Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El doble pivote y los laterales, los problemas para Pepe Mel

Fabio como mediocentro único, con Viera y Kirian por delante, una opción del técnico

Pepe Mel, entrenador de la UD, en acción durante la sesión de ayer. | | LP/DLP

El rompecabezas de Pepe Mel de cara al derbi del próximo domingo (20.30 horas, Movistar Vamos) frente al CD Tenerife en el Heliodoro pasa por encontrar soluciones en dos zonas: en el doble pivote y en ambos laterales. La revelación de los positivos por coronavirus de Enzo Loiodice, Nuke Mfulu y Maikel Mesa –además de Valles y Clau–, unida al aislamiento de Cardona por ser contacto estrecho –de Clau– y a la lesión de Álvaro Lemos, limitan las posibilidades del técnico.

Si bien ya contaba con la baja del gallego porque sufrió una rotura en el aductor izquierdo en el último partido del año y de la primera vuelta, el pasado 18 de diciembre frente a la SD Eibar, la más que probable ausencia de Cardona –debe dar negativo en las próximas horas o días, por lo que prácticamente no habrá entrenado en el caso de no estar contagiado– le obliga a estrujar la mente.

Lo normal sería que Ale Díez actuara en el lateral derecho y Benito Ramírez en el izquierdo, ya que son los sustitutos naturales de uno y otro titular. Sin embargo, el madrileño ya utilizó a Eric Curbelo antes que al extremeño en el duelo ante el cuadro armero, por lo que el satauteño podría abandonar el centro de la zaga, donde demostró ser el mejor en los últimos meses de competición, para ocupar una de las dos bandas. En tal caso, Erick Ferigra, Álex Suárez y Saúl Coco se disputarían la plaza de acompañante de Raúl Navas.

Malos precedentes

El doble pivote también ofrece múltiples variantes, aunque dada la ausencia de tres futbolistas específicos de esa zona, es probable que Mel vuelva a apostar por un cambio de sistema para jugar con un único mediocentro, con dos interiores por delante. Fabio González sería ese ancla, mientras que Kirian y Jonathan Viera actuarían por delante.

Lo malo de ese experimento es que las dos últimas veces que el técnico apostó por él, le salió rana. Una fue en la segunda parte de la cita frente al Real Zaragoza en el Gran Canaria, cuando introdujo a Benito por Loiodice en el descanso y provocó el desajuste del equipo, que dejó muchos espacios atrás que el cuadro maño supo aprovechar.

En la siguiente ocasión, en Leganés, donde el francés no pudo jugar por sanción, la UD simplemente disputó uno de sus peores partidos de la temporada (4-1), tanto que el propio entrenador calificó la actuación de los suyos de «horrible, horrorosa», por lo que tampoco se descarta que Kirian pueda actuar más retrasado o que incluso el filial Pol Salvador pueda acompañar al de Ingenio,

La buena noticia para Mel es que su portero titular, Raúl Fernández, está disponible. También todos los centrales y, sobre todo, la gente de ataque: Pejiño, Viera, Moleiro y Jesé serán los encargados de llevar el peso del equipo en el Heliodoro. Pero para que la receta para tratar de lograr un triunfo que se resiste desde hace 20 años Mel debe solucionar primero sus dos problemas.

Compartir el artículo

stats