Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una vuelta al primer plano para Tino Luis Cabrera

Apartado casi desde su llegada a la UD en 2020, regresa al Real Betis

Tino Luis Cabrera –sentado– y Deivid Rodríguez, esta temporada en Barranco Seco. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

En pleno desprestigio de su figura, incesante casi desde su llegada al club en julio de 2020, Tino Luis Cabrera da un salto de categoría: regresa al Real Betis Balompié. Una paradoja. Lo hace como responsable del Área de Metodología, relacionada con la base del club verdiblanco. En la UD Las Palmas, sin embargo, apenas le dejaron ejercer sus funciones de secretario técnico, en parte porque él mismo se lo buscó, por su deseo –casi obsesión– de entrenar al equipo, pero también porque el director deportivo le apartó de facto de la toma de decisiones.

Su llegada a la entidad amarilla para ocupar el puesto que dejaba Toni Otero se produjo por la insistencia de Miguel Ángel Ramírez, que le avaló y le puso como segundo de Luis Helguera, sin embargo, el cántabro y el grancanario nunca congeniaron como compañeros de trabajo. Los métodos de uno y otro, en definitiva, eran distintos e incompatibles.

Tino Luis venía de ser ojeador y analista en el Betis durante varios años, a la sombra de Alexis Trujillo. Su labor siempre fue valorada de manera positiva por el entorno de la entidad andaluza, no siempre favorable; en la UD, salvo en el primer mercado de fichajes en el que pudo participar, apenas pudo desempeñarla.

Porque más allá de su participación directa en las llegadas de Rober, Pejiño o Loiodice, la gran mayoría de refuerzos han corrido a cargo de Helguera, con resultados catastróficos en muchos casos, como los de Pietro Iemmello, Tomás Cardona, Unai Veiga o Hernani Santos.

Por otro lado, Tino Luis, una vez dentro, dejó claro a todo el mundo, sin necesidad de decirlo explícitamente, que lo que quería era entrenar al primer equipo amarillo. Tanto es así que pasó a observar prácticamente cada entrenamiento desde la grada e incluso llegó a intervenir con ciertos comentarios que no agradaron a Pepe Mel en su día y que Xavi García Pimienta tampoco iba a estar dispuesto a aguantar.

Así, Ramírez y Helguera vieron la oportunidad perfecta para quitárselo de encima cuando destituyeron a Pepe Mel y lo mandaron a dirigir a Las Palmas Atlético en sustitución de Juan Manuel Rodríguez. El filial estaba roto y lo confirmó después con la llegada de un tercer técnico, Yoni Oujo, el actual. El balance de Cabrera fue nefasto: tres victorias, dos empates y ocho derrotas en 13 partidos.

Con su cese a mediados de abril en la UD tenían claro que no cumpliría el último año de contrato que le quedaba. Le dieron varios periodos de vacaciones y cuando concluyó la temporada hicieron oficial su despido.

Y ahora, justo cuando el Atlético Paso había barajado la posibilidad de ficharle en la nueva aventura del equipo palmero en Segunda RFEF, le llega una propuesta del Betis para volver a tener un cargo de importancia en el club.

Es el regreso al primer plano de Tino Luis Cabrera, de pocas palabras pero de mucho trabajo, el que apenas le dejaron realizar en la UD Las Palmas. Su paso por la entidad quedó en la intrascendencia.

Compartir el artículo

stats