Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Helguera se sienta con Maikel y Unai Veiga para tratar su salida

Ambos ya saben por parte del técnico y de la dirección deportiva que el club busca sacarles, aunque la previsión es que no será inminente

Luis Helguera

Hay dos nombres puestos encima de la mesa del director deportivo Luis Helguera para salir de la UD Las Palmas en este mercado invernal. Se trata de Maikel Mesa y Unai Veiga, que ya saben por parte del entrenador que van a disfrutar de pocos minutos durante la segunda vuelta, y también del director deportivo Luis Helguera, que les comunicó que la intención del club es sacarles para hacer hueco en la plantilla y poder acometer varios operaciones pretendidas.

El siguiente paso es buscar bien equipos en los que ambos puedan estar hasta final de temporada o acuerdos de otro tipo para que salgan. El presidente Miguel Ángel Ramírez ya avanzó durante su comparecencia del pasado 20 de diciembre que antes de que acabe el plazo para entradas y salidas el próximo lunes 31 de enero –incluido– el club habrá cumplido con todos los objetivos que se ha marcado, entre los que se incluye la salida de Maikel y Veiga.

Ninguno de los dos ha contado para Pepe Mel en la primera vuelta del campeonato ni tampoco en los dos primeros encuentros de la segunda. El tinerfeño, elegido uno de los cuatro capitanes esta temporada, es un descarte no sólo del entrenador, sino también del club, puesto que se trata de uno de los jugadores mejor pagados del plantel.

Con contrato hasta junio de 2023, la UD ya trató de quitárselo de encima en verano, pero no pudo. Maikel se encuentra bien en Gran Canaria pese a no jugar y en principio no tiene ninguna intención de marcharse, por lo que su baja no parece sencilla.

Unai Veiga, por su parte, simplemente no da el nivel, algo en lo que están de acuerdo tanto el club, que le fichó este verano por tres temporadas, como el entrenador. En la entidad confían en que finalmente aparezca un equipo en el que pueda jugar como cedido, algo que tampoco será fácil.

En cualquier caso, la previsión es que la salida de uno y otro se retrase hasta el tramo final del mercado de invierno, cuando los movimientos se multiplicarán no sólo en la UD, sino también en el resto de clubes. De momento están atascadas, pero Maikel y Unai Veiga ya lo saben.

Compartir el artículo

stats