Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La búsqueda del nueve: la UD lleva 17 puntas en ocho años

El club amarillo, desde el alta de Araujo (2014), contrata artilleros en cada una de las ventanas de verano | Sadiku, Jesé y Mujica dejan huérfana la delantera, que espera a Marc

Jesé Rodríguez y Armando Sadiku, que no siguen en el club amarillo, festejan el tanto del albanés en el Nuevo José Zorrilla, el pasado marzo, ante el Real Valladolid en el duelo que inició la racha de Pimienta. | | LP/DLP

Se busca ariete. Razón en Pío XII. A 39 días del inicio del curso liguero 22-23, la UD vuelve a activar la maquinaria salvaje del nueve. Disco duro, fax y una gran capacidad de inventiva. La cacería del estilete caníbal, una melodía que se ha repetido en las últimas ocho campañas –desde la 14-15– con 17 delanteros fichados. Con Marc Cardona pendiente de acelerar la rescisión con Atlético Osasuna, Las Palmas afronta un escenario curioso. Se ve sin puntas del primer equipo en nómina, tras la finalización de los contratos de Armando Sadiku (sin equipo), Rafa Mujica (Arouca de la Primeira de Portugal) y Jesé Rodríguez (Ankaragucu turco). La entidad amarilla debe reactivar la maquinaria. El alta de Sergio Araujo (2014, en calidad de cedido por Boca Juniors) marca el punto de inflexión. El argentino logró 25 tantos y fue determinante para besar el ascenso el 21-J.

El Palermo italiano trasladó una propuesta de compra de 15 millones, que finalmente fue rechazada por Las Palmas el 15 de julio de 2015. El bonaerense fue vendido por 1,5 millones en junio de 2021.

La impronta del Chino arrollador se plasmó a ráfagas y contabilizó dos cesiones al AEK de Atenas, club que ahora es propietario de sus derechos federativos. En ese curso 14-15, Alfredo Ortuño llegó en el mercado invernal a préstamo por el Granada con una opción de compra obligatoria hasta 2019 en el caso de besar el salto de categoría. La UD pagó el millón de euros y se quedó en propiedad al murciano. Su última aparición fue el 21-J ante el Zaragoza en la vuelta de la final del playoff. Tras ser apartado y quedarse sin ficha, no volvería a jugar de amarillo para iniciar un largo periplo de cesiones por el club maño, Mallorca y Cádiz. Fichó por el Valladolid pero LaLiga desestimó la operación por estar fuera de plazo. Estuvo cuatro meses entrenando sin ficha y luego dio el salto a Estados Unidos. Albacete, Extremadura, Oviedo y Cartagena completaron su expediente. En el recuerdo, su participación en el lienzo del Chino, al peinar el cuero para que luego Aythami fabricase la chilena de Patalavaca. Y se evaporó.

Por su parte, Willian José, que se midió con el Real Zaragoza a la UD en la citada eliminatoria, recaló cedido en el cuadro grancanario ya en Primera por el Fondo de Inversión Maldonado. Logró nueve tantos y completó un papel crucial en la salvación pío pío a las órdenes de Quique Setién. Siete dianas fueron en la segunda vuelta. Las Palmas no ejecutó la opción de compra por el 70% del ariete, que finalmente fue adquirido por la Real Sociedad por seis millones. En el conjunto txuri-urdin anotó 62 dianas en 170 duelos.El Betis lo compró por nueve kilos. La formación amarilla perdió una grandísima vía de negocio con el ariete de Porto Calvo, que siempre expresó su deseo de seguir en la Isla. Fue la Setién quién pulió la mejor versión de Willian José, que dejó de convertirse en un nueve errante. En San Sebastián encontró su hogar hasta que fue cedido a los Wolves de la Premier League. Ahora es propiedad del Betis, conjunto con el que conquistó la Copa del Rey.

En la segunda temporada en Primera, la dirección deportiva, integrada por Cruz y Helguera, logró la adquisición a coste cero de Marko Livaja –nombrado ahora mejor jugador de la liga de Croacia–. Además, la astucia de Miguel Ángel Ramírez en los despachos ató a un galáctico de la dimensión del ex del AC Milán Prince Boateng –ver cuadro en el margen superior y a la derecha–. Dejaron quince dianas. El primer aterrizaje de Jesé Rodríguez, en esta ocasión como cedido por el PSG, elevaron las adquisiciones galácticos.

Rémy y Prince Boateng

Se soñó con Europa, pero la segunda vuelta, la del adiós de Setién, resultó un funeral. Prince, tras renovar, se iría gratis a unos días del comienzo de la temporada 17-18 ante el Valencia CF en Mestalla. Livaja, por su parte, fue cedido al AEK en una operación que superó el millón. El propio club heleno lo compró finalmente el verano de 2018. En febrero del 2021 se marchó al Haduk Split, con el que ha completado la mejor temporada de toda su carrera.

En la 17-18, la del descenso, se disponía de artilleros del calibre de Jonathan Calleri –llegó a préstamo por el Fondo de Inversión Maldonado– y el galo Rémy. El exjugador del Chelsea computó seis dianas y salió al Getafe en enero tras un enfrentamiento con el técnico Paco Jémez. En julio de 2018, fue vendido al Lille Olympique Sporting Club por 1,4 millones. Vino gratis y dejó beneficios.

Los treinta tantos del ‘Moña’

Con los 19,2 ‘kilos’ del tope salarial de la UD en Segunda –con Otero al mando de la dirección deportiva–, la formación amarilla dispuso del oficio de Rubén Castro. El Moña logró treinta dianas en sus dos campañas en la categoría de plata tras hacer historia con el Betis. En el segundo periplo en la Isla, cumplió de forma eficiente y salió de Las Palmas cobrando la indemnización de 300.000 euros.

Mir logró siete dianas y luego brilló en Huesca y Sevilla. Pekhart llegó a la Eurocopa y Jesé logró once tantos (21-22). Mujica, Pietro y Sadiku pasaron de puntillas. Los cuatro tantos del albanés no le valieron para asegurarse la renovación. Ahora, toca fichar. Las taquillas de los pistoleros están vacías.

El Málaga se lanza a por Rubén Castro, de 41 años


El delantero grancanario Rubén Castro Martín sigue estando de moda. A sus 41 años, tras firmar dos campañas consecutivas en las filas del Cartagena a un gran nivel para lograr 39 dianas (19 en la 20-21 y 20 en la edición liguera 21-22), es tentado por el Málaga CF que le ofrece 700.000 euros por una aventura más. El artillero de La Isleta había dado su palabra para seguir en el club blanquinegro, pero las negociaciones con el cuadro boquerón ya estarían muy avanzadas. Rubén militó dos cursos en al UD en su segundo periplo y logró treinta tantos. Por lo tanto, suma 69 en las últimas cuatro temporadas (lo que deja una media de 17,2 tantos por edición liguera). Tras la marcha de Rubén, Araujo (11) y Viera (14) han sido los dos últimos pichichis amarillos. Mientras el Málaga aprieta, Las Palmas acelera para completar su frente ofensivo. Marc Cardona figura en todos las quinielas y es el elegido por Pimienta. Además, Ale García, Clau y Elejalde llegan del filial. | P. C.

Compartir el artículo

stats