Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jesé, de galáctico a obrero

La labor de presión del delantero en el derbi fue crucial | Ya lleva cuarenta recuperaciones | Es pichichi con seis goles y 37 tiros

Jesé Rodríguez, en acción durante un entrenamiento.

El primer defensa, el primer ejecutor de la Armada Invencible de José Mel Pérez. La estadística invisible del maratoniano. Jey-M, galáctico y temporero del padecimiento. Jesé Rodríguez Ruiz -pichichi de la UD con seis goles en 1.607 minutos de juego- lució el pasado domingo su condición de sanguinario sin balón. Estaba en el guion. Hizo de lobo hambriento por el bien del bloque.

Presionó la salida del esférico del CD Tenerife de Ramis de forma encomiable, dificultando la transición limpia desde la línea de centrales hacia la medular de Aitor Sanz y Corredera. Con su guadaña al hombro,completó un rol diferencial ante la desesperación tinerfeña. Su agresividad fue una de las claves tácticas.

El balón transitó desde la primera línea con Sergio González y León hacia los laterales, Mellot y Pomares, con el acoso del exjugador del Madrid y PSG siempre en el horizonte. Acabó extenuado. En un ejercicio de fe, su espíritu abrió la puerta del cielo en una fecha para el recuerdo. No marca desde el 3 de noviembre cuando lo hizo por partida doble ante el ‘Fuenla’ en el Gran Canaria. La secuencia realizadora del ‘10’ queda fijada en cinco dianas de local -los dos ante el equipo madrileño, Cartagena, Valladolid y SD Huesca- y solo una de visitante ante la Real B en Anoeta.

Invisible para el radar

Primero de falso nueve y luego incrustado entre los centrales del bloque chicharrero, la misión del agente galaxia era sustraer la pelota tras pérdida. Atracar la caravana de los doblones de oro. Jugó un rol crucial en el desarrollo del envite. Se apropió de cinco balones y luego participó en el fotograma del 0-1 de Kirian Rodríguez con una cabalgada explosiva -desde el costado zurdo-. Conectó con Viera, y llegó el remate del mediapunta de Candelaria a la red. Jesé es también el primero en la relación de disparos a portería de la UD (26) y computa en estas primeras 22 fechas ligueras un total de 40 recuperaciones -así como dos interceptaciones-. A falta de pegada, ha descubierto su rol destructiva. «Su labor es tremendamente útil, nos aporta muchísimo y en todas las facetas. No solo le pido goles», valoró Mel, hace unas fechas sobre la aportación invisible de una de las estrellas.

El análisis del clásico deja fotogramas como el del portero Soriano pasando apuros. Habilitaba a uno de los laterales, y ahí aparecía como un bólido Jesé Rodríguez. Generoso y solidario en el esfuerzo, carreras para estirar su pedigrí. No solo se gana el aplauso con goles de bandera -como el logrado ante el Valladolid en la primera jornada-, también lo hace desde el sacrificio exagerado en una faceta desconocida.

Además, Jesé se ha especializado en la asociación. Cifra en 344 pases su conexión con Viera, Kirian, Moleiro o Benito. 250 entregas en corto y 24 regates con éxito. 37 tiros y una labor destructiva que por ahora compensa su sequía.Ocho jornadas sin marcar y un atleta de la fe.

Compartir el artículo

stats