Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Héroe con sangre tinerfeña

Kirian, mediapunta de la UD, autor del gol del triunfo en el Heliodoro, entra en la historia de los derbis tras tres años en el alambre | Brilló en la cantera chicharrera y fue descartado

El atacante de la UD Las Palmas Kirian Rodríguez Concepción recibe la felicitación de Raúl Navas, Jeé Rodríguez y de Sergi Cardona, tras anotar el 0-1 ante el Tenerife en el Heliodoro, el pasado domingo. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Héroe con sangre chicharrera. Kirian Rodríguez Concepción (Candelaria, Santa Cruz de Tenerife, 25 años) firmó en el Heliodoro Rodríguez López su tercer tanto liguero con la elástica de la UD Las Palmas tras 80 partidos oficiales. Los dos anteriores -ante Extremadura CF (2020) y Real Oviedo (2021)- fueron de cabeza. Pero el sellado en la 22ª jornada en el feudo del ogro del Teide, elevan a este talentoso mediapunta forjado en el vivero del ‘Tete’ a la condición de eterno.

Kirian posa en la ciudad deportiva de Geneto con la elástica del Tenerife. | | LP/DLP

En el octavo derbi canario de José Mel Pérez y en su duelo 126 en el banquillo de Las Palmas, explotó la confirmación definitiva de un mimbre díscolo. Siempre bajo el manto de la polémica, tan irregular como categórico en sala de prensa, Kirian completó u disparo de ensueño desde la frontal para superar al gigante Juan Soriano. 20 años y 8 días después de la última victoria de la UD en el Heliodoro (22 de diciembre del 2001), el ‘20’ se alineó a la perfección con Fabio, Viera, Moleiro y Jesé. La lesión de Enzo Loiodice (46’) elevó las prestaciones de este actor diferencial. Amado o señalado.

7.316 días de espera. Once visitas al Heliodoro con cinco empates y seis derrotas durante dos décadas. Hasta que Kirian apretó el gatillo. Rechazado por el Tenerife -llegó a juveniles-, estiró su proceso formativo en el CD Ofra y luego recaló en Las Palmas C. Maravilló en la ‘vela chica’ con Juan Manuel Rodríguez y José Mel Pérez lo hizo debutar en el fútbol profesional el 2 de junio del 2019 ante el Almería en el Gran Canaria. Lo hizo en la camada de los Toni Segura, Cedrés, Josep y Carlos González.

La camisa de Ángel Rodríguez

Como integrante de la cadena del Tenerife, Kirian ejerció de recogepelotas en el Heliodoro «desde que tenía cinco años» e idolatra a «Pablo Aimar». «Del Tete no tenía un ídolo reseñable, porque siempre me han gustado los mediapuntas. Quizás Alfaro, pero mi ídolo siempre fue Pablo Aimar».

En 2019, habló sin rencor de su salida de la base blanquiazul. No pegó un portazo. «No creo que una cantera trabaje mejor que otra. Estuve muchos años en esa casa y estoy muy agradecido a la formación recibida. Cada uno tiene sus condiciones y las puede explotar mejor en otro sitio».

«De niño siempre soñé con jugar en el Heliodoro». Recuerda las bengalas de 2011 sobre la figura de Barbosa -tenía 14 años-. Ahora es el monarca del último clásico de la incertidumbre. El de las restricciones de aforo y de un Heliodoro salvaje. Fortalecido por el poder combinativo de la sociedad del Lamborghini -Viera, Jesé y Moleiro-, alcanza la eternidad tras batir a Soriano y pintar El Teide de amarillo. Centenariazo con tintes de venganza. Tenerife es el mejor vivero de la UD, de Pedri a Moleiro, pasando por este diamante que soñó con vestir de blanquiazul cuando era recogepelotas.

A ratos, siempre bajo sospecha, el díscolo de los díscolos se licenció en un estadio que forma parte de su cuerpo. Una extremidad más. El ‘nota’ que traicionó a los ‘notas’. Al menos, no le pitaron como hizo la parroquia blanquiazul con Pedri en 2019 -la entrada de Luis Milla resultó criminal y encendió todas las alarmas.-.

Prenda para el recuerdo

Su elástica, la que lució ayer con el logo del centenario del Tenerife, no se pone hoy a la venta con las del resto de titulares y suplentes. En esta edición limitada, a 99 euros la prenda, la de Kirian va directa al museo del club. Una prenda para la historia y lejos del alcance de los coleccionistas.

El ‘20’ -catorce duelos en este curso y 906 minutos- aprovechó un balón de Viera para cerrar el círculo. No lo celebró. En el mismo escenario donde ejercía de recogepelotas, sacó brillo a su fusil. Con Las Palmas, y a las órdenes de Juan Manuel Rodríguez, logró cinco tantos en 48 encuentros.

No hubo manera de frenar el registro combinativo de la partitura de Mel, que se multiplicó tras la lesión de Enzo Loiodice (45’). El Aimar amarillo que abrazó la bandera de la justicia. El talento chicharrero en ‘chicharrolandia’ es la Kryptonita más devastadora. Kirian, el citado Moleiro, Pedri, Maike Mesa...Una lista infinita.

«Siempre le pedía la camiseta a Ángel que era suplente de Nino. Y recuerdo que me la dio el día del ascenso a Primera firmada. Es algo que guardo con muchísimo cariño», señaló en relación a la hazaña chicharrera de junio de 2009.

La UD de seda suma 10.920 pases tras 22 jornadas. En un Heliodoro incendiario, en plena celebración del centenario, Kirian se alineó con Viera, Jesé y Moleiro. Desde la posesión como herramienta, los legionarios de Mel alcanzaron la excelencia y dieron una lección de humildad al ‘Madrid de Segunda’. Bajo ese espíritu renacentista, el ‘20’ firmó su actuación más redonda. Golazo (74’) y lesión. No es un mimbre irregular, forma parte del salón de la fama de los clásicos. El recogepelotas que pintó el Teide de amarillo.

Compartir el artículo

stats