Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Fuenlabrada kamikaze

El cuadro azulón, en descenso y con solo tres victorias, se aferra a las altas invernales de Mikel Agu y Bouldini en busca del renacer

El centrocampista nigeriano del Fuenlabrada Mikel Agu, ayer, en el Fernando Torres, durante su presentación. | | LP/DLP

La formación del suroeste de Madrid logró su última victoria el 10 de octubre ante el ‘Lega’. 104 días después, precisa sumar 30 de los 75 puntos en litigio para escapar de la guillotina. Cuentas incendiarias. La UD se cruza con un galeón abocado al drama. Manejar esa ansiedad puede ser clave. 

Todo o nada. Obligados al renacer. El CF Fuenlabrada quiere escapar del régimen de las tinieblas a base de fichajes. Con el marcador central grancanario y estandarte Juanma Marrero fuera de combate -fue operado de la rodilla-, los ángeles de la esperanza del ‘Fuenla’ son Mikel Agu, centrocampista nigeriano que ayer fue presentado, y el delantero marroquí Mohamed Bouldini.

Apuran para su estreno ante la UD Las Palmas, este sábado desde las 17.15 horas (Movistar Vamos) en el Fernando Torres. La contratación del técnico Pellicer no vale de revulsivo. Tres duelos ligueros y un punto de nueve -tablas ante el Real Oviedo (0-0) y dos derrotas por la mínima ante el Ibiza (1-2) y el Girona (2-1)-.

En la vigésima plaza con veinte puntos tras 23 jornadas, las matemáticas obligan al bloque azulón a sumar treinta de los próximos 75 puntos en litigio. Toda una heroicidad. La dinámica es dramática: catorce jornadas consecutivas sin festejar una victoria. El último triunfo se remonta al pasado 10 de octubre ante el Leganés (2-1). Tienen otro problema añadido, la falta de gol. Los madrileños han firmado 17 dianas -igualados con el Real Zaragoza- y han visto 70 amarillas.

Mbia, ex del Sevilla, se va por ‘motivos personales’ y la entidad expulsa a su grupo de animación

decoration

Pero es este tipo de rivales famélicos, los que más ponen en apuros a la formación del novelista José Mel Pérez. Solo cabe recordar el naufragio deshonroso acontecido en el Municipal de Butarque ante el CD Leganés (4-1). «En ese partido fue el único en el que no competimos, en el que fuimos inferior al rival», reconoció hace unas fechas Jonathan Viera Ramos a los medios oficiales del club grancanario.

Más allá de la verbena de Butarque, la UD fue arrollada por el CD Mirandés en Anduva (4-2). Ocho goles recibidos en esas dos plazas y un empate con tintes infernales ante la SD Amorebieta en Zubieta (1-1). El cuadro isleño se atasca ante las propuestas ásperas. Pero el ‘Fuenla’, que jugó con tres centrales en Montilivi, tiene a Pedro León (seis tantos, 1.711 minutos) a su referente. El faro para un escudo que acabó octavo (2019-20) y undécimo (2020-21) en sus dos anteriores campañas en la categoría de plata. Un modesto que afronta su primera travesía bajo la dictadura de las dudas y la incertidumbre. Precisa diez victorias.

Arista kamikaze, altas de rendimiento inmediato y una fuga. Stéphane Mbia, ex del Sevilla, anunció hace solo unas fechas que deja el ‘Fuenla’. A seis puntos de la salvación, lo del sábado conforma la última metroguagua hacia la estación esperanza.

Guerra con los radicales

El Fuenlabrada anunció ayer la expulsión de la peña Old School Fuenlabrada de la grada de animación del Fernando Torres y por tanto su pérdida de reconocimiento como peña oficial.

El motivo son los últimos incidentes protagonizados por el colectivo en el partido ante el Ibiza con peleas con otros seguidores del propio ‘Fuenla’.

‘Los últimos incidentes y comportamientos de miembros de esta Peña están en las antípodas de los valores del deporte que se quieren fomentar desde el club (...) En los estadios de fútbol no cabe la violencia ni la intolerancia’, denuncia el club azulón.

Compartir el artículo

stats