Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La operación salida de la UD, parada a ocho días del inicio

De los «10 u 11» que Ramírez anunció que no seguirían, faltan cuatro o cinco con contrato

Rafa Mujica en la peluquería Brooklyn de La Minilla y que regenta el exjugador de la UD Hernán Santana. LA PROVINCIA / DLP

Cero llegadas, cero salidas de jugadores con contrato. El matiz en cuanto a las altas es que hay dos que ya están cerradas, las de Víctor Machín Vitolo –cedido por el Atlético de Madrid– y Marc Cardona –procedente del Osasuna–, sin embargo, las bajas están estancadas cuando quedan ocho días para que la UD Las Palmas eche a andar con el inicio de la pretemporada en Barranco Seco. Estaba previsto, porque a estas alturas del verano los movimientos del mercado son contados, pero la tarea está pendiente y puede que, tal y como sucediera en el pasado mercado invernal, sacar a los que pretende sea más complicado de lo cree.

Todavía quedan por marcharse cuatro o cinco, todos ellos con contrato en vigor, según la cifra que ofreció el presidente Miguel Ángel Ramírez en su comparecencia posterior a la eliminación frente al CD Tenerife en las semifinales de playoff. El máximo dirigente amarillo estableció en «diez u once» las bajas que habría en la plantilla de entonces con respecto a la del curso que viene. De momento sólo se han marchado algunos de los que terminaban su vínculo; los que todavía lo tienen, aún permanecen.

Causaron baja Jesé, Rafa Mujica, Sadiku, Hernani, Rober y Peñaranda, que acababan su vínculo

decoration

Así, hasta seis futbolistas que estuvieron la campaña pasada ya están fuera. Dos de ellos, Rober González y Adalberto Peñaranda, terminaron su periodo de cesión –del Real Betis y del Watford, respectivamente– en el club; los otros cuatro, Hernani, Jesé, Rafa Mujica y Sadiku sólo firmaron por un año el verano pasado y la UD no les ofreció renovar.

Ni siquiera a Jesé, segundo máximo goleador del equipo, con 11 tantos –tres menos que Jonathan Viera–, que sabía de su lado que tampoco seguiría. La idea de la dirección deportiva y del entrenador es reforzar toda la delantera y en ello están. De momento, Marc Cardona, al que García Pimienta entrenó en el Barça B en la 2017-18, está atado. Faltan otros dos.

Objetivo claro

Eliminados esos seis, la UD tiene claro cuáles son los otros cuatro o cinco a los que le gustaría dar salida con el objetivo de liberar fichas y disponer de jugadores más aprovechables para el técnico. Los elegidos son Raúl Fernández, Erick Ferigra, Unai Veiga y Óscar Pinchi.

Cabe recordar que el portero vasco fue relegado al banquillo por García Pimienta después de una mala racha y perdió su sitio en favor de Valles, a quien la entidad renovó hace varias semanas para que continúe como guardián titular, gracias, sobre todo, a su buen manejo del balón con los pies, requisito indispensable en el estilo de la UD. Comoquiera que Álex Domínguez vuelve de su cesión en el Ibiza, y que Raúl Fernández está en la recta final de su carrera y además sólo le queda un año de contrato, el vizcaíno es el nominado a marcharse.

Los elegidos para sacar del plantel son, como mínimo, Raúl Fernández, Ferigra, Unai Veiga y Pinchi

decoration

Ferigra y Veiga, por su parte, tampoco cuentan. El primero porque hay overbooking de centrales –también están Curbelo, Raúl Navas, Coco y Álex Suárez– y es el último. Además, tampoco gustaron sus varias faltas de indisciplina durante el curso. El segundo, porque fue un error manifiesto de Luis Helguera: sólo participó dos ratos en sendos partidos y ya se le buscó una salida en invierno.

Pinchi, de su lado, tampoco contó con minutos. De alguna manera, tampoco dio el nivel. Es pretendido por el Deportivo de La Coruña, pero elige él. Como el resto. Porque tienen contrato. Sus salidas, por ahora, están paradas.

Compartir el artículo

stats