Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El laberinto del gol en la UD

El cuadro de Mel, seis goles en los últimos siete partidos, es el quinto menos realizador de Segunda en ese tramo | Jesé: 67 días sin marcar | Sadiku y Rafa Mujica, invisibles

Jonathan Viera celebra un tanto ante el Almería, en el Gran Canaria.

La exuberancia de Jonathan Viera y un problema con la definición. El tanto del ‘21’, tras una pared victoriana con Kirian Rodríguez, fue remachada de forma pícara por el capitán, en el área pequeña, tras deshacerse del meta del Almería Fernando, Akieme y Chumi. Uno de los tantos más bellos de la temporada y con Viera ejerciendo de falso nueve -Jesé Rodríguez caía a banda, mientras Armando Sadiku, Rafa Mujica y Ale García estaban en el banquillo y no participaron en el (1-1) ante el líder-. Detrás de este fotograma de oro, se esconde un dato sombrío: seis goles en las últimas siete jornadas (630’).

La UD, acosa, aprieta y genera, pero le falta definir. Ante el Almería solo gozó de dos remates a portería -del ‘21’ y del debutante Hernani- de los diez completados.

En ese tramo de las últimas siete contiendas ligueras, la formación de José Mel Pérez es el quinto menos realizador del campeonato tras la AD Alcorcón (5), Fuenlabrada (5), Real Sociedad B (4) y el Real Zaragoza (2). En esa relación, figuran los tres últimos de la tabla y un cuadro maño en serios apuros en la 16ª posición de la tabla.

La UD tomó el Heliodoro y plantó cara al líder de la categoría en el Gran Canaria. De los últimos seis tantos, no hay rastro de los delanteros centro o ejecutores. Los últimos realizadores son Viera (2), Benito Ramírez (2), Kirian Rodríguez y Alberto Moleiro. Con Jesé gafado, Mel ya avanzó que no le obsesiona la contratación de un rematador en este mercado invernal -que finaliza el lunes 31 de enero-.

El Girona, en las últimas siete jornadas, acumula catorce tantos, mientras que el Eibar lleva doce por los once del Real Valladolid. En ese tramo, la UD ha conquistado dos triunfos -ante Sporting (1-0) y Tenerife (0-1)-, dos empates y tres derrotas. Seis tantos a favor, nueve en contra, ocho puntos de 21 en litigio. El cuadro de José Mel Pérez sucumbió ante CD Leganés (4-1) y Málaga (2-1), luego tumbó al Sporting (1-0) y arrancó un punto ante el Amorebieta (1-1). Revés ante el Eibar (0-1), alzamiento histórico ante el ‘Tete’ en el Heliodoro (0-1) y las tablas ante el líder (1-1).

La última ocasión que la UD marcó dos tantos fue ante el Real Zaragoza en Siete Palmas (2-3) -hace dos meses, el pasado 13 de noviembre-. Con 30 dianas en 23 duelos (media de 1,3 tantos), los amarillos ocupan la sexta plaza en la tabla de máximos realizadores tras Almería (38), Valladolid (35), Eibar (34), Girona (32) y Mirandés (31). En la categoría de los disparos, la UD también figura en la zona alta con 228 lanzamientos y solo batidos por Real Valladolid (266) y el CD Leganés (235).

Es el resfriado del gol. Al bloque más fantasioso de la categoría y con una nómina de pistoleros implacables -Viera y Jesé computan doce tantos-, algo falla. Se apagó la luz. Mel fue categórica en sala de prensa y recordó que «tenemos gente de garantía y no me obsesiona el delantero [la contratación de un nuevo rostro y que provocaría la salida de Sadiku o Mujica] (...) Lo que nos falta es acertar, estamos llegando; pisamos el área. El resto, depende de las individualidades». El diagnóstico de un ejército que recupera el rigor defensivo -solo un gol encajado tras medirse a Tenerife y Almería-, pero no supera la barrera del tanto a favor desde hace dos meses.

El último tanto de Jesé Rodríguez se remonta al 3 de noviembre ante el Alcorcón y lo hizo por partida doble (2-1). Dos meses y ocho días de sequía. El pasado domingo, tras retirarlo del césped en el 64’, su rotro era un poema. Desencajado y preso de la ira. Ya encadena nueve fechas sin marcar.

Un total de 67 días sin ver portería y la UD lo ha notado. En esas nueve fechas ligueras, las citadas dos victorias y ambas por un mínimo tanto de diferencia. En el caso de Adalberto Peñaranda, que saltó en el 64’ por ‘Jey-M’, lleva dos tantos y no marca desde el 3 de octubre ante el Cartagena. Fue baja durante ocho jornadas por una rotura muscular. Luego llegan los casos de Armando Sadiku y Rafa Mujica. El albanés acumula 255’ y seis tiros en doce partidos de Liga -dos de titular y el primero ante el Valladolid en el arranque de la temporada-. Vio portería en Copa del Rey (2) con sendos goles ante Vélez y Valladolid en Zorrilla.

Pejiño, cinco dianas, ejerce de extremo y estará de baja los dos próximos meses -está pendiente de pasar por el quirófano por un tema de pubalgia-. En relación a los jugadores con licencia del filial, Ale García lleva 51’ en cuatro partidos -con un gol en Copa-. Por su parte, Clau Mendes ha completado 92’ en seis partidos ligueros.

La mejor desde la 2014-15

Los delanteros de la UD suman ocho tantos en Liga, repartidos en las figuras de Jesé Rodríguez (6) y Adalberto Peñaranda (2). Sadiku, Rafa Mujica, Clau Mendes y Ale García no se han estrenado en esta edición de LaLiga SmartBank. En la demarcación de mediapuntas, extremos y organizadores, un total de 18 dianas gracias a la aportación de Jonathan Viera (6), Kirian Rodríguez (2), Benito Ramírez (4), Pejiño (5), Enzo (1) y Moleiro (1).

Como zagueros, Álvaro Lemos (1) y el ingeniero Eric Curbelo (1). La ruta de la pólvora. Los rostros de la gloria. El enigma del nueve. Solo brilla la explosidad de Jesé (6 tantos, nueve jornadas sin marcar) y un vacío que obliga al baile de los artistas. Si no respira ‘Jey-M’, Viera entra en el baile del pistolero referencia -así logró el tanto del 1-0, jugando bajo el rol de único delantero centro-. El ecosistema del novelista, que le permite sumar 30 dianas, seis más que en la pasada campaña (en el punto kilométrico número 23).

En la 2019-20, en la jornada 23, se sumaban 28 goles, mientras que en la 2018-19: 29. Y en la 2014-15, la del ascenso con el ‘nos vemos en la guagua’ de Herrera, el guarismo era imperial: 42 tantos. Industria atómica. La UD luce un ritmo realizador de descenso y no se obsesiona por el nueve. Restan 19 finales, tiren a matar.

Compartir el artículo

stats