Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas-Real Oviedo / La voz del estratega milagro (Falta un día para la final del siglo)

Pimienta reclama una UD Las Palmas enchufada ante el Oviedo: "Jesé se tendrá que ganar el sitio como uno más"

El técnico amarillo agradece el respaldo de Viera y Ramírez en los momentos críticos -"Tras perder con el Girona, me cautivó el 'presidente amigo' y me dijo: 'Vamos a cenar' -"Me gustaría ir ganando 3-0 a los 15 minutos, pero hay que competir con calma" -"¿Algo para la afición? Estoy emocionado por el lleno"

Xavi García Pimienta, en el banquillo del Municipal de Santo Domingo. Sergio Reyes Robledo

Pimienta y la visualización de la película de la final del siglo. "Ojalá se vaya ganando 3-0 a los quince minutos, pero costará muchísimo". El técnico de la UD considera que fue clave la creencia ciega en su trabajo del presidente Miguel Ángel Ramírez, del capitán Jonathan Viera y del resto del plantel en los momentos más complicados. De la respuesta de la afición y del histórico lleno del Gran Canaria (32.400 fieles) solo tiene palabras de elogio. "Estoy muy orgulloso de esta comunión, se verá un grandísimo partido. Y si hay algún momento complicado, ellos nos ayudarán con ganas de que llegue el partido. Los chicos están preparados para ganarlo".

El estadio más grande del mundo late en Siete Palmas -no se llena desde junio de 2015-. "Es un estadio grandísimo, gracias a esta enorme racha les hemos convencido. La afición se ha visto reflejada y en 48 horas se vendió todo el papel. La recompensa la tendrán los jugadores: un estadio a reventar en un partido clave. La gestión de las emociones es clave, pero este equipo sabe responder cuando las cosas no empiezan bien. Somos un equipo que nunca se rinde".

Define de "bárbaro" el trabajo realizado por el cuerpo técnico y plantel en estas últimas nueve jornadas. Pero es el pulso del 'todo o nada'. No hay red. "Todos soñamos con jugar en casa y delante de nuestra afición. Tener el campo lleno es un punto a nuestro favor (...) Pero habrá capítulos dramáticos y complejos, estos duelos con tanto en juego son un arma de doble filo. Para jugar este tipo de partidos, hemos esperado mucho. Tras una temporada brutal, ahora necesitamos nuestra mejor versión. Ojalá se logren tres goles en 15 minutos, pero no será sencillo. Hay que tener paciencia. Y no podemos renunciar a nuestro estilo, trataremos de meterle ritmo, estar muy atentos y ejercer la presión tras pérdida". Considera innegociable "llevar la iniciativa" en esta fase crítica. "Nos estamos jugando mucho".

La amenaza del ejecutor de los 20 tantos

Cuestionado por cómo piensa frenar a Bastón -máximo realizador de la categoría con Stuani y Stoichkov-, Pimienta pone el foco en el conjunto de Ziganda. "Ojalá el Oviedo fuese solo Borja Bastón". Agradece el respaldo acérrimo de Miguel Ángel Ramírez y de Jonathan Viera. "Destaco al presidente, su ayuda fue clave. Tras perder ante el Girona, me dijo 'vente a cenar'. Fuimos con el director deportivo para que no estuviese solo. Me percaté de su corazón, eso no lo olvidaré nunca (...) Y de Viera qué puedo decir, es un referente y sus palabras de que debo continuar pues las agradezco". Elude pronunciarse sobre su continuidad. "Tengo un año más, pero lo trataremos al final de temporada. Ahora solo pienso en el partido ante el Oviedo, que no es poco".

No hay favores para Jesé Rodríguez. "Tendrá que ganarse el sitio como uno más. Primero debe estar en la relación de convocados y luego en el once". Recuerda que en la mala racha de resultados, la UD destilaba una propuesta atractiva. "Cuando no ganábamos se veía una UD eficiente. Ahí están los casos ante Zaragoza o Girona. Siendo superior no ganas. El equipo hacía las cosas muy bien, pero los resultados no llegan. El compromiso y el juego eran idénticos. Mi obligación era la de jugar bien y ganar".

Califica la final ante el Oviedo como un "partido brutal". "Todo el mundo creyó en mí, y eso es gracias a los jugadores y a los dirigentes del club. Por defender esta manera de jugar y competir. Nos queda un partido brutal y el de la semana siguiente [ante el Sporting de Gijón en El Molinón]".

Desconoce la manera en que se posicionará el Oviedo. ¿Saldrá a defender el empate? "No sé qué pasará con el Oviedo, no lo puedo controlar. Solo digo que contamos con un equipazo. El rendimiento está ahí, una vez empiece el partido, ya analizaremos la manera en la que se ubiquen. Lo que sí asumo, es el grado de dificultad de batir al Oviedo".

Los 32.400 héroes del partenón

El estratega barcelonés de la UD, que ha logrado reducir una renta de ocho puntos con la promoción, lidera un equipo sin fisuras. Son nueve duelos invicto, con siete victorias y dos empates. En estos tiempos de bonanza y éxtasis, le lanza el enésimo guiño a la afición. "Me gustaría darle las gracias uno a uno. Su pasión me emociona. Jugamos por ellos, por los cerca de 33.000 que están en las gradas y los que lo sigue por la TV. Así como los que están en la Península. Trabajaremos duro para que se sientan orgullosos. El plantel está preparado, unidos [afición y UD] somos más fuertes".  

Compartir el artículo

stats