momento del Leganés, está en racha, y nos ha faltado acierto en todo momento», determinó.

Cuestionado por si lo tildaba de desastre, el entrenador amarillo explicó que «hemos estado muy desafortunados en todo momento». «Nos ha costado mucho desde el principio. La primera mitad fue muy espesa, lo hemos hecho mal, no salió nada bien. Esto es muy largo y tenemos que pensar en el siguiente. En una Liga tan extensa vas a tener partidos de esta índole y te puede volver a pasar», dijo.

En relación a Coco, no quiso personalizar tras recibir el mayor bofetón del curso liguero. De igual manera, ante la referencia sobre nombres propios como Mesa o Sadiku, valoró que «ahora es fácil acordarse de los que no juegan».

«¿Sadiku y Maikel? Lo fácil es acordarse ahora de los que no juegan», valoró el técnico amarillo

decoration

«Un entrenador es el primer interesado en ganar con su equipo y con todo su arsenal. Toma las decisiones pero no para darse un tiro en el pie. Todas las decisiones son forjadas desde el bien común. Yo también podría acordarme de los que no están como y si quiero empiezo con la relación: Pejiño, Mfulu, Peñaranda, Ruiz, Curbelo...Pero esto es lo que hay. Toca aprender y pasar página. Lo hemos visto claro; no hemos estado muy finos. Faltó consistante pero hemos trabajado duro para dar con las soluciones. Seguimos en la parte alta, y no está dicha la última palabra. Debemos seguir creciendo con nuestra idea, queda mucho y hemos sido capaces de levantarnos. Habrá que hacerlo otra vez, pero repito: esto no es un dramón».

El estratega madrileño reconoció que sí le preocupan las formas. «Más allá de que sea una derrota como la de Málaga, las formas sí que importan. Ante el Zaragoza y en La Rosaleda pensamos que habíamos hecho las cosas bien, que podríamos haber ganado los puntos. Ayer no, porque hemos encajado goles, estuvimos mal en ataque y en defensa, hemos transitado mal, perdíamos los balones divididos, se hizo todo complicado y jamás contamos con opciones reales de alcanzar opciones. Es una buena lección para todos. Una gran cura de humildad, pero insisto que lo dimos todo para ganar».

Dinamita cualquier urgencia. «La experiencia me dice que el que mantenga la serenidad te hace ganar puntos. Hace un mes estábamos cuartos y ahora somos sextos. No hay un dramón, hay que mejorar muchas parcelas porque la forma de perder no nos ha gustado. Con el Betis perdí cinco partidos seguidos pero ascendí». Sobre Moleiro, dijo que será titular «muchas veces en esta Liga».

Compartir el artículo

stats