Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Copa del Rey

La Copa de la redención

Las Palmas quiere espantar su mala racha en LaLiga SmartBank en la primera ronda del torneo ante el Vélez, de Segunda RFEF (15.00 horas, Footers) | Día de oportunidades

La afición del Vélez y los futbolistas celebran la victoria por 2-0 ante el Tamaraceite en el Vivar Téllez. | | VÉLEZ CF

No hay mejor manera de salir de los barullos en el fútbol que con una victoria. A la UD Las Palmas le hace falta una de esas como el comer. Casi que da igual dónde y cómo sea. Por eso su visita al Vélez CF tiene tintes de redención para el equipo, que quiere olvidar las tres derrotas seguidas en LaLiga Smart Bank y, sobre todo, coger fuga para lo que le viene el domingo frente al Sporting de Gijón en el Estadio de Gran Canaria.

Un partido donde la UD Las Palmas tiene a priori más que perder que ganar (15.00 horas, Footers). Un resbalón sería atroz frente a un rival de Segunda RFEF, la cuarta categoría nacional, dos por debajo del escudo amarillo. La victoria, bajo esas circunstancias se antoja como obligación. Todo en un día de rotaciones amplias en la pizarra de Pepe Mel, que dará una oportunidad a los futbolistas que menos minutos han tenido en la presente temporada. Una redención colectiva, pero también individual, de nombres que hoy se pueden asomar al once como los de Unai Veiga, Maikel Mesa, Álex Suárez, Rafa Mujica o Pinchi. Todos apuntan a un once titular donde raro será que repita alguno con respecto a la debacle de Leganés.

En casa, Mel se guardó a Curbelo, Jesé, Loiodice, Lemos, Fabio, Raúl Navas, Jonathan Viera y Sergi Cardona. Las novedades en la convocatoria son Pol Salvador e Isaac Hernández. No sería extraño ver a este último en el once titular. El lateral izquierdo es una de las grandes esperanzas de la dirección deportiva del equipo amarillo de cara al futuro más próximo. Sin Cardona, tiene hueco.

Mel ya ha avisado de que el partido será para que los menos habituales muestren qué pueden ofrecerle al técnico usando munición real. Un motivo que apunta más a los jugadores que al propio entrenador. Es un partido para ellos, para demostrar que pueden tener espacio en un equipo que ha sido acosado por las bajas en forma de lesión: muchas y en posiciones delicadas del campo.

Los onces del partido

El peligro de la eliminatoria está en la propia composición del torneo: a partido único hasta las semifinales. La UD tiene experiencia en encharcar su paso por la Copa del Rey en las dos últimas temporadas, donde ha caído en segunda ronda ante equipos de la extinta Segunda B. Hace dos campañas, tras ganar al Castellón, mordió el polvo en el Nuevo Vivero de Badajoz. Primer resbalón. El año pasado acabó con el Varea riojano y sucumbió en Navalcarnero en el día de Reyes (1-0). Es el auténtico peligro de la Copa: victoria o sonrojo.

Delante tendrá al Vélez, rival de los equipos canarios en la Segunda RFEF. El San Fernando ha sido el último equipo en toparse con los malagueños y rascó un empate. Tamaraceite (2-0) y Panadería Pulido San Mateo (4-0) sucumbieron ante el Vélez. Solo Las Palmas Atlético sabe lo que es ganarle al equipo de Miguel Beas, alojado en el decimotercer puesto de la clasificación con 17 puntos tras ascender el curso pasado desde la Tercera División, su lugar más natural en su historia, que el año que viene será centenaria.

Miguel Beas, un técnico que pasó por el Vecindario

El fútbol, como el mundo, es un pañuelo. Tras un mes de casting, el Vélez CF eligió a Miguel Beas como entrenador para su primera experiencia en la Segunda RFEF. La decisión vino impuesta por la nueva directiva del club, que puso sus ojos en el preparador jienense, que llegaba procedente de la Superettan (Segunda División de Suecia). Allí había pasado por otros clubes como el IF Elfsborg, Jönköpings Södra IF, BK Astrioo el IFK Skövde. Esta es la primera experiencia como entrenador principal en España en una carrera con parada en Vecindario. Y es que Miguel Beas se hizo un nombre primero como preparador físico antes de dar el salto a entrenador jefe. En la localidad grancanaria estuvo al mando de tener finos a los integrantes de la plantilla durante la temporada 2007-2008, primero con José Antonio Sosa Espinel y después con Pacuco Rosales. Todo con Manolo Torres como director deportivo del equipo en Segunda B. Tras aquello siguió con su periplo en el mismo cargo en el Málaga para ser además coordinador de la cantera. Con 41 años ha llegado al Vivar Téllez con el objetivo de mantener al equipo dentro de la categoría y darle cuerpo para que se asiente dentro de estas categorías semiprofesionales del fútbol nacional. Eso y hacer olvidar a Juan Carlos Gómez, entrenador con el que se consiguió el ascenso el curso pasado. | E. L.

Compartir el artículo

stats