Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo positivo eleva a diez los contagios tras el parón

El caso reciente se suma a los de Loiodice, Nuke, Valles, Maikel, Clau, Peñaranda, Cardona, Ferigra y Moleiro | Los clubes, incluida la UD, ven en la ocultación una nueva ‘estrategia’

Los jugadores de la UD Las Palmas, poco después de ganar (0-1) el derbi al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López, el pasado 2 de enero. | |

Hay un nuevo contagiado por covid-19 en la UD Las Palmas, por lo que ya son diez los casos en el seno del primer equipo amarillo después del parón navideño, justo cuando la variante ómicron, más contagiosa que la anterior, se extendía cada vez más rápido por todo el país. También dieron positivo en los test de anteayer tres personas más del staff. Ninguno de los nombres ha trascendido, ni lo hará en principio, porque la entidad, que sí está obligada a comunicarlos a LaLiga, ha cambiado de parecer y ahora tiene la intención de no airear de quién se trata.

En cierta forma, los positivos por coronavirus han pasado a ser una táctica más de los clubes, no sólo del isleño. Ninguno los quiere, pero si los tienen, los usan a su favor en la medida de lo posible. Sobre todo cuando un nuevo contagio o una superación del covid se producen cerca de los partidos. El secreto de la estrategia está en la ocultación.

La única obligación es comunicar los casos a LaLiga; Las Palmas no aireó los últimos tres

decoration

La ha seguido la UD y también otras entidades, con el objetivo de despistar al rival en canto a quién podrá jugar y quién no. De alguna manera, se trata de sacar un pequeño provecho ante la adversidad. El último ejemplo en el caso de los amarillos fue la no comunicación de los positivos de Alberto Moleiro y Erick Ferigra antes del duelo del domingo pasado frente a la UD Almería.

Pero ha habido más. La semana anterior, la primera después de las vacaciones navideñas, Las Palmas tampoco informó de la recuperación de Enzo Loiodice y Nuke Mfulu para el derbi del Heliodoro, como tampoco comunicó que Sergi Cardona había sido contacto estrecho de Clau Mendes, que había resultado contagiado, ni que se había sumado al grupo a tiempo para visitar al eterno rival. De igual manera el lateral también estaba disponible para recibir al líder tras superar el coronavirus, pero el club tampoco dio parte.

Todos han aprendido a convivir con el bicho. Todos saben que van a tener casos y todos buscan sacar el mínimo rédito posible. El número total de casos en la UD Las Palmas desde el parón navideño, justo cuando la variante ómicron se extendía –y extiende– más por España –y por el mundo–, no es de los mayores en Segunda División, pero está en torno a la media.

Los primeros

El regreso a Barranco Seco el pasado 27 de diciembre para pasar los test PCR después de ocho días de vacaciones tras el último duelo de 2021 y de la primera vuelta, el 18 de diciembre frente a la SD Eibar, despertó la atención alrededor de la UD, pues otros muchos equipos habían anunciado ya varios vasos y era la semana del derbi, señalada en el calendario como fecha clave. Los positivos ese día fueron cinco, aunque había truco.

Si bien Loiodice, Mfulu, Maikel, Valles y Clau tenían el covid, tal y como confirmó la prueba PCR, la más fiable de todas y obligada por LaLiga, los tres primeros ya habían cantado en test de antígenos días antes, por lo que el periodo de cuarenta para ellos, entonces de siete días, había empezado antes.

Por eso Enzo y Nuke, que además no presentaban síntomas, entraron en la lista –Maikel, descartado por Mel y el club para este mercado, no fue convocado– y se presentaron en Tenerife. Ese día, la UD no publicó la citación, algo que suele hacer cuando el equipo juega fuera de casa. La única certeza era que Adalberto Peñaranda, el sexto positivo de la UD no iba a estar porque su contagio se anunció el jueves 30: no había tiempo material de que llegara a tiempo.

Tras el derbi, en la semana previa a la visita del Almería, la entidad amarilla sólo anunció el contagio de Cardona, el séptimo jugador, que ya había sido duda para la cita anterior por haber sido contacto estrecho de Clau. El comunicado oficial fue el martes. Para ese entonces, el protocolo covid de LaLiga ya había cambiado: basta un PCR negativo en un laboratorio privado pagado por el club 48 horas después de dar positivo para volver a sumarse al grupo.

Fue el caso del lateral catalán, cuya prueba reveló el jueves pasado que ya no tenía el covid y comenzó a entrenar el viernes. La UD se lo guardó, como también que Ferigra y Moleiro, el octavo y el noveno, habían resultado contagiados antes del encuentro y que por eso no podían entrar en la convocatoria.

Supuso una sorpresa, y en esa palabra radica la nueva estrategia de los clubes. El secretismo en cuanto a quién resulta contagiado o quién se recupera a tiempo ya forma parte de casi todos los equipos, que trabajan a puerta cerrada. La única obligación que tienen es comunicar los positivos a LaLiga. Por lo demás, está en ellos enunciarlos públicamente o no, y si bien la UD ha optado siempre por los primero –por lo menos desde la pretemporada pasada–, ahora prefiere guardárselo, haya consentimiento o no por parte de los afectados.

Así pues, todo el mundo, desde la afición amarilla hasta los propios rivales, debe estar preparados para sorprenderse los días de partido. En la dinámica del primer equipo sólo hay un contagiado, que no podrá entrenar hoy, pero puede haber más en cualquier momento. Y puede que, aunque los haya, puedan jugar. Es el covid como nueva táctica.

Positivos seguros tras las Navidades

Enzo loiodice

En plenas vacaciones

  • El francés dio positivo en vacaciones, por lo que empezó los siete días de cuarentena antes de volver a entrenar y pudo estar en el derbi.

Nuke mfulu

Durante el parón

  • El franco-congoleño vivió el mismo caso que Enzo Loiodice.

Álvaro Valles

Sin relevancia

  • El meta suplente dio positivo un lunes y no pudo estar en Tenerife.

Maikel Mesa

Desde antes

  • El tinerfeño vivió el mismo caso que el portero sevillano, sólo que días antes ya había dado positivo.

Clau Mendes

Un lunes

  • El lanzaroteño, al igual que los dos anteriores, tampoco fue a Tenerife.

Adalberto Peñaranda

Justo antes del derbi

  • El positivo del venezolano fue anunciado el 30 de diciembre, a tres días del derbi. No pudo viajar.

Sergi Cardona

Al final, cayó

  • El lateral, contacto estrecho de Clau antes del derbi, dio positivo un lunes y llegó a tiempo ante el Almería.

Erick Ferigra

Silencioso

  • El ecuatoriano resultó contagiado días antes del último partido y la UD ya no lo comunicó.

Alberto Moleiro

El último día

  • El tinerfeño, según Mel, dio positivo el mismo día del partido y causó baja. El club tampoco reveló su caso.

d‘Míster x’

El último caso

  • Un nuevo jugador dio positivo en los test del lunes. Su nombre no ha trascendido. Esta a tiempo de llegar a Fuenlabrada (22 de enero).


Compartir el artículo

stats