Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rober llega con ganas: "El ascenso es la ilusión de todos"

"Si nos lo proponemos, puede ser un bonito objetivo hasta final de año", asegura el extremeño tras su primer entreno con el grupo

Rober, nuevo jugador de la UD Las Palmas La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Rober, nuevo jugador de la UD Las Palmas Pablo Fuentes

Con las miras altas. Rober González, a sus recientes 21 años, aterrizó de nuevo en la UD Las Palmas con el mayor de los objetivos: el ascenso a Primera División. Ve al equipo capacitado para ello. "Sí, ¿por qué no? Yo creo que tenemos una gran plantilla, con muy buenos jugadores que lo dan todo en cada partido. ¿Quién dice que no ganemos y estemos ahí arriba? Es la ilusión de todos, tanto nuestra como de la afición, y creo que si nos los proponemos puede ser un bonito objetivo hasta final de año". Un frase reveladora.

De ambición, sí, pero también de cierta convicción. Tan sólo suma un entrenamiento con sus nuevos compañeros, el de esta misma mañana nada más pasar el reconocimiento médica en el Hospital Perpetuo Socorro, suficiente para comprobar que hay plantilla para tratar de conseguirlo. "Hay mucha competencia, es verdad. Hay jugadores de mucho nivel y voy a pelear y dar el máximo para poder jugar", valoró.

Si no lo hace el próximo sábado 22 de enero en Fuenlabrada no será porque no esté en condiciones, porque, según él, ha llegado en un estado óptimo. "Físicamente me encuentro muy bien. He estado entrenando todos los días, compitiendo", aseguró. Una preocupación menos para el entrenador, el gran artífice por parte del club para que el jugador recalara nuevamente en la Isla hasta final de temporada.

"Pepe Mel para mí es muy importante porque me da esa confianza que todo jugador necesita", comentó en la misma línea en que lo hizo el jueves nada más aparecer por la terminal de llegadas del aeropuerto de Gran Canaria. También repitió que finalmente pudo cumplir su deseo: "Yo tenía claro que quería venir aquí y el club también puso de su parte para que viniera. Me mostró esa confianza que todo el mundo necesita".

Ahora a Rober sólo le queda recuperar el puesto de titular que tenía el curso pasado, en el que marcó ocho goles y dio cuatro asistencias en 30 partidos ligueros. Actuó mayormente como extremo derecho, con libertad para moverse hacia el centro para aprovechar su buen disparo con la zurda, sin embargo, el técnico madrileño contempla ponerle también como falso nueve, experimento que ha hecho en las dos últimas jornadas con Jonathan Viera.

Las metas individuales y colectivas del jugador son claras: "A nivel individual, intentar superar lo del año pasado y ayudar al equipo a estar lo más arriba posible y devolver al club donde se merece".

Atrás queda ya el primer tramo de temporada en el Real Betis, su club de origen y con el que únicamente participó en cuatro partidos de Liga, uno de Copa del Rey y tres de Liga Europa. "En el Betis hay una gran plantilla, con grandes jugadores. El equipo llevaba muy buena dinámica. Yo lo daba todo, pero al final cuando un equipo va bien es difícil cambiar. Me alegro por ellos", comentó el extremeño en referencia a sus antiguos compañeros, a los que habrá de volver a ver en cuanto acabe su cesión hasta final de temporada.

De los Joaquín, Canales, Guardado, Willian José o Juanmi se lleva todo lo mejor. "En cada entreno, en cada partidillo, en cualquier cosa te hacen ir al máximo y dar tu mejor nivel. Creo que eso es lo más importante para mejorar y para crecer", dijo. Ahora convivirá con Jonathan Viera, Jesé, Moleiro, Pejiño, Curbelo o Raúl Navas, sus nuevos camaradas en la búsqueda de un mismo objetivo: un ascenso que es la ilusión de todos.

Compartir el artículo

stats