Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con el corazón en Alcorcón y la permanencia en Aluche

Los integrantes del Club de Fútbol Casa Canaria, asiduos a los partidos de la UD en feudos peninsulares, no pueden apoyar al equipo en Santo Domingo al competir este mediodía

La plantilla del Club de Fútbol Casa Canaria en plena fiesta tras conseguir el ascenso a la Segunda División Regional de Madrid, de la que no quieren despedirse hoy. | | LP/DLP LP / DLP

De entre los más de 700 aficionados amarillos que están previstos que llenen las gradas de Santo Domingo este mediodía a partir de las 14.00 horas se echarán en falta a un grupo de asiduos seguidores de los que recorren los estadios de los equipos peninsulares para apoyar a la UD en sus partidos. Los integrantes del Club de Fútbol Casa Canaria tendrán el corazón en Alcorcón para apoyar desde la lejanía al equipo de sus amores, puesto que tienen una cita ineludible hoy mismo para sellar su permanencia en la Segunda División Regional de Madrid.

Los designios de los calendarios competitivos quiso encuadrar el partido entre Las Palmas y Alcorcón media hora después de que en Aluche suene el pitido inicial en el duelo a vida o muerte entre el equipo del mismo nombre del barrio capitalino frente al equipo embajador del Archipiélago en la liga madrileña.

«Tenemos que asentarnos en la categoría después del ascenso del año pasado, vamos a estar concentrados en el partido que tenemos que ganar para poder jugar la fase de permanencia –o condicionada– y seguir llevando el nombre de Canarias por los campos de Madrid, aun así, seguro que vamos a tener un ojo puesto en lo que vaya pasando en Alcorcón y seguro que el final lo vamos a ver ya sea en un movil o por donde lo pongan», afirma Roberto Miño Reig uno de los fundadores del equipo y socio de la Casa Canarias junto a Guillermo García Bello.

Este último, además de gestionar la pequeña embajada gastronómica y cultural del Archipiélago en la capital española, lleva sus dotes de organización al terreno de juego. Un auténtico Kaiser en la línea defensiva, curtido en los terrenos de juego de Gran Canaria y pulido en las canchas del colegio San Ignacio Loyola junto a ilustres como Hernán Santana, se le queda el resquemor de no poder acudir a Alcorcón, pero hace una promesa: «Yo creo que vamos a meternos en el Playoff y lo más seguro es que nos toque el Valladolid, ahí vamos sí o sí», afirma.

Su brazalete intentará marcar el camino desde Aluche para transmitir la misma energía al sur de Madrid. Un equipo con espíritu de Lezama, formado única y exclusivamente por jugadores insulares que se han ido encontrado en su aventura madrileña, frente al barrio de más de 100.000 habitantes. La proeza no es imposible.

Carlos Senante –hijo del ilustre cantante tinerfeño Caco Senante– intentará dirigir desde la banqueta al más puro estilo Pimienta y cumplir con el objetivo de permanecer un año más en la categoría.

El sueño de esta familia amarilla continúa la senda que se les permite unirse semana a semana para no olvidar sus raices gracias al compromiso de firmas canarias como JLH, Tirma o Construcciones López Marrero que no dejan que este sueño decaiga.

Además, cuentan con el aval y bendición de leyendas de la UD como Víctor Afonso y Pacuco Rosales, sus grandes valedores.

Compartir el artículo

stats