Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mundial 2030

El Cabildo, dispuesto a analizar la Isla como sede

«Habría que valorar si las infraestructuras reúnen las condiciones», asegura Morales

Imagen de la grada Naciente del Estadio de Gran Canaria en un partido de la UD Las Palmas. | | Andrés Cruz

Hay predisposición del Cabildo a que Gran Canaria, y por extensión el Estadio del que es propietario, sea una de las sedes que proponga la Real Federación Española de Fútbol en su candidatura conjunta con la portuguesa para celebrar el próximo Mundial 2030, dentro de ocho años.

Tras el anunció el pasado lunes de que la UEFA, máximo organismo futbolístico europeo, únicamente propondrá la candidatura de España y Portugal, que competirá con las de otros países de distintos continentes, cobra fuerza que la Copa del Mundo regrese a Europa una vez se haya disputado en Catar, en este 2022, y en México y Estados Unidos, en 2026.

Queda mucho, pero el hecho de que España pueda ser una de las organizadoras hace que Gran Canaria aparezca como una de las posibles sedes que proponga la RFEF.

«Por supuesto. Nosotros encantados de poder acoger algunos de los partidos de importancia del Mundial, por supuesto. Además, ya hemos tenido experiencia en la organización de grandes eventos deportivos en la Isla, por lo que estaríamos encantados de poder hacerlo», comentó a LA PROVINCIA Antonio Morales, presidente del Cabildo Insular.

«Habría que valorar si efectivamente la lejanía y las condiciones de las infraestructuras de las que disponemos reúnen las condiciones necesarias para hacerlo, pero desde luego, por supuesto que siempre veríamos muy bien para la promoción de la Isla esa posibilidad», agregó el dirigente en el mismo sentido.

Para que eso fuera posible, el Estadio de Gran Canaria, actualmente con un aforo de alrededor de 33.000 personas, debería alcanzar la cifra de 40.000, el mínimo exigido por la FIFA –máximo organismo futbolístico mundial–, por lo que serían necesarias, como mínimo, obras para aumentar la capacidad.

Cuestionado por si sería una buena oportunidad para acometer la ampliación y cierre de la grada Naciente, una cuestión no resuelta desde hace muchos años, Morales aseguró: «No sé si alcanzaría esa cantidad con las reformas que están pendientes. Habría que valorarlo, desde luego».

El Cabildo, por tanto, analizará la posibilidad de acondicionar el recinto de Siete Palmas para que la Federación que dirige Luis Rubiales la tenga en cuenta, algo que no ocurrió en 19892, cuando España organizó el Mundial y Gran Canaria no fue sede.

«Es cierto que será un Mundial con 48 países participantes, lo que amplía el número de grupos a 12, el doble que en 1982, por tanto, no debería influir en la inclusión de nuestra isla, que cuenta con experiencia organizativa», señaló, por su parte, Lucas Bravo de Laguna, presidente de Unidos por Gran Canaria y candidato a la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria.

El gran beneficiado de la adecuación del Estadio sería la UD Las Palmas, el que utiliza las instalaciones y que espera desde hace tiempo las obras en la Naciente, entre otras en el recinto. Nadie del club se ha pronunciado de momento, pero sin duda verían con buenos ojos la apuesta de la Isla como sede por lo que repercutiría en el lugar donde el equipo juega los partidos como local.

La Federación Interinsular de Fútbol, por su parte, también se mostró a favor de que el Mundial alcance Gran Canaria, aunque recuerda que el proyecto se encuentra todavía en una fase embrionaria y que debe pasar aún por muchos filtros. De momento, lo que hay es predisposición de todos, incluido el Cabildo, el dueño del Estadio que deberá reformarse.

Compartir el artículo

stats