Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desquite al noviembre negro: ganar al Sporting

Tras sumar un punto de 12, la UD recupera a Curbelo, Loiodice y Pejiño para recibir a un rival inmerso en una dinámica peor: seis derrotas y dos empates | Reina una calma tensa

Varios jugadores de la UD Las Palmas se muestran cabizbajos a la finalización del partido frente al Leganés, con el que perdieron por 4-1 el domingo pasado en Butarque. | | LOF

El noviembre negro no cambia el paso, pero no hay cabida para otra caída. Hay una manera de que la UD Las Palmas deje atrás su horrible racha de resultados y las dudas que ya hay sembradas alrededor del proyecto ganador: vencer el próximo domingo (19.30 horas) al Sporting de Gijón en el Gran Canaria. Lo que en principio parece una obviedad adquiere una relevancia mayor si se tiene en cuenta que una nueva derrota, o incluso un empate, comenzaría a poner en cuestión la credibilidad de un equipo que, transcurridas 18 jornadas, aspira al ascenso.

Nadie quiso reconocerlo durante la pretemporada, cuando se marcan los objetivos del curso, por aquello de no pillarse las manos, pero ahora, visto el buen primer tercio del campeonato de los amarillos, desde el presidente Ramírez hasta el jugador con el menor protagonismo reconocen que la meta no puede ser otra.

Después de las buenas sensaciones del equipo pese a las derrotas, en Leganés saltaron las alarmas

decoration

Precisamente por eso la exigencia en todos los estamentos es todavía mayor, pero la realidad es que la mayor parte de ella se concentra siempre en la figura del entrenador, Pepe Mel. No hay dudas en cuanto al modelo, ni en los despachos ni en el banquillo, y todos confían en que el punto conseguido en los últimos cuatro partidos se conviertan en los primeros tres de nueve, los que quedan por jugarse en la primera vuelta –Sporting, Amorebieta y Eibar–. Pero la UD debe ganar. Sin excusas.

Porque la breva de seguir en los puestos de playoff –el sexto– después de una igualada y tres caídas no volverá a caer seguramente si no supera al cuadro asturiano. También porque el rival llega en una dinámica mucho peor que la UD, con seis derrotas y dos empates en los últimos ocho partidos. E igualmente porque el técnico recupera a tres jugadores titulares para la cita, como son Eric Curbelo, Enzo Loiodice y Pejiño.

Y porque vuelve a jugar en Siete Palmas, donde ha sumado la gran mayoría de los puntos que atesora: 14, tras seis triunfos, dos igualadas y una caída, precisamente la primera de la última serie de tres, frente al Real Zaragoza.

Ese día, la UD Las Palmas no mereció perder, como tampoco una semana después, en Málaga. Jugó mejor que sus oponentes y gozó de las ocasiones suficientes como para haberse llevado al menos un punto. En La Rosaleda, incluso, llegó a empatar el partido con un jugador menos –Loiodice había sido expulsado de manera injusta–, pero se le escapó por un despiste, de esos que suelen condenarla a menudo en exceso.

El derrumbe

Sin embargo, todas esas buenas sensaciones que había dejado pese a haber perdido, desaparecieron por completo en Leganés. Probablemente, la UD completó su peor partido justo cuando venía de dos derrotas consecutivas y necesitaba confirmar su buen hacer en las jornadas anteriores con un resultado positivo. Sucedió todo lo contrario y por quedó desenroscado el tarro de las dudas que sólo volverá a apretarse si gana el domingo al Sporting.

Las causas de la verbena de Butarque fueron múltiples, desde las bajas de jugadores titulares, más que frente al Málaga –a Pejiño y Mfulu se sumaron Loiodice y Curbelo– hasta la pobre actuación de los futbolistas, muy por debajo de su nivel. Pero también las decisiones de Pepe Mel, sobre el que se han centrado los focos de las críticas en la afición.

La cita ante el cuadro asturiano supone un examen al crédito de Las Palmas en su lucha por el ascenso

decoration

La apuesta por el 4-1-4-1, un cambio de sistema precisamente el día en que le faltaban sus dos mediocentros titulares, dejó demasiado solo a Fabio en el centro del campo a la hora de defender. Al mismo tiempo, obligo a Jonathan Viera, y en ocasiones a Kirian, a bajar demasiado en busca del balón.

Además, introdujo a Coco, el quinto central antes de que empezara la temporada, en vez de a Ferigra, que empezó como titular y al que ha minado la moral. El lanzaroteño fue un flan. Estuvo superado en todo momento y, además, no tuvo suerte, porque se marcó un gol en propia puerta y cometió un penalti por mano cuando se deslizó para taponar un tiro.

También sorprendió que Moleiro no fuera titular, sobre todo después de sus últimas grandes actuaciones en Oviedo y en Málaga cuando entró desde el banquillo y la nula aportación de Clemente en las últimas citas. El cambio de sistema en el descanso, con tres centrales, tampoco funcionó.

El cambio

Ahora, frente al Sporting, todos esperan una reacción, tanto de los jugadores como de Mel. Volver al sistema y al once que todo el mundo ya recitaba de memoria seguramente ayudaría a la reacción. A eso aspiraba el propio entrenador, tal y como él mismo confesó, hasta que comenzó a variar el orden de sus preferencias, aunque obligado en algunos casos por la lesiones.

Tras el noviembre negro aparece en el calendario un mes de diciembre con tres partidos que pondrán fin la primera vuelta, y que deberán servir para que la UD vuelva a ser la que era. La recuperación de jugadores y la situación del rival debieran ser argumentos suficientes para hacerlo. De no ganar, el crédito comenzaría a bajar de nivel. Será un examen a la credibilidad del proyecto.

1-1 Real Oviedo-UD Las Palmas

Al mismo tiempo que el empate en el Tartiere supuso el décimo punto de 12, también fue el primero de los siguientes 12. La UD reaccionó al gol local y logró una igualada de mérito.

2-3 UD Las Palmas-Zaragoza

El cuadro amarillo, con Álex Suárez por primera vez como titular, perdió su primer partido en casa en un duelo en el que no mereció irse de vació, pero los fallos detrás le condenaron.

2-1 Málaga CF-UD

Las Palmas La UD dominó de principio a fin en La Rosaleda. Incluso, logró empatar con uno menos por la expulsión de Loiodice, en un alarde de juego y ocasiones, pero un despiste le lastró al final.

4-1 CD Leganés-UD Las Palmas

Tras dejar buenas sensaciones pese a haber perdido contra el Zaragoza y el Málaga, Las Palmas se derrumbó en Leganés y completó un partido para olvidar. Tercera derrota consecutiva.

Arranca la semana frenética de la UD Las Palmas

Tras la jornada de descanso de ayer, la UD Las Palmas inicia hoy una semana de trabajo frenética en la que disputará dos partidos, uno frente al Vélez CF de Málaga, correspondiente a la primera eliminatoria de la Copa del Rey, y otro contra el Sporting de Gijón, de la decimonovena jornada de LaLiga SmartBank. La expedición amarilla regresó ayer de Madrid después de perder el domingo en Butarque ante el CD Leganés (4-1) y no pasó por Barranco Seco para entrenar, sino para disfrutar de un día libre. Será esta mañana cuando lo pupilos de Pepe Mel comiencen a entrenar con la vista puesta en las dos citas de la semana, aunque unos futbolistas, los menos habituales, jugarán en el torneo del KO, y otros, los fijos de Mel, lo harán en Liga. El miércoles, el técnico de la UD comparecerá antes los medios de comunicación antes de la sesión y tras la misma los convocados viajarán a Sevilla para luego trasladarse en guagua hasta Málaga, localidad situada a unos 40 kilómetros de donde se disputa el choque, en Vélez-Málaga. Tras el partido, que se disputa el jueves a las 15.00 horas (Footers), la expedición regresará a Sevilla y al día siguiente a Gran Canaria, donde está previsto un entrenamiento el viernes por la tarde. Tras esa sesión y la del sábado por la mañana, la UD recibirá al Sporting el domingo a las 19.30. Cabe destacar que los jugadores que no viajen para la cita de Copa tendrán un plan específico de entrenamiento en ausencia del resto. Entre ellos estarán futbolistas como Jesé, Jonathan Viera o Raúl Navas. | P. F.

Compartir el artículo

stats