Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pesadilla navideña de Alberto

El central grancanario es uno de los 28 positivos de Covid del CD Lugo | Pasa las fiestas confinado en Galicia | Vacunado, ya sufrió otro brote en mayo con la UD Tamaraceite

El defensa grancanario Alberto Rodríguez Martín, ante el Ibiza en el Anxo Carro. | | LP

Un defensa de acero y contra todos los elementos. Un ejemplo de coraje. El precio del éxito. El futbolista isleño, tras superar una dolencia de pubis, brilló en la Copa del Rey y fue citado por el cuadro lucense en el Heliodoro. Padece el virus por segunda ocasión. Pasará la Navidad lejos de su familia. «Es por el bien de todos». Tras los casos del Madrid o Rayo, está el instinto de supervivencia de un purasangre.  

Vacunado y en dos brotes. Alberto Rodríguez Martín (Las Palmas de Gran Canaria, 28 años), tras cautivar por su rigor y contundencia en las filas de la UD Tamaraceite, computa tres partidos y 230 minutos en el CD Lugo de LaLiga SmartBank. Es uno de los 28 positivos del vestuario del conjunto gallego, que se vio obligado a suspender su partido de este pasado lunes ante la UD Almería. Confinado en su residencia en la localidad lucense, afronta un plan de puesta a punto especial y hace la compra on line.

No puede volar a Gran Canaria y se pierde la celebración de la Nochebuena junto a su familia. El próximo lunes 27 se someterá a un test PCR para saber si puede regresar a la ciudad deportiva y retomar el trabajo a las órdenes de Rubén Albés para medirse al Sporting de Gijón (domingo, 2 de enero). Cuando militó en el Formac Villarrubia Club de Fútbol de Ciudad Real (2016) se quedó en la Península por Navidad pero lo de ahora es una pesadilla. Segunda ocasión que da positivo. Segundo brote. Un bucle diabólico para un zaguero de hormigón.

El pasado 18 de mayo, en el cierre del campeonato de la recién creada Segunda RFEF, la UD Tamaraceite sufrió un brote tras el viaje a Murcia. El club capitalino, dirigido por Chus Trujillo y presidido por Héctor Ramírez, tuvo que confinarse de forma masiva. Entrenadores, jugadores, equipo directivo y de prensa. Además, el resto de la cadena formativa también sufrió las consecuencias.

«Para la Nochebuena tengo un picoteo y conectaré con mi familia en la Isla con una videollamada»

decoration

El hecho de superarlo cuando militaba en el Támara y estar vacunado no le ha servido para escapar de la Covid-19 en Lugo. Pero además, Alberto tuvo que superar una lesión de pubis, que le dejó ‘KO’ durante nueve jornadas (dos meses) y aplazó su debut al duelo Copa del 2 de diciembre -ante el Unión Adarve para pasar en la tanda de los penaltis-.

«Duele no estar con la familia, pero lo importante es la salud. Se afronta desde la máxima responsabilidad. Afortunadamente estoy con mi pareja y cumpliendo con mi plan físico. La meta es estar listo para la próxima semana ante el Sporting. Es una temporada dura pero que te vale para crecer en todos los sentidos», explica el defensa, que insiste que el brote no viene justificado por un acto de negligencia. «Todos los jugadores hemos cumplido con la normativa de los test PCR y de antígenos. Hubo un primer positivo, carente de síntomas, y el resto ya ha sido público desde los diferentes medios. Se potenció el cribado y ahí están las cifras».

Menos quedarse embarazado

Los tres duelos oficiales con el CD Lugo, así como las siete ocasiones en las que ha estado citado en Liga, no colman las expectativas de este exponente de raza, que firmó una etapa de oro en el Támara. Logró un ascenso a la categoría de bronce y conformó una pareja insuperable con David García, leyenda de la UD Las Palmas -ahora en las filas del Arucas del Grupo Canario de Tercera-.

Lesión en el tramo final de la pasada edición liguera con el Támara, positivo en el brote de Murcia, se trató del pubis y ahora atrapado por las garras del virus por segunda ocasión. Y con la pauta de vacunación. Ocho meses de lucha para un Alberto que no renuncia a su sueño. Tiene una coraza de acero concentrado.

Aliento para Pachi Castellano

El marcador central apuesta por la salvación de la UD Tamaraceite, dirigida en este curso por Pachi Castellano. La formación capitalina figura en la penúltima plaza del Grupo IV de la Segunda RFEF con dos victorias de 16 jornadas.«Confío en que van a mejorar los resultados y sacarán la situación adelante. Ante todo, tienen un grandísimo equipo y sé muy bien como trabajan. Confianza al cien por cien por la permanencia del Tamaraceite».

El segundo positivo de Alberto coincide con la revisión de la normativa Covid en LaLiga. Así como las lluvias de casos en el Madrid o Rayo. La patronal somete hoy a votación un reglamento más agresivo.Al segundo aplazamiento, estalla el nerviosismo. Desde marzo, no habrá justificación alguna y no disponer de cinco profesionales está penalizado con la derrota. El nuevo fútbol. Sin piedad. Junto a la muralla de Lugo, el Robocop del Juan Guedes acepta la situación. «Es por el bien de todos». Navidad y videollamada.Villancicos cibernéticos.

Victorias en los despachos


La Comisión Delegada de LaLiga somete hoy a votación telemática la nueva normativa contra el Covid-19. El documento detalla que los clubes de Primera sólo podrán solicitar un aplazamiento y siempre antes de la jornada 30. Dos en el caso de Segunda antes de la jornada 34. El mínimo para jugar son 13 futbolistas entre la primera plantilla y filial. En caso de COVID pueden acabar jugando cinco jugadores de la primera plantilla y no siete como fija la norma en condiciones normales. Para los desplazamientos aconseja permanecer el menor tiempo posible en las terminales y siempre usando mascarilla. En las concentraciones insta a que se hagan en habitaciones individuales y zonas de uso exclusivo. Respecto al uso del vestuario: se aconseja habilitar el mayor número de vestuarios. | Agencias

Compartir el artículo

stats