Una rotonda en Siete Palmas para Sandro Ramírez. En la historia reciente de la UD Las Palmas, hay pocos precedentes de una conducta irreductible al desánimo. La fe del pistolero indomable que fue escudero de Messi. El compromiso traducido en rebeldía.La llama del corazón amarillo y que encara, ahora sí, el desenlace final. 

El punta grancanario de 27 años ha puesto todo de su parte para cerrar de forma exitosa su aterrizaje como jugador en propiedad en el vestuario de García Pimienta. Es el héroe de un culebrón de mil entregas. A falta de unos flecos para cerrar la operación de forma exitosa, desde el entorno del atacante de la SD Huesca, con contrato hasta junio de 2023, reconocen que han quemado todas sus naves. Ha sido un proceso lento y costoso -desde el pasado junio- que le han generado inconvenientes en El Alcoraz. «Sandro ya no puede hacer más», realzan desde su círculo más íntimo. 

Sandro, junto a Neymar y Messi.

Es el delantero solicitado por García Pimienta y vestirá de amarillo las próximas cuatro temporadas. No desea volver a defender el escudo oscense. Un final de pesadilla le ha hecho perder la fe. Pero la intervención del presidente Miguel Ángel Ramírez ha vuelto a resultar definitiva.Así como el aliento de la case de Viera. 

Sandro celebra un tanto con el Huesca en El Alcoraz. AFP7 vía Europa Press

Alejado de los bolos de la pretemporada del bloque de Ziganda y al margen del grupo salvo las últimas fechas, la intención del exjugador del Barcelona, Real Sociedad, Valladolid, Málaga, Everton y Getafe CF es recibir la carta de libertad. La formación aragonesa reclama una compensación, más allá de la liberación salarial del atacante -cuyo sueldo ronda el millón por temporada-. Las próximas horas son decisivas para cristalizar un fichaje de Primera División. Con 157 duelos en la máxima categoría, el deseo de jugar en su tierra ha sido el elemento fundamental para desatascar una operación repleta de minas. La celebración de un ascenso en Siete Palmas justifica los sacrificios. 

La intención de la entidad grancanaria, paciente y atenta al desarrollo de los acontecimientos, es brindarle a Sandro un contrato acorde a su nivel y sería el segundo mejor pagado tras Viera. 

Otro pistolero 

La contratación de Sandro Ramírez, pendiente de los flecos que exige el Huesca como compensación, no será el último movimiento de una UD en plena fase de reconstrucción. Con la operación salida atascada, llegará otro mimbre de corte ofensivo. «Los sacaremos», valoran desde las oficinas del club isleño en relación a Ale Díez, Óscar Pinchi y Erick Ferigra.

Lo que se ha conseguido es la rebaja salarial con renovación de Álvaro Lemos. Navas y Kirian no tiene licencia federativa, cuando restan dos semanas para el cierre del mercado de fichajes. Cabe reseñar que el techo salarial de la UD asciende a once millones. Un jardín con Viera y Sandro de reyes.