Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Gijón lo tienen claro: «Queremos que gane la UD»

La mayoría de aficionados del Sporting prefieren que su equipo no venza el domingo para perjudicar al Oviedo | Tanto las redes sociales como las peñas auguran el apoyo a los isleños

Imagen de la grada de animación de El Molinón, repleta durante el derbi entre el Sporting y el Oviedo del pasado 17 de abril (0-1). | | JUAN PLAZA

Una cosa es lo que pase en el terreno de juego; otra, lo que acontezca en las gradas. Si bien nadie puede asegurar que el Sporting vaya a pasearse el domingo (19.00 horas) ante la UD Las Palmas pese a estar salvado y tener la posibilidad de fastidiar al Real Oviedo, su eterno rival, si no vence a la UD Las Palmas, lo que es una certeza es que la afición del último rival amarillo en la fase regular desea, mayoritariamente, que el equipo de Xavi García Pimienta empate o gane y así los carbayones pierdan una de sus dos posibilidades de jugar la promoción de ascenso.

La otra es que el Burgos, que tampoco se juega nada, se imponga al Girona en El Plantío y los del Cuco Ziganda hagan lo propio en su duelo con el Ibiza en el Carlos Tartiere, cuestión que igualmente parece improbable. Pero en lo que al Sporting respecta, la opinión mayoritaria de sus seguidores se resume en cinco palabras: «Queremos que gane la UD». Aunque a otros muchos también les vale la igualada.

«Lo ves en la redes sociales. No encontré a uno que me dijera ‘tenemos que ganar’. Mayoritariamente, nos es mejor que gane Las Palmas. Hay una rivalidad deportiva, no es otra cosa, y lo que no se entendería es que el Sporting facilitara un posible ascenso al Oviedo, y más después de la temporada que llevamos, que se supone que aspirábamos a subir. La gente no lo entendería».

Es la sentencia de Andrés Buznego, presidente de la peña Casa Kilo, que sí comprende, en cambio, que los jugadores y el entrenador, Abelardo Fernández, mantengan el discurso contrario, sin embargo, él tiene muy claro el suyo: «No podemos salir como si fuera la final de la Champions».

En la misma sintonía se muestra Aurelio Rodríguez, que a sus 84 años aún preside la peña Carbonera y es una de las voces más autorizadas en Gijón para referirse al Sporting. Habla en nombre de la inmensa mayoría de los que conforman su grupo para responder a la pregunta de si quiere que la UD asalte el estadio esportinguista el próximo domingo.

«Totalmente. Ojalá gane Las Palmas 6-0 en El Molinón, y me quedo tan tranquilo. Una mayoría muy grande está en la misma línea». Sus frases son todavía más contundentes cuando se le cuestiona por si celebraría un gol de Las Palmas y si pitaría uno del Sporting. «Hombre, eso téngalo por seguro», responde a la primera cuestión. «Claro que sí, no tiene por qué meterlo», contesta a la segunda. No tiene duda alguna.

Hartazgo

También tira de ironía para defender su actitud de cara a la última jornada, como cuando asegura que «no es fastidiar al Oviedo», sino por «simpatía por Las Palmas», pero realmente le fastidiaron, sostiene, algunos comportamientos de la afición carbayona.

«Yo aguanté mucho este año. Quiero más que suba Las Palmas que el Real Oviedo. Yo soy del Sporting desde niño y no me meto con nadie, pero tampoco me gusta que desde otros lados siempre estén cizañeando y metiéndose con el Sporting, con problemas, cachondeos y esto y lo otro, y entonces me sale del corazón, por todo lo que aguanté, que Las Palmas gane. Así de claro». Palabra de seguidor veterano.

Andrés Buznego, por su parte, quita hierra al asunto porque asegura que el hecho de que el Sporting quiera que su equipo no gane para fastidiar al Oviedo y viceversa «no es nuevo», sino que ha pasado varias veces a lo largo de la historia. Lo asume y lo entiende.

Lo que no acepta, sin embargo, es otra cosa. «Ziganda pide ahora profesionalidad y ni él ni su equipo la tuvieron el año pasado cuando el Rayo les ganó por 4-1 y tuvieron una dejadez absoluta. Aquel resultado nos perjudicó». Porque el Sporting, si pinchaba el conjunto vallecano en aquella antepenúltima jornada, en la que el Oviedo ya no se jugaba nada, habría tenido alguna posibilidad de clasificarse para el playoff.

No sucedió y ahora sólo recuerda que nadie debe pedir profesionalidad cuando considera que su eterno rival no la tuvo. «Es como si me quitasen el peso de toda la temporada», sentencia Aurelio Rodríguez. Son las cosas de la afición. El partido de la grada lo ha ganado ya la UD Las Palmas. Los presidentes de las peñas Casa Kilo y Carbonera son sólo dos ejemplos. Otras ocho, consultadas por La Nueva España, periódico del mismo grupo editor que este, piensan igual. Sólo cinco quieren que gane su equipo. El choque, en todo caso, se juega en el césped.

Sin público en las gradas durante cinco minutos


No hay paz en Gijón. La temporada irregular del Sporting, que logró salvarse la jornada pasado con un pírrico empate en el campo del Fuenlabrada (0-0), que ya estaba descendido, ha generado una corriente de protestas en la ciudad contra la junta directiva que preside Javier Fernández y que será visible el próximo domingo, cuando la UD Las Palmas visite El Molinón en la última fecha del campeonato. Existen varias convocatorias de aficionados para protestar en los aledaños del estadio esportinguista antes del encuentro, al que prevén entrar después de comenzado. Así, está previsto que el choque comience sin público en las gradas. Además, el sector más animoso, representado por los Ultra Boys, ha comunicado ya que permanecerá fuera del recinto durante toda la primera parte y que entrará en el descanso. Así, el contexto para que la UD Las Palmas consiga el punto que le falta para asegurarse la participación en la promoción de ascenso es, a priori, favorable. La mayoría de aficionados, además, no perdonaría que su equipo ganara y favoreciera así al Real Oviedo. | P. F.

Compartir el artículo

stats