Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mesa y Veiga, olvidados y candidatos a salir de la UD

El tinerfeño suma sólo seis apariciones en 19 jornadas; el vizcaíno, dos | La entidad, que hará ficha profesional a Moleiro y Cardona, debe sacar a alguno si quiere reforzar el equipo

Unai Veiga –peto blanco–, con Maikel Mesa Y Álex Suárez detrás, calienta junto a Ale Díez antes del partido de Copa del Rey frente al Vélez CF, el jueves pasado. | | LOF

Maikel Mesa: seis apariciones, dos titularidades, 237 minutos. Unai Veiga: dos apariciones, cero titularidades, 38 minutos. Ninguno de los dos participó el domingo pasado en la victoria frente al Sporting de Gijón, lo que ya no sorprende, pero llamó la atención que Pol Salvador, un jugador del filial que se sumó a la dinámica del primer equipo hace pocas semanas, entrara antes que ellos. El técnico Pepe Mel, en definitiva, los considera prescindibles.

«Me fijo en el partido del día a día. Convocamos a la gente que era idónea y los cambios los pide el partido. No soy de mandar mensajes y si alguien lo interpreta así, pues vale. Pol entrena con nosotros desde hace tiempo, me gusta, hace las cosas bien y también merece su oportunidad». Fueron las palabras que usó el madrileño para explicar su decisión.

Lo cierto es que no tiene que mandar un mensaje a nadie, puesto que tanto el presidente Miguel Ángel Ramírez como el director deportivo Luis Helguera coinciden con el entrenador en que lo mejor para el equipo es que ambos salgan en el próximo mercado invernal para dejar hueco.

Porque si la UD tiene previsto que tanto Sergi Cardona como Alberto Moleiro pasen a tener una ficha profesional con el objetivo de que su cláusula de rescisión pase de 10 millones de euros a 30, tendrá una plantilla de 25 futbolistas, el máximo permitido, por lo que deberá sacar a alguno para que pueda entrar otro, salvo que sea un jugador sub 23.

Nuke, Enzo, Fabio y Kirian están por delante; además, Mel ya pidió al club otro mediocentro

decoration

En ese contexto, Mesa y Veiga son dos de los candidatos principales a abandonar la UD, aunque la estrategia del club impide anunciarlo al público cuando todavía quedan tres semanas para la apertura de la ventana de fichajes, que no se cierra hasta un mes después. Por tanto, queda bastante.

A favor de ninguno de los dos juega el hecho de que Mel ya revelara en una de sus comparecencias que ha pedido a la dirección deportiva un sustituto para Sergio Ruiz, que juega en la misma posición que ellos, la de mediocentro, la más concurrida del plantel. En tal caso, el tinerfeño pasaría a ser la sexta opción del técnico; el vizcaíno, la séptima –por detrás de Nuke, Loiodice, Fabio, Kirian y el que viniera–.

La explicación de disponer de una plantilla tan larga –24 profesionales, más otros cinco del filial en dinámica del primer equipo, para hacer un total de 29– al inicio del curso fue la posibilidad de lesiones y de contagios por coronavirus. De las primeras ha habido varias, pero aún así ninguno ha tenido protagonismo. De los segundos no ha habido ninguno desde que comenzara la Liga.

No es la primera vez que Maikel no cuenta. Ya en su segunda temporada –2019-20–, ya con Mel en el banquillo, se marchó cedido al Albacete en enero. Pero a ello no sólo contribuyó su poca participación en el terreno de juego, sino también el hecho de disponer de uno de los salarios más altos de la plantilla –termina contrato en 2023–, una cuestión que también influye en el presente, aunque la UD pagaría una parte importante de su ficha en el caso de que se fuera cedido.

El filial Pol Salvador jugó antes que ellos; la Copa del Rey, una vía por la que entrar en el escaparate

decoration

El tinerfeño comenzó el curso como titular en el centro del campo junto a Sergio Ruiz y Kirian, sin embargo, fue circunstancial. Tras jugar como suplente en la cuarta y la quinta jornada, volvió a la titularidad en Miranda de Ebro. Fue sustituido en el descanso y desapareció. En las 15 fechas siguientes, sólo jugo 45 minutos en Lugo y 14 ante el Zaragoza.

Unai Veiga, el primer fichaje anunciado por la UD nada más acabar la campaña anterior, sólo jugó 24 minutos ante el Cartagena y 14 en Anoeta ante su exequipo, la Real Sociedad B. Ni siquiera aprovechó su oportunidad en la Copa del Rey: en Vélez fue cambiado en el descanso. Aún así, el y Maikel volverán a participar en Valladolid. Pero son los olvidados y candidatos a salir.

Compartir el artículo

stats