Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gol de Brooks al Hodgkin

El jugador del Bournemouth superó el linfoma tras siete meses de tratamiento y lo comunicó el día del ascenso a la Premier de su club

David Brooks con la camiseta de la selección de Gales durante la disputa de la Eurocopa 2020. | | INSTAGRAM

Uno de los mayores miedos que se ciernen sobre una persona cuando se le diagnostica una enfermedad de la cual desconoce sus síntomas y reacciones reside precisamente en el desconocimiento de la misma. Ayer, Kirian Rodríguez, mientras comunicaba públicamente que se le había detectado un linfoma de Hodgkin admitía su desconcierto. «Perdonen que no diga más, no soy médico y me entero lo justo y necesario», indicó el mediocentro de la UD. Y entre la oscuridad de entendimiento, una de las mejores medicinas es conocer historias positivas que guarden similitud con la enfermedad.

Uno de los casos recientes que evoluciona satisfactoriamente es el de David Brooks. El jugador del Principado de Gales y en las filas del Bournemouth marcó su gol particular en su partido más importante en la última temporada, cuando el pasado 13 de octubre de 2021 el extremo comunicó públicamente que le habían diagnosticado el linfoma de Hogdkin.

«Me han diagnosticado linfoma de Hodgkin en segunda fase y empezaré un tratamiento para su curación la próxima semana. Pese a que esto ha sido un shock para mí y para mi familia, el pronóstico ha sido positivo y confío en lograr una recuperación completa y en volver a jugar lo más pronto posible», dijo Brooks en octubre a través de sus redes sociales.

El galés se encomendó a siete meses de lucha con el bicho, una dura batalla de superación mientras su equipo parecía ir de la mano a su evolución positiva ganando partidos en la Championship –segunda división inglesa–. De esta forma, tanto Brooks como los cherries –como se le conoce al Bournemouth–, pudieron coincidir el 4 de mayo en una fecha de alegría doble.

La primera y la más importante, porque el atacante comunicó que ya había superado al linfoma. «Estoy muy feliz de anunciar que el tratamiento fue satisfactorio y puedo anunciar que estoy totalmente curado del cáncer», comunicó Brooks.

Este mensaje llegó horas antes de que su equipo jugara uno de los partidos más importantes de la temporada, ante el Nottingham Forest, que solventó por 1-0 con gol de Kieffer Moore en el 83’ y sirvió para que el Bournemouth regresara a la Premier League tras dos años en segunda división.

Doble júbilo para una afición que regresa a la máxima categoría del fútbol inglés y que puede volver a contar con uno de los herederos de Gareth Bale en Gales.

Ahora Brooks, que llegó a dejar entrever su retirada del fútbol en 2021, está de vuelta en la plantilla que dirige Scott Parker y está integrado en la pretemporada del Bournemouth.

Aun así, el entrenador todavía anda con pies de plomos en lo que viene siendo la competición. Es increíble que haya superado lo que ha atravesado y que esté en camino de volver a estar en forma. Pero esto lleva un proceso y no es algo que vayamos a acelerar», comunicó Parker durante el verano.

Kirian ya sabe cual es el camino y tiene en Brooks un espejo.

Compartir el artículo

stats