La fe ciega de Sandro Ramírez que puede romper las cadenas. El culebrón apura el capítulo final. Resolución a la vista. El estilete ‘invisible’ de la SD Huesca –no disputó ningún amistoso en este verano y tampoco se ejercita con el grupo del estratega Ziganda desde el 15 de julio por unas molestias musculares– deshoja la margarita. El verano pasado ya vivió una situación similar y terminó saliendo en calidad de cedido al Getafe CF –el club azulón abonó un millón de euros por el préstamo–.

Marvin Park controla el esférico, en imagen de archivo. | | LP/DLP

El mercado se cierra la noche del próximo miércoles 31 de agosto. El exjugador de la UD Las Palmas, pasó por los filiales, siempre declaró su amor por el escudo de su tierra. Ese sentimiento ha reflotado en las últimas semanas, pero la SD Huesca pide una compensación. Con contrato hasta junio del 2024, prioriza el proyecto de García Pimienta a otras propuestas.

El técnico catalán ya tuvo a Sandro en los filiales del Barça. Lo conoce al milímetro. Más competencia para Marc Cardona, sin descartar el alta de otro pistolero en estas tres semanas y media frenéticas. El delantero grancanario no quiere jugar más en el Huesca, como ha reiterado a su entorno, y suspira por ser uno de los escuderos de Viera, Moleiro o Vitolo.

Azotes desde la prensa

Desde las publicaciones oscenses que siguen la actualidad del equipo aragonés, ya se cuestiona el compromiso de Sandro con la causa futbolística de Ziganda, a solo una semana del arranque de la competición ante el Levante en el Ciudad de Valencia (viernes 12 de agosto, a las 20.00 horas).

‘Lo es porque sus ausencias del trabajo diario del grupo, una manera de declararse en rebeldía y presionar para cumplir su deseo de abandonar la entidad, se han convertido en habituales y ya no sorprenden’, relatan desde El Heraldo. La posición de la UD es la del silencio sepulcral ante el terremoto. «No hablamos de jugadores con contrato», detalló el presidente Miguel Ángel Ramírez en su última comparecencia pública.

«Quiero jugar antes de los 30 años en la UD», dijo en 2018 Sandro Ramírez a este medio cuando militaba en la Real. Tiene 27 años. En esta ventana de verano, parece la indicada para su besar su vuelta.

Ausente en Galicia

La situación de Marvin Park, extremo y lateral diestro del Madrid Castilla de Raúl González de la Primera RFEF, guarda ciertos paralelismos con la de Sandro Ramírez. Este activo de la factoría de blanca, con contrato hasta junio de 2024, también desea vestir de amarillo. Ha rechazado militar en el CD Mirandés. Ayer, el Madrid Castilla se impuso al Deportivo en la tanda de penaltis en Viveiro, tras concluir el pulso (0-0).

Rubén Díez, ex del Tenerife, debutó con los deportivistas. Cabe recordar que Marvin Park tampoco gozó de minutos ante el CD Lugo en el amistoso del 3 de agosto. El 29 de julio, en el Municipal de Chapín ante el Xerez, sí participó en la fase final del amistoso.

Explosivo y vertical. Una bomba de relojería. Marvin Park encaja en la propuesta de Pimienta. Un fútbol a mil por hora. El Real Madrid exige un traspaso a la UD, pero desde el club amarillo confían en alcanzar un acuerdo por una cesión. Los sueños del velocista Marvin son de color amarillo.