Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un punto frustrante ante el Almería

La UD, que se adelanta con una obra de arte de Jonathan Viera, cede un empate ante el Almería, al que domina durante buena parte del tiempo, pero sin generar ocasiones. La falta de concreción, otra vez un lastre. Debuta Hernani

23

UD Las Palmas - Almería

Un empate agridulce. La UD no fue inferior al líder, el Almería, al que incluso dominó durante buena parte del choque, sin embargo, no pudo ganarle. Y eso que se adelantó poco antes del descanso con una obra de arte de Jonathan Viera, que se asoció con Kirian en una pared bellísima dentro del área para poner el 1-0 y allanar el camino, pero el rival empató demasiado pronto, por medio de Appiah, en una acción de debilidad defensiva de Las Palmas. El mazazo nada más comenzar la segunda parte cortocircuitó al cuadro amarillo, que trató de llagar por todos lados al gol, ese que no encontró porque tampoco creó ocasiones. La tuvo en su bota izquierda Hernani en el descuento, pero luego Fabio evitó el 1-2. Un punto frustrante todo.

Y con todo, la UD no perdió. La lectura puede ser que se sitúa ahora a dos unidades del 'playoff' que marca el Girona o que fue capaz de sumar cuatro puntos ante el primero y el que era tercer -el Tenerife-, dos rivales a los que ya se ha quitado de encima. Ambas son válidas en la antesala de un parón de dos semanas hasta la visita a Fuenlabrada.

Hubo una sorpresa en el equipo titular y dos en la convocatoria. La referida al inicio, la inclusión de Pinchi en la derecha por Benito -la de Mfulu por el lesionado Loiodice estaba prevista-; las otras, las bajas de última hora de Ferigra y Moleiro por culpa del coronavirus. Por lo demás, saltaron los mismos que en el Heliodoro y en el mismo lugar, lo que significaba que Jesé arrancaba desde la izquierda y Jonathan Viera desde la posición de falso nueve.

Y salió bien, porque la UD dominó al líder desde el principio y si no lo transformó en sometimiento fue porque no tradujo ese poder en ocasiones de gol. Fabio y Mfulu cortaron la vía de ataque del rival por el centro durante la primera media hora, Cardona fue un puñal por la izquierda y los cuatro de arriba se intercambiaron las posiciones para evitar las marcas fijas. Una buena puesta en escena, sin embargo, Las Palmas no encontró el pase final, por lo que sus llegadas fueron fuegos de artificio.

Mientras, el cuadro de Rubi, con las líneas muy juntas para evitar dejar espacios atrás, esperó su momento, y ese llegó justo cuando los amarillos dieron un paso atrás para provocar la salida de su rival. Apenas se había sabido del Almería hasta que Ramazani, también falso nueve por las ausencias de Sadiq, Juan Villar y Dyego Sousa, lanzó una contra que luego ejecutó mal, porque su pase a Appiah fue un desastre. Pero fue un aviso. Luego llegaron un chut de Samu Costa que se estrelló en la espalda de Curbelo (27') y una anticipación de Appiah a Raúl Fernández pero al tocar el balón lo hizo con tanta fuerza que cuando se dio cuenta de que no lo alcanzaba se tiró por si le caía un regalo del cielo que nunca llegó.

Fue la antesala de un último cuarto de hora del primer periodo en el que pasó mucho más que antes. Por ejemplo, la primera buena ocasión de la UD, con Pinchi como protagonista de un tiro demasiado lejano y desviado cuando pudo haber avanzado más hacia la portería (30'). O un mano a mano de Ramazani con Raúl Fernández después de una pifia descomunal de Raúl Navas en el centro del campo. El delantero tuvo demasiado tiempo para pensar, y aunque la lanzada de Raúl fue buena, lo determinante fue la llegada como un tren de Curbelo para evitar el gol.

Y como el viejo tópico del fútbol que dice que el que perdona lo paga se empeña a menudo en tratar de convertirse en una ciencia empírica, el Almería tuvo su castigo en la jugada siguiente en forma de gol de Las Palmas. Más bien, un golazo que se fraguó con un robo de balón de Mfulu para armar una jugada que continuó con una carrera de Jonathan Viera por la izquierda, que prosiguió con una pared de precisión clínica entre el de La Feria y Kirian, y que finalizó con el '21' por los suelos para sacar la pierna como pudo y poner la pelota dentro de la portería (37'). Una obra de arte.

La UD, sin alardes salvo en el gol soberbio, había sido mejor que el Almería y merecía ir por delante. Incluso, volvió a salir mejor que su rival en la segunda parte. Llegó una vez por la izquierda y otra por la derecha, sin remates, pero como en el fútbol los errores pueden aparecer en cualquier momento, incluidos aquellos en los que uno tiene el control, dos fallos propiciaron el empate a las primera de cambio. Primero Cardona perdió la pelota en la línea divisoria ante Pozo. Pidió falta, pero él sabía que no la hubo; luego, Ale Díez no se lanzó a taponar el tiro de Appiah, que recibió el pase que venía desde la derecha para lanzar un tiro colocado con el interior del pie izquierdo, al lado derecho de Raúl Fernández, y poner el 1-1. Buen gol, pero si el lateral extremeño no se hubiera frenado ni dado la vuelta, seguramente habría evitado el tanto (51').

Empezaba un nuevo partido, al que Las Palmas no entró hasta que en el minuto 64, poco después de que el árbitro perdonara la segunda amarilla a De la Hoz por un pisotón sobre Cardona, Pepe Mel movió el banquillo: entraron Benito y Peñaranda por Pinchi y Jesé, al que no le gustó nada perderse tanto tiempo de juego, porque no está acostumbrado. El equipo amarillo recuperó brío, pero siguió sin encontrar la claridad. Las llegadas por ambos costados quedaban en centros sin remate o en fallos en el último pase. No conseguía tirar a puerta. El que lo volvió a hacer, sin embargo, fue el Almería, que gozó de una ocasión muy clara para adelantarse, pero el disparo de Akieme, el lateral izquierdo que se había sumado al ataque, lo detuvo Raúl Fernández con una gran parada (71').

Mel trató de dar otro giro de tuerca con la entrada de Hernani, que debutaba, por la derecha. El que salió fue Mfulu, lo que también cambió el sistema: Fabio se quedó como único pivote, con Kirian y viera como interiores. Tampoco vio la luz la UD, que llegó a los últimos cinco minutos del choque sin tirar entre palos. Lo hizo nada más iniciarse el tiempo añadido, por medio del extremo portugués, que concluyó con un chut con la zurda a las manos de Fernando, el nombre del portero, una jugada que había iniciado Viera y continuado Ale Díez por la derecha.

Ficha técnica.-


(1) UD Las Palmas: Raúl Fernández; Ale Díez, Raúl Navas, Curbelo, Cardona; Fabio, Mfulu (Hernani, 77'); Pinchi (Benito, 64'), Jonathan Viera, Kirian; y Jesé (Peñaranda, 64').


(1) UD Almería: Fernando; Aitor Buñuel, Babic, Chumi, Akieme (Curro, 80'); De la Hoz, Robertone, Samu Costa (Robles, 87'); Pozo, Ramazani y Appiah (Centelles, 69').


Goles: 1-0.- (37'): Jonathan Viera; 1-1.- (51'): Appiah.


Árbitro: Gálvez Rascón (Comité Madrileño). Amonestó a los locales Jonathan Viera, Cardona, Pinchi y Peñaranda, y a los visitantes Robertone, De la Hoz y Babic.


Incidencias: partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de LaLiga SmartBank, disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 9.827 espectadores.

Compartir el artículo

stats