Maikel Mesa supera la primera criba. El centrocampista y atacante tinerfeño de 31 años -cuyo contrato se extingue el 30 de junio de 2023- siempre ha latido bajo la sombra de la duda. Con 87 partidos de amarillo y diez tantos en su expediente, cuenta con el visto bueno de Xavi García Pimienta para formar parte del proyecto 2022-23. De esta manera, esquiva la famosa 'lista negra' que fue adelantada ayer por el presidente Miguel Ángel Ramírez en el balance del año ante los medios de comunicación.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD, durante la exposición de las líneas maestras de la nueva temporada. LA PROVINCIA / DLP

"El 85% de la plantilla titular va a continuar, precisamos reforzar varias posiciones para elevar el grado de competitividad (...) La relación de bajas oscila entre diez y once". Con estos parámetros, la voz y opinión del técnico ha sido crucial para un futbolista que ya salió del club amarillo en la puerta del mercado invernal de 2020 para poner rumbo al Carlos Belmonte. En el Alba, fue protagonista y brilló en la salvación del conjunto manchego junto a Dani Ojeda (SD Ponferradina). También se barajó su salida en el pasado mercado de enero, pero finalmente la operación saltó por los aires. Es un activo que siempre ha contado con cartel en el universo de plata. Aterrizó en Gran Canaria en el verano de 2018 de la mano de Toni Otero.

Tampoco pudo salir en la pasada ventana de refuerzos el centrocampista vasco Unai Veiga y el fichaje de Vitolo no pudo concretarse -las 25 licencias de la UD estaban completas-. ¿Qué jugadores abandonarán la disciplina de la UD? ¿De dónde salen esas diez fichas de la operación salida? Armando Sadiku, Rafa Mujica, Jesé Rodríguez, Adalberto Peñaranda, Hernani y Álvaro Valles concluyen su vínculo contractual. Rostros como Ale Díez, Ferigra, Clemente o Veiga han carecido de protagonismo.