Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Copa del Rey

¡Que vienen los suecos!

El Vélez CF está impulsado por la inversión de dos escandinavos de la Costa del Sol

Magnus Pehrsson (izq.) y Jesper Norgberg, junto a Pedro, uno de los futbolistas renovados. | | LP/DLP

«¡Que vienen las suecas!». Esa frase la hizo inmortal en sus comedias José Luis López Vázquez. Las suecas representaban entonces la liberación moral que anhelaba la sociedad española, maniatada por el franquismo, pero también se quedó como un recuerdo de los primeros días de bonanza de un sector que todavía hoy mueve a España: el turismo.

Esa frase, en otro contexto, pero con el mismo sonido de las monedas y divisas de fondo resonó hace un par de veranos en Vélez-Málaga. Ahí el Vélez CF se encontró con una pareja de suecos decididos a tomar las riendas del club y apostar por un escudo que el próximo año cumplirá un siglo de vida, que no es poco. En 2020, el tándem Jesper Norgberg y Magnus Pehrsson aterrizó en el Vivar Téllez con el objetivo de llevar al equipo a cotas mayores que la Tercera División, el lugar donde encontró su hábitat natural.

Los suecos no solo venían con un empujón económico importante para intentar asaltar las nuevas categorías del fútbol español que se configuraron durante el curso pasado sino que además venían con una formación futbolística notable en su país. Dinero sí, pero con sentido. Nada de proyectos faraónicos.

«Hemos visto un gran potencial en esta ciudad y en la comarca. Mostraremos coraje al estar dispuestos a desafiarnos a nosotros mismos y trabajar duro día a día. Mejoraremos el Vélez, pasando de un club de aficionados a un club profesional sostenible paso a paso. Algunas cosas se verán de inmediato, otras gradualmente», aseguró Magnus Pehrsson, ideólogo del proyecto.

Más de 80.000 habitantes

Y, en gran parte, no le falta razón. Vélez-Málaga es la ciudad más importante de la comarca de La Axarquía, con más de 80.000 habitantes en su localidad. Eso y un escudo reconocido. Tanto que muchos investigadores colocan al Vélez CF como decano del fútbol de la provincia.

Con todo eso, los años de gloria del Vélez llegaron en los 90, cuando se colocó en Segunda B durante dos temporadas. Ahora ante la UD vivirá su quinta participación en la Copa del Rey. Precisamente, su última aparición fue ante un equipo canario: el CD Tenerife. Ambas instituciones se vieron las caras en su mejor época. De eso ya han pasado 26 años.

En aquella última vez en la Copa, el Vélez se cargó en primera ronda al Real Jaén. Cuando se topó con el Tenerife, todo un Primera en aquellos días, no aguantó el tirón. En la ida, celebrada en La Rosaleda, el Vélez cayó por 1-2; en la vuelta en el Heliodoro Rodríguez López, el Tenerife sumó una paliza histórica: 8-0.

Ahora la película cambia. Todo se juega a una carta. Y su mejor baza está en su campo: césped artificial (no especialmente pequeño:102x70 metros) y una afición que aprieta, con aforo para 1.680 espectadores. La idea del club siempre fue jugar en su casa. De ahí que la RFEF accediera a su petición y cambiara el horario del partido. El problema estaba en la iluminación del campo, insuficiente para la retransmisión televisiva.

El Vélez CF tiene puesta mucha ilusión en esta eliminatoria de Copa del Rey. Ganar refrendaría el plan que tienen Magnus Pehrsson y Jesper Norgberg, presidente del club. Ambos dirigentes, que habían fijado su residencia en Fuengirola desde hace varios años, saben lo que se traen entre manos. Y es que el fútbol siempre ha estado presentes en sus vidas.

Pehrsson, por ejemplo, fue jugador profesional en Suecia. Debutó en 1995 y se retiró en 2003, con solo 27 años por culpa de varias lesiones. A pesar de eso, le dio tiempo de disfrutar bien del fútbol, sobre todo en el Djurgardens, uno de los dominadores de Suecia en las últimas décadas, club con el que debutó y con el que ganó dos ligas como futbolistas. Su talento también se dejó ver en Inglaterra, ya que visitó la camiseta del Bradford City inglés.

Tras su retirada se entregó a los banquillos, donde hizo carrera en Suecia y Dinamarca, pero también en el panorama internacional con la selección de Estonia.

Lo mismo le sucede a su socio u presidente Jesper Norgberg que hizo carrera en el fútbol dentro de las parcelas técnicas, bien como entrenador asistente o analista.

Ahora en Vélez intentan cimentar un proyecto con pies de plomo con un equipo sin grandes nombres, pero construido en estrellas de la categoría.

Compartir el artículo

stats