Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pimienta crea una UD versátil

El técnico amplía los registros del equipo, capaz de ganar también sin la posesión del balón | Las porterías a cero, la efectividad y la respuesta de los jugadores, claves del buen inicio

Pimienta crea una UD versátil | | JUAN CASTRO

La UD parece invencible. De momento no ha perdido –un empate y dos victorias–, lo que ya corrobora la afirmación, pero, sobre todo, da la sensación de ser infranqueable, lo cual es un argumento mucho más poderoso. De alguna manera, Las Palmas se ha convertido en un equipo muy difícil de ganar. En Liga, sin contar con las dos derrotas frente al CD Tenerife en un formato distinto como el playoff, suma ya 11 partidos consecutivos sin caer, ocho del curso pasado y tres del presente. El equipo es –ya lo era– un bloque que funciona más allá de las piezas con las que cuente. Y Xavi García Pimienta es su arquitecto.

Un diseñador, además, versátil, porque si bien hasta hace unos meses el cuadro amarillo apenas tenía un registro sobre el que cimentar las victorias, la entrada del nuevo campeonato ha demostrado que tiene varias caras, todas ellas con éxito posible. La posesión del balón porque sí ya no es la máxima; ahora también vale esperar al rival y golpearlo al contraataque a toda velocidad.

Así sucedió el pasado lunes en el duelo frente al FC Andorra, que se marchó de Siete Palmas con un 66% de posesión y un 2-0 en contra. Traducido a la UD, con únicamente un 34%, algo insólito en un equipo de García Pimienta, venció y convenció, porque pese a vivir sin la pelota la mayor parte del tiempo, apenas sufrió salvo en dos acciones aisladas en la primera parte.

Siete días antes, en Málaga, Las Palmas sí tuvo más el balón que su rival y también ganó, en aquella ocasión por goleada (0-4). En la jornada inaugural, ante el Zaragoza, sufrió más ante un equipo que se le cerró más. Por ahí pasa el nuevo reto de la UD de García Pimienta después de haber conseguido ser un equipo fiable también sin el cuero. Pero también hay otros logros que los amarillos parecen haber obtenido por lo visto al menos en el arranque.

Sin Jonathan Viera

Por ejemplo, que es capaz de ganar sin Jonathan Viera, algo que ya hizo la temporada anterior cuando el capitán estuvo fuera durante un mes por lesión, todavía con Pepe Mel en el banquillo. Sin embargo, con el técnico catalán al mando había sido siempre el faro que alumbraba todo el juego de la UD. Nunca se había perdido un partido hasta el de La Rosaleda, y Las Palmas, con un estilo más directo, fue letal.

A ello contribuyó el buen hacer de Alberto Moleiro, sacado de la banda para jugar por el centro, con libertad de movimientos, lo que mejoró sus prestaciones. En los dos últimos partidos fue, sencillamente, imparable: suma ya tres asistencias. Pero no sólo el tinerfeño. Jugadores como Álex Suárez y Óscar Clemente han aparecido en el equipo titular y no han desentonado. Coco, Curbelo y Sidnei se han repartido los minutos y también han funcionado. Todos parecen mejores porque la idea está clara. Una labor de entrenador.

La UD ha avanzado igualmente en su efectividad de cara a portería, seguramente beneficiado por los mayores espacios que ha encontrado en los duelos frente al Málaga y el Andorra. La apuesta de García Pimienta por Marc Cardona, al que trajo él, de momento es ganadora, porque si bien falló varios goles claros en la pretemporada y no mojó en el estreno liguero, tres goles en dos partidos, con doblete en el último, dan crédito tanto al jugador como al técnico. Seis goles a favor en tres jornada, a una media de dos por duelo, y con Sandro sin debutar.

Detrás, la UD no ha recibido un sólo tanto y tal circunstancia supone otro progreso, porque la fragilidad defensiva fue el mayor lastre del equipo en las campañas anteriores. Al buen registro no sólo ha contribuido Valles –enorme– con sus paradas, sino también el sistema defensivo, que no admite despistes porque la apuesta de presionar arriba y alejar la línea del área propia es arriesgada.

Así, García Pimienta ha creado una UD más versátil que permite al equipo no ser tan predecible. De momento le vale para ser segundo en la clasificación, algo testimonial a estas alturas del curso, pero pinta bien. Las sensaciones son mejores de las previstas, sobre todo porque pocos imaginaban un equipo con tantos registros.

Compartir el artículo

stats