Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otros ‘nueves’, menos goles

Xavi García Pimienta apuesta por Armando Sadiku para ser el delantero titular y le da 60 minutos | Mujica termina la última media hora | Ninguno realiza un remate a portería

Pie de foto. | | LP/DLP

«La receta es ser protagonistas, crear situaciones de peligro y estar acertados de cara a gol». Con estas palabras se pronunció el nuevo técnico de la UD, Xavi García Pimienta, durante el día de su presentación oficial ante los medios como el camino para mejorar la situación del equipo que había llevado al club insular a destituir a Pepe Mel de su cargo.

Bien, pues ante la Real Sociedad B, el protagonismo de Las Palmas con el balón fue el mismo que el que ya tenía con el anterior entrenador. Los índices de posesión del esférico llegaron hasta el 68%, pero lo de estar acertados de cara al gol incluso, al menos en este estreno ante el filial txuriurdin, es menor que lo que ofrecía Mel.

Pero de nada sirve tener la posesión si no se materializa ese supuesto dominio. Ayer, para explotar esa superioridad con el cuero, las opciones por las que apostó el míster nuevo para derribar el muro vasco fueron Armando Sadiku,al que le dio una hora; y a Rafa Mujica, para concluir la última media hasta el 90.

Se acabó así con la referencia de Jesé en punta o la opción de Jonathan Viera como falso nueve que tenía Mel en su libreto. ¿Aun así, cual fue el resultado de cara a portería? Ningún remate de los dos arietes amarillos. ¡Y cuando es ninguno, es ninguno!

Es verdad que la cuantía de disparos sobre el arco de Zubiaurre fue de doce tiros, pero la mayoría de ellos de los hombres de la segunda línea de ataque.

Viera fue el que más lo intentó, con la pólvora totalmente mojada, dos lanzamientos sobre el marco rival de sus cuatro intentos. Rober tuvo dos, con mayor efectividad en cuanto al objetivo de los tres palos, pues los dos fueron orientados hacia la línea de gol; y Jesé, que lo intentó una vez, y que su tiro se marchó lamiendo la cepa del poste izquierdo en lo que hubiera significado un auténtico golazo con rosca desde el pico del área.

Todo ello ante un conjunto que solo ha conseguido dejar la portería a cero en cuatro ocasiones de los 24 partidos que había disputados hasta llegar a Gran Canaria. La endeblez defensiva es un sello del conjunto dirigido por Xabi Alonso, con 33 tantos concedidos, siendo el quinto peor equipo de la categoría... y la UD no fue capaz de traspasar la línea de gol.

Tampoco es que de la sequía goleadora ante el filial txuriurdin se obtenga un análisis catastrófico en cuanto al rendimiento en la punta de ataque. Cabe reconocer que la entrega de Armando Sadiku ante una línea de tres centrales –más dos carrileros– fue digna de reconocimiento.

La movilidad del albanés permitió que se trazara una jugada que da ciertos síntomas de que va a ser un recurso con el sello de García Pimienta, pues se repitió hasta en tres ocasiones. El delantero centro arrastró a sus marcas a espacios lejanas de su zona de influencia y así creó carriles abiertos tanto para Jesé como para Rober.

Cuestión distinta fue el papel de Rafa Mujica sobre el tapete. Uno de los hombres llamados a ser de la corte de Pimienta por su pasado en el filial del Barça, donde ambos coincidieron, tiene que exponer mayor rendimiento si quiere convencer de que es un jugador válido para un equipo llamado a luchar por el ascenso.

En media hora, el portador del dorsal 9 no hizo honor a su número, ni por instinto de killer, ni por dar ese trabajo oscuro que muchas veces no es reconocido y que hace brillar a otras estrellas que le rodean en la constelación de ataque. Ni es Giroud, ni la UD tiene a Mbappé o a Griezmann en los extremos como para que el equipo siga negado con el gol.

Compartir el artículo

stats