Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin gol y sin nueve

Con Jesé en banda, la UD comenzó con Viera de ariete y acabó con Peñaranda | Dos tiros

Adalberto Peñaranda completa un disparo ante la presencia de Samu y el central Babic. | | JUAN CASTRO

El laberinto de los poetas. Cinco goles de la UD en los últimos seis duelos (540 minutos).Éxtasis cada 108’. Un problema con la definición. Ayer, diez remates -dos a palos- y el golazo de Jonathan Viera Ramos. El toque de Kirian Rodríguez, en la antesala a la estocada final,es de Giorgio Armani. Desde la elegancia, el plan de Mel, sin Moleiro, positivo, funcionó con cierta suficiencia. Falta machacar, elevar el dato de la productividad ofensiva. Ante el líder, el implacable Almería, Las Palmas compitió de forma decorosa, gobernó la contienda durante una hora y luego sufrió las acometidas rivales.

Pudo perder, mereció algo más que el punto. Fue un pulso de vértigo, en el que la UD tuvo el 58% del control del esférico. Con el tanto de Viera (37’), dio un paso atrás y llegó la igualada de Appiah (51’). El error de Cardona resultó grotesco y la explicación de Mel fue soberbia. «Le falta aprender el oficio». Akieme firmó un tiro cruzado que pudo aniquilar la contienda. Y antes del 1-0, Ramazani se quedó solo ante Raúl Fernández (33’). El timonero de Ingenio Fabio González se disfrazó de ‘Jesucristo el salvador’ al tirarse al suelo para evitar un gol cantado -remate de Curro-. Es el fiel retrato de la frustración. La UD mueve la pelota de forma plástica, te desconcierta por su belleza, pero falta el matador. El monarca de pólvora.

La visita de líder al partenón de Siete Palmas y el segundo examen de 2022 eleva a los altares a Fabio González. Recital del sureño en la sala de máquinas, ante Robertone y De la Hoz -que mereció irse a la calle por su pisotón a Viera-. Todo inteligencia. Desde la intuición y el control de la escena, el centrocampista completó una de sus mejores actuaciones desde que debutase en el primer equipo (desde el agosto de 2017). A ese nivel, Eric Curbelo. Lo del ingeniero de Santa Brígida resulta descomunal. Elegante en el corte, autoritario, disciplinado y con el corazón en la mano. La UD alcanza el notable ante Tenerife y Almería, dos de los ogros, pero anoche se quedó a medias. Maravilló y terminó presa de su impotencia. Mel salió sin nueve -con Jesé tirado a banda- y acabó con un tiro de Hernani como principal argumento ofensivo.

‘JR-10’ encadena nueve jornadas sin marcar. Con Pejiño del quirófano -por una pubalgia-, ya Viera es el pichichi con seis dianas (igualado con Jesé Rodríguez).

Ayer, Rafa Mujica y Sadiku se quedaron en el banquillo. Bajo la tormenta y en busca de la embestida definitiva, se los tragó la tierra. Mel completó tres cambios -entraron Benito, Peñaranda y Hernani- y dejó de utilizar dos movimientos. Con Alberto Moleiro confinado en su residencia -dio positivo en el último testeo y unas horas antes del pulso-, faltó el remate y superar las minas antipersona. Era el líder, con seis ausencias, pero la UD dejó picos de rendimiento sublimes. Queda el estreno de Hernani y la ovación a Pinchi. Fabio y Curbelo maravillaron y el Almería acarició la victoria en el tramo final. Dos duelos consecutivos en Siete Palmas sin sumar la victoria. El Girona -que marcha sexto- se queda a dos puntos. No se admiten más patinazos. En el horizonte, Fuenlabrada y Real B, dos equipos de la parte baja. Viera dejó una diana exquisita con su rol de falso nueve.

Compartir el artículo

stats